Jueves, 21 Septiembre, 2017

            

Trece empresas agrupadas en cinco ofertas pujan por el concurso para la explotación del Metro de Granada

De acuerdo a los pliegos, la sociedad que preste dicho servicio podrá incorporar directamente hasta un 10 por ciento de dicha plantilla al objeto de cubrir los puestos claves

Metro de Granada
E.P.


image_print

El consejero de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía, Felipe López, ha informado este viernes de que su departamento ha recibido un total de cinco ofertas integradas por 13 empresas para pujar por el concurso del servicio de operación del Metropolitano de Granada, que permitirá su puesta en servicio comercial mediante la gestión directa de la Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía.

Este contrato, cuyo presupuesto base de licitación asciende a 33,56 millones de euros para una vigencia máxima seis años, incluidas prórrogas, establecía el 19 de mayo como fecha límite para la recepción de las ofertas.

La relación de las ofertas recibidas ha quedado conformada por la Unión Temporal de Empresas (UTE) Avanza Metro de Granada, integrada por las empresas Avanza Tren, Transportes Urbanos de Zaragoza y Corporación Española del Transporte; la UTE Operadora Metro de Granada, constituida por Transportes Rober, Tranvías Metropolitanos de Granada y Metropolitano de Tenerife; una tercera propuesta del operador Globalvía; una UTE formada por Tibus, filial de ALSA, CAF y GPO Ingeniería de Sistemas, y, finalmente, una quinta propuesta presentada por la UTE integrada por Transportes Ciutat Comtal (TCC), Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) y Ayesa.

El consejero de Fomento y Vivienda ha destacado que, de acuerdo a la relación de ofertas recibidas, “el concurso ha atraído a las empresas y operadores más importantes del sector de la explotación de sistemas ferroviarios y metropolitanos de España, poniendo así de relieve el interés suscitado por la convocatoria y por la explotación del metro ligero de Granada ante las expectativas de demanda de viajeros”

Felipe López ha resaltado también el alto grado de concurrencia registrada, más aún en un concurso de la dimensión técnica y económica de la explotación del Metropolitano de Granada, que implica, además, el cumplimiento de unos parámetros elevados de fiabilidad, calidad y regularidad en la prestación del futuro servicio que deberán cumplir el operador adjudicatario, de acuerdo con los pliegos de condiciones.

CONCURRENCIA Y TRANSPARENCIA

El titular de Fomento y Vivienda ha recalcado también que esta alta concurrencia pone en valor el procedimiento de una licitación pública que se está caracterizando por su transparencia y publicidad, ya que se han abierto las instalaciones del metro de Granada a las empresas interesadas en el concurso, que acudieron previamente a una reunión técnica para la explicación de los pliegos de condiciones, y de la que surgió, a través de la plataforma de contratación, un cauce telemático para atender a las consultas de los operadores y empresas, que ha arrojado más de 146 preguntas respondidas por los técnicos de la Agencia de Obra Pública.

El coste anual del contrato de operación asciende a unos 4,88 millones de euros anuales, si bien también se determina una cobertura económica previa para la fase de pre-explotación, periodo en el que el adjudicatario deberá constituir la estructura de la sociedad operadora, organizar la misma y, a continuación, proceder al proceso de selección y formación del personal, que se irá incorporando también a las pruebas dinámicas y pruebas en blanco (simulación de marcha comercial sin pasajeros).

La previsión es que el concurso del servicio de operación, una vez evaluadas las ofertas técnica y económicas, pueda adjudicarse en el transcurso el verano, momento en el que el contratista iniciaría sus actividades, entre las que destacan el proceso de selección y formación del personal de la explotación, fundamentalmente conductores de trenes, supervisores comerciales, interventores y operadores del puesto de control central, principalmente, y que sumará una plantilla total de 112 trabajadores. Incluyendo las actividades de mantenimiento, seguridad y vigilancia o limpieza, objeto de otras licitaciones públicas y contratos, la explotación del Metropolitano de Granada generara alrededor de 200 empleos.

La Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía, como entidad que gestionará y controlará el Metro de Granada, supervisará y validará todo el proceso de selección de personal para la prestación de este servicio de transporte público, que la empresa adjudicataria del contrato de operación deberá formular estrictamente bajo los criterios de publicidad, concurrencia, mérito y capacidad.

De acuerdo a los pliegos, la sociedad que preste dicho servicio podrá incorporar directamente hasta un 10 por ciento de dicha plantilla al objeto de cubrir los puestos claves, como director de operación, coordinador de mantenimiento y jefes de operaciones, que precisarán de una contrastada experiencia y trayectoria en otras explotaciones ferroviarias. La incorporación inmediata de estos profesionales permitirá aportar conocimiento a la explotación y trabajar desde un primer momento en las pruebas dinámicas que ya se desarrollan, e instruir al resto del personal durante la fase de formación, que se solapará con las pruebas en blanco.

Junto a la selección, formación y contratación del personal, así como de la incorporación a las pruebas dinámicas, el operador, deberá colaborar con la Agencia de Obra Pública en la coordinación óptima de la operación con las actividades de mantenimiento, así como en todo el proceso previo a la puesta en marcha, como la recepción de todos los sistemas y el material móvil para su integración en las pruebas dinámicas, definición final del plan de explotación, y supervisión de la calidad y seguridad de todos los procedimientos y reglamentos (de circulación, viajeros, etc..).

El metro de Granada, cuya obra e instalaciones se encuentran ya en su tramo final, discurrirá por los municipios de Albolote, Maracena, Granada y Armilla, y tendrá un recorrido total de 15,9 kilómetros (el 83% en superficie), con 26 estaciones y paradas. La población servida (residentes a menos de 500 metros de una estación) será de 133.636 personas, con una demanda que oscilará entre los 11 millones de viajeros en su primer año completo de explotación comercial y los 13 millones de usuarios del tercer ejercicio.

La flota de trenes ligeros está compuesta por 15 unidades, ya fabricadas, con las que actualmente se desarrollan las pruebas dinámicas en la mitad del trazado (entre Albolote y La Caleta), ensayos que en septiembre se extenderán ya al conjunto de la traza, es decir, hasta Armilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *