Viernes, 20 Octubre, 2017

            

Trastorno Bipolar: la enfermedad del alma

Granabip es una agrupación granadina de personas y familiares afectadas por Trastorno Bipolar, surgida en 2008, con el propósito de ayudar facilitando información, asesoramiento y pautas de actuación para enfrentarse a esta enfermedad



image_print

En un local de la calle Chile, en el popular barrio del Zaidín, se encuentra la sede de Granabip, una asociación que atiende tanto a afectados por Trastorno Bipolar, como a sus familiares, y además, quiere concienciar a la sociedad de esta patología, que a veces, puede pasar desapercibida. María del Sol Casas, a la que todo el mundo conoce como Cuca, es la presidenta de Granabip. El alma mater de este proyecto que surgió en el año 2008, y que actualmente cuenta con 320 asociados en Granada. “Estoy segura de que hay muchos más afectados, pero todavía no han llegado a conocernos, y esa es una de las cosas en las que estamos trabajando”, ha explicado mientras prepara nuevas actividades para los asociados.

El Trastorno Bipolar, tal y como explica Cuca es “una enfermedad cerebral, en la que se produce una alteración de los mecanismos bioquímicos que regulan las emociones y el humor“. Las personas que padecen esta patología notan cambios en su energía y estado de ánimo. “Tienen fases de bajada de ánimo y otras eufóricas, y quiero matizar especialmente, que no se trata de una imperfección del carácter o la personalidad, así como de ninguna debilidad”.

El diagnóstico psiquiátrico describe un trastorno del estado de ánimo caracterizado por la presencia de uno o más episodios con niveles anormalmente elevados de energía, cognición y del estado de ánimo. Clínicamente se refleja en estados de manía, o en casos más leves, hipomanía junto con episodios alternantes de depresión, de tal manera  el afectado suele oscilar entre la alegría y la tristeza de una manera mucho más extrema que las personas que no padecen esta patología.

bipolar2“Es una enfermedad con una base biológica que sufren muchas personas en nuestro país y en el mundo entero. Según la Organización Mundial de la Salud, el 4,5% de la población mundial padece trastorno bipolar, y una de cada cuatro personas habrá padecido  o padecerá una enfermedad mental”, ha explicado Cuca, que también asegura que con un tratamiento farmacológico adecuado y las terapias psicológicas existentes se puede conseguir una estabilización y prevención de recaídas.

En este trastorno se alternan: manías y depresiones. Las manías se caracterizan por falta de sueño, euforia, irritabilidad, discurso rápido y aumento de la desinhibición, así como la toma de decisiones incoherentes. “La intensidad de los síntomas puede ser tal que el paciente se salga de la realidad con delirios de naturaleza mística, y es difícil que él sea capaz de ser consciente de esa situación, pero su entorno si debe serlo”, comenta la presidenta de Granabip. La depresión, en cambo, es un estado de postración, abatimiento, “de sentirse en un pozo, y no saber salir de él, donde casi siempre hay intentos de suicidio. Algo que un 10% de los pacientes consiguen“.

Normalmente, el trastorno bipolar surge en la adolescencia. “Pero últimamente estamos conociendo casos de personas que han llegado aquí y tienen más de 65 años cuando han tenido ese primer brote. Aunque lo que más me impresionó fue el caso de un niño con 5 años, pero repito”, dice Cuca, “lo habitual es que se de en la adolescencia”. Ahora los diagnósticos son más certeros, “antes se tardaban una media de 12 años en determinar qué tipo de enfermedad padecía el paciente, y eso les llevaba a perder su vida en interminables consultas que no les aportaban soluciones”.

En Granabip lo más importante, y por lo que se comienza, es un curso de psicoeducación donde un psiquiatra y un psicólogo les enseñan a los pacientes qué es un trastorno bipolar, a conocerlo y atajarlo. “Si cuando se tienen los primeros síntomas se acude al psiquiatra de referencia, y se regulariza la medicación logrando una estabilización, en unos 7 días se puede atajar la crisis”, asegura Cuca, que además hace hincapié ne la importancia de las asociaciones, y de su labor en la concienciación de sus asociados para que acudan a los centros y aprendan que estos pasos les pueden salvar la vida”.

Con las terapias, mediación y medicación los pacientes consiguen llevar una vida muy normalizada, tanto desde el punto de vista social y familiar, con pequeños altibajos sin problemas. “El problema aparece cuando hay adiciones de por medio“, reconoce la presidenta de Granabip, “las adiciones complican las cosas. Y no es cuestión de ser moralistas, sino que el tratamiento en este caso es incompatible, y además, se provoca un deterioro cognitivo importante, que agudiza las crisis y las hace más frecuentes”. Si el tratamiento se continúa de una forma adecuada los pacientes se encuentran mejor, y se emponderan ellos mismos, “no se sienten aplastados por la enfermedad”.

ETIOLOGÍA

No hay una causa única para el trastorno bipolar, sino el acuerdo científico es que son muchos factores que actúan en conjunto y producen la enfermedad. Debido a que el trastorno bipolar tiende a prevalecer en las familias, los investigadores han tratado de buscar un gen específico que se transfiera por generaciones y el cual pueda incrementar las posibilidades de una persona de desarrollar la enfermedad. Con ello, la búsqueda mediante investigación de genes sugiere que el trastorno bipolar, como otras enfermedades mentales, no ocurre debido a un sólo gen.

bip

Cuca Casas, presidenta de Granabip, con dos voluntarias de la UGR

Los factores psicológicos también desempeñan un importante papel en la psicopatología del trastorno, así como en los factores psicoterapéuticos, cuyo objetivo es el alivio de los síntomas centrales, el reconocimiento de los desencadenantes de episodios, el reconocimiento de los síntomas prodrómicos antes de una recurrencia declarada y la práctica de los factores que conducen a la continuidad en la remisión. Las modernas psicoterapias basadas en la evidencia diseñadas específicamente para el trastorno bipolar, usadas en combinación con los tratamientos farmacológicos estándar aumentan el tiempo en que el individuo está bien significativamente más que con el uso exclusivo de medicación. Estas psicoterapias son la Terapia interpersonal y de ritmo social para el trastorno bipolar, la terapia familiar dirigida al trastorno bipolar, la psicoeducación, la terapia cognitiva para el trastorno bipolar y la detección prodrómica. Sin embargo, aún no se ha podido desarrollar un modelo cognitivo exhaustivo y general del trastorno bipolar.

Se han relacionado anormalidades en la función cerebral a los sentimientos de ansiedad y una menor tolerancia al estrés. Cuando encaran un acontecimiento vital negativo de importancia, provocándoles éste un gran estrés, como un fracaso en un campo importante de sus actividades, podrían sufrir su primer episodio de depresión mayor. Por el contrario, cuando un individuo obtiene un gran logro podría experimentar su primer episodio maníaco o hipomaníaco. Los individuos con trastorno bipolar tienden a experimentar desencadenantes de episodio que suelen estar relacionados con acontecimientos interpersonales o relacionados con logros personales. Ejemplos de sucesos vitales interpersonales serían el enamoramiento o por el contrario la muerte de un amigo íntimo. Entre los sucesos vitales relacionados con logros están la aceptación dentro de una élite o por el contrario, un despido. Un nacimiento también puede desencadenar una psicosis postparto en las mujeres bipolares.

“Esta enfermedad es una gran desconocida a día de hoy, es la enfermedad del alma, de las emociones. No duele nada, simplemente el alma”, concluye Cuca, que sigue trabajando con las voluntarias de la Universidad de Granada que cada día acuden para atender a los asociados de Granabip, y orientarles para llevar una vida mejor.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Hola creo k mi esposo sufre de este desorden pero lo peor del caso k no quiere atenderse como puedo ayudarlo auxilio estoy desesperada ojalá puedan ayudarme grac

  2. Hola a mi marido le acaban de diagnosticar la enfermedad, lleva desde mavidad con hipomanía y desde mayo con una gran mania y estamos desesperados, necesitamos ayuda