Sábado, 23 Septiembre, 2017

            

Tres asesinatos en tres meses atemorizan la zona Norte de Granada

El joven de 22 años fallecido ayer se une a José Manuel y Sara, las otras dos víctimas de homicidio en esta zona de la capital

Imagen tras el tiroteo de ayer en la barriada de La Paz, lugar de los hechos | Foto: Román Callejón
Daniel Sánchez-Garrido @Danisgr


image_print

Ayer la barriada de La Paz, situada en la zona Norte de Granada, volvió a ser escenario de tragedia y sangre. Un hombre marroquí, que cumplía 22 años hoy, fallecía tras un tiroteo en la calle Fray Juan Sánchez Cotán, alcanzado por alguno de los disparos. El hermano del fallecido, de 24 años, también fue víctima de estos y se teme por su vida debido a su delicado estado de salud. Permanece intubado en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital del PTS. Hubo un tercer herido, pero de menor gravedad, por un disparo en el pie.

Las primeras hipótesis con las que trabaja la Policía Nacional para el esclarecimiento de la muerte de este hombre se vinculan a un posible ajuste de cuentas que no estaría relacionado en principio con los dos homicidios que han tenido lugar en los últimos meses en el barrio.

Este suceso se produce dos semanas después del asesinato de un hombre de 28 años (los hechos se dieron el 22 de febrero) en el barrio de la Cartuja, en la calle Soto de Rojas, también por un disparo. El asesino cometió el delito desde una furgoneta y se dio a la fuga. Los vecinos no se lo podían creer. Uno de los suyos, un joven sin antencedentes penales o policiales, había sido asesinado sin mediar palabra, presuntamente por una discusión que tuvo anteriormente con su asesino, que era familiar suyo.

Colocaron velas y flores en el lugar donde ocurrieron los hechos junto a una pancarta en la que pedían justicia para el joven, José Manuel M., y en la que se leía “todos contigo”. Esta semana, el lunes, comenzaba con los vecinos de La Paz manifestándose por su muerte. Granada Digital habló con el presidente de la asociación de vecinos de La Paz y reconocía el miedo de la gente y el mal ambiente que había en el barrio. Los familiares y amigos del fallecido el pasado mes de febrero esperan aún a que se consiga la detención del autor del asesinato, que sigue escondido en paradero desconocido.

Tras el fatídico hecho ardieron varios coches en la Cartuja, la zona de los hechos, síntoma evidente de la intranquilidad que se vivía en el barrio.

Estas dos muertes han costernado a esta zona de Granada y han recordado a otra fallecida recientemente. Se trata de Sara, la joven, de 34 años, que falleció el pasado 29 de noviembre en el barrio de Almanjáyar, después de que ingresara en un centro hospitalario herida de gravedad en el abdomen tras recibir un balazo en el dormitorio de su casa. Los hechos ocurrieron sobre las 21,40 horas en la calle Alcalá la Real. Al principio se apuntó que los hechos se produjeron cuando la víctima sacaba la basura, pero días después se confirmó que se trataba de un caso de violencia de género y fue la propia pareja quién bajó a la mujer a la calle con ayuda de otro amigo en común. Ambos fueron detenidos por el crimen.

La zona Norte asiste en vilo a esta crónica despiadada de homicidios que han puesto el foco en su barrio y su gente, la cual sigue esperando justicia y más presencia policial por la zona, con el objetivo de que la calma regrese a sus calles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *