Domingo, 26 Marzo, 2017

Treinta presuntos milicianos muertos en bombardeos del Ejército paquistaní

El ataque es el cuarto que ejecuta el Ejército en las zonas tribales de Waziristán del Norte y del Sur desde el 20 de febrero

E.P.


image_print

El balance de presuntos milicianos muertos en los bombardeos ejecutados por aviones del Ejército paquistaní en la madrugada del jueves en la región de Waziristán del Norte ha ascendido a 30, según fuentes de seguridad.

“El balance ha ascendido a 30”, han indicado estas fuentes en declaraciones concecidas a la cadena de televisión paquistaní Geo TV. El primer balance facilitado cifró en 27 el número de fallecidos.

El ataque es el cuarto que ejecuta el Ejército en las zonas tribales de Waziristán del Norte y del Sur desde el 20 de febrero, poco después de la suspensión de las conversaciones entre el Gobierno y el grupo insurgente Tehrik-i-Taliban Pakistan (TTP), conocido como los talibán paquistaníes.

La semana pasada, al menos 35 milicianos, entre ellos tres extranjeros y varios comandantes locales, murieron en varios bombardeos llevados a cabo por la aviación paquistaní en esta misma región, ubicada en el noroeste de Pakistán.

Dichos bombardeos tuvieron lugar apenas horas después de que el grupo insurgente Tehrik-i-Taliban Pakistan (TTP), conocidos como los talibán paquistaníes, expusiera cuáles son sus condiciones para la imposición de un alto el fuego. Entre otras demandas, solicitaron al Gobierno que ponga fin a las operaciones contra la insurgencia.

El portavoz del grupo, Shahidulá Shahid, aseguró desde un lugar no revelado que antes de la declaración de tregua el Gobierno debe poner fin de forma “inmediata” a los ataques, así como a los “arrestos” y “muertes” de insurgentes en “falsos encuentros con la Policía”.

“El Gobierno ha matado a más de 60 talibán desde el inicio de las conversaciones de paz, en Karachi y en el resto de Pakistán, en el marco de una operación secreta”, denunció Shahid, que defendió que las muertes de soldados son sólo una “respuesta” a las operaciones militares.

Poco antes, el comité gubernamental paquistaní creado para celebrar conversaciones de paz con el grupo insurgente había sostenido que el proceso no puede avanzar si la formación no pone en marcha un alto el fuego.

El proceso de negociación se ha retomado casi cuatro meses después de que el anterior intento fracasara pocas horas antes de empezar a consecuencia de la muerte del líder del TTP, Hakimulá Mehsud, a causa de un bombardeo estadounidense.

En respuesta, el primer ministro de Pakistán, Nawaz Sharif, condenó el ataque y acusó a Washington por intentar sabotear las conversaciones de paz.

Como antecedente, el TTP anunció en mayo de 2013 la suspensión de todo tipo de contacto con el Gobierno y rechazó la oferta de diálogo formulada por Sharif tras la muerte del ‘número dos’ del grupo, Wali-ur-Rehman, también a causa de un ataque de un avión no tripulado estadounidense.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *