Jueves, 14 Diciembre, 2017

            

Tres de cada cuatro españoles apoya la jornada intensiva y piden a los jefes un cambio de mentalidad, según un estudio

El 59% de los entrevistados afirma que el jefe es el último en irse de la oficina, lo que, como especifican, prolonga sus horas de permanencia en el puesto trabajo

Un trabajador en su puesto de trabajo | Autor: E.P
E.P


image_print

Tres de cada cuatro trabajadores españoles apoya la implantación de la jornada intensiva que, entre otras dificultades, aún debe sortear el cambio de mentalidad de los jefes para poder llevarse a cabo, según se desprende de la encuesta ‘Horarios Españoles’, realizada por el portal Let’s Beer! a 2.330 personas durante el mes de marzo.

Así, aunque un 78,3% de los ciudadanos cree que sería más feliz si contara con este horario, los encuestados consideran que tanto jefes como empleados deben afrontar un cambio de mentalidad para la implantación de este tipo de jornada y lamentan que “las ganas” que tiene el jefe de irse a casa siguen marcando el fin de la jornada laboral.

En este sentido, el 59% de los entrevistados afirma que el jefe es el último en irse de la oficina, lo que, como especifican, prolonga sus horas de permanencia en el puesto trabajo con el fin de dar la impresión de que está implicado con la empresa.

El estudio también constata “la difícil combinación” entre las extensas jornadas laborales y cualquier otra actividad que tenga que realizarse en ese horario. Así, la encuesta revela que uno de cada tres españoles (32,6%) confiesa haber utilizado una excusa falsa para salir antes del trabajo. De ellos, más de la mitad (52,4%) han utilizado la cita con el médico como excusa falsa.

Por sexos, dos de cada cuatro mujeres asegura no poder conciliar frente a uno de cada cuatro hombres, mientras que por regiones, los madrileños son los más preocupados por tener vida más allá del trabajo, frente a valencianos y vascos.

En cualquier caso, la mayoría de los encuestados (el 77,6%) cree que los españoles disfrutan más de la vida que en el resto de Europa, a pesar de salir más tarde del trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *