La tortilla del Sacromonte no es algo para todos los públicos, “pero forma parte de nuestra cultura gastronómica, de nuestro patrimonio”, han dicho tres de nuestros mejores chef. Antonio Torres, Diego Morales y Francisco Bracero prepararán en el curso de cocina organizado por la concejalía de Turismo y por la Diputación en la escuela Hurtado de Mendoza los días 19 y 20 de noviembre la famosa tortilla, que incluye criadillas y sesos. “Hay gente a la que le dará un poco de pudor comer vísceras, pero ahora se preparan cocidos y fritos, más limpio. Además, recuerdo que de chico mi madre me daba sesadas y he crecido fuerte como un roble”, ha comentado Bracero, que durante tres décadas trabajó en la cocina del hotel Alhambra Palace.

" />
Miércoles, 18 enero, 2017

Tres de los mejores chef de Granada darán un curso de cocina en la escuela Hurtado de Mendoza



image_print

La tortilla del Sacromonte no es algo para todos los públicos, “pero forma parte de nuestra cultura gastronómica, de nuestro patrimonio”, han dicho tres de nuestros mejores chef. Antonio Torres, Diego Morales y Francisco Bracero prepararán en el curso de cocina organizado por la concejalía de Turismo y por la Diputación en la escuela Hurtado de Mendoza los días 19 y 20 de noviembre la famosa tortilla, que incluye criadillas y sesos. “Hay gente a la que le dará un poco de pudor comer vísceras, pero ahora se preparan cocidos y fritos, más limpio. Además, recuerdo que de chico mi madre me daba sesadas y he crecido fuerte como un roble”, ha comentado Bracero, que durante tres décadas trabajó en la cocina del hotel Alhambra Palace.

El objeto de “Granada también para el paladar”, curso de cocina que une a Ayuntamiento y Diputación, es poner en valor la gastronomía granadina, que “a pesar de la impresión que tengamos los granadinos de ella es un verdadero reclamo turístico”, ha afirmado Sandra García, delegada de Turismo de la Diputación. Y es que una de las notas más altas a juicio de los visitantes es para la cocina de la provincia, que recibe un 7,4 sobre 10, según ha explicado García.

“Es vital que no se pierdan las recetas tradicionales, nuestro patrimonio”
, ha sostenido Antonio Torres, cuya dilatada trayectoria ha desempeñado en el restaurante Chikito y que ahora está jubilado. Por ello “ante un proyecto como éste, que se base en que perduren nuestros platos típicos, siempre tendrán mi colaboración y la de mis colegas”, ha añadido. Torres se ha retirado, a medias. El pasado domingo hubo reunión familiar, los fogones eran cosa suya. El plato: dorada a la barbacoa. “Le quite todas las raspas y le añadí ajos fritos y una salsa. ¡Para 16 personas!”.  

Torres también ha defendido la gastronomía granadina más allá de las fronteras nacionales. “Recuerdo -ha comentado- que fuimos mi equipo y yo a una reunión culinaria y Lóndres y ¿qué preparé?, cocido, gazpacho, una tapa de pimientos del piquillo y una copa de anís. A la mujer del embajador casi se le saltan las lágrimas de la comilona, de lo que echaba de menos estos guisos”.

Platos de Otoño

Lo especial de estos dos días de curso, donde habrá demostración, “que no degustación para que ésto no se colapse”, es que los platos estarán hechos casi en su totalidad por productos de temporada y de la provincia. “En otras zonas no tienen aguacates o chirimoyas como aquí”, se ha felicitado Pablo Amate, crítico gastronómico y uno de los impulsores de “Granada también para el paladar”.

Los tres maestros han elogiado la iniciativa, y se han mostrado encantados de poder poner a disposición de los jóvenes “el caudal de experiencia que atesoran”, y que los próximos cocineros granadinos tengan en cuenta las recetas tradicionales cuando se incorporen al mercado laboral, “y que no pierdan la perspectiva con la nueva cocina, que está muy bien, pero las recetas clásicas también”, ha sentenciado Diego Morales, ex jefe de cocina de Las Tinajas, entre otros emblemáticos restaurantes de la capital.   

“Los McDonald utilizan buenos productos”

A Francisco Bracero le ha tocado comer en bastantes ocasiones en el local de comida rápida McDonald, y a pesar de los prejuicios, “se come bien, los ingredientes no son de mala calidad, porque si los utilizaran perderían prestigio y clientela. Ha explicado. El ex chef del Alhambra Palace entiende que la gente eche mano de los “fast food”, pero “hago un llamamiento para que cuando haya tiempo, en fines de semana por ejemplo, inviertan unas horas en cocinar, que el estómago y el paladar lo agradecen. Por último, ha lanzado un consejo: “para aprender a cocinar no se puede ir con prisas. Hay que echarle un par de horas o tres. Mo secreto no es otro, hacer las cosas con paciencia y con cariño”.

Curso de cocina (gratuito):

19 y 20 de noviembre de 17.00 a 20.00 horas aproximadamente. En la escuela Hurtado de Mendoza, junto al centro comercial Carrefour de la carretera de Armilla.

Información y reservas:
www.granadatur.com
Oficinas@granadatur.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *