Viernes, 20 Octubre, 2017

            

Tres detenidos como presuntos autores de al menos 12 robos en cortijos de La Peza

Forzaban las puertas o las ventanas de la vivienda que iban a asaltar con una palanqueta

La Guardia Civil ha recuperado en un olivar del paraje de Malajara de La Peza numerosos objetos | Autor: Gabinete
E.P


image_print

La Guardia Civil ha detenido a tres individuos de nacionalidad rumana, de entre 22 y 33 años, con numerosos antecedentes policiales, como presuntos autores de al menos 12 robos con fuerza en las cosas perpetrados en cortijos del término municipal de La Peza (Granada).

Los agentes han recuperado en un olivar del paraje de Malajara de La Peza numerosos objetos que los detenidos habían robado en estos cortijos. Los presuntos responsables los habían ido amontonando y los habían ocultado bajo mantas y ramas de olivo a la espera de llevárselos todos con seguridad, ha informado el Instituto Armado en una nota.

Tras asegurarse de que no había nadie, los detenidos asaltaban las viviendas encapuchados y con guantes para no dejar huellas. Forzaban las puertas o las ventanas de la vivienda que iban a asaltar con una palanqueta y se apoderaban de cualquier objeto de valor que hubiera dentro, desde maquinaria, a bicicletas, pasando por electrodomésticos, muebles, menaje de hogar, televisiones, etcétera.

Estos objetos los ocultaban luego bajo mantas y ramas, y se dirigían a otro cortijo o vivienda deshabitada en la que volvían a robar. Durante una misma noche estos individuos han sido capaces de robar doce cortijos.

La detención se produjo sobre las 4,45 horas de este martes, después de que el propietario de un cortijo del paraje Malajara llamara a la Guardia Civil denunciando que había visto a varios individuos encapuchados haciendo ruido en el cortijo vecino y que sospechaba que pudieran estar robando.

La Guardia Civil envió a las patrullas de Diezma y de Benalúa a la zona y los agentes consiguieron interceptar el vehículo en el que viajaban los detenidos, y descubrieron los pasamontañas y los gorros con los que ocultaban su rostro; una palanqueta y una linterna.

Posteriormente la Guardia Civil averiguó que varios cortijos de la zona habían sido violentados y habían robado en su interior. Y por último, ya de día, los agentes descubrieron el lugar donde habían ocultado todo lo que habían robado en estos cortijos.

Ahora se investiga la posible implicación de los detenidos en los robos sufridos en Prado Negro el pasado día 16 de febrero, y que generaron una gran alarma social entre los vecinos de esta pedanía de Huétor Santillán.

Los agentes sospechan que los detenidos pudieran ser los responsables de estos últimos robos por su ‘modus operandi’ y por los vestigios que encontraron en las inspecciones oculares realizadas en las viviendas asaltadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *