Domingo, 22 enero, 2017

Trabajadores de Rober comienzan esta semana la negociación de la parte económica y social del nuevo convenio

El objetivo de la empresa es "cuadrar" los números con el Ayuntamiento para que desembolse lo que corresponde con esta nueva actividad y, a partir de ahí, contar con datos concretos para iniciar las negociaciones

Transportes Rober


image_print

Los trabajadores de Transportes Rober, concesionaria del servicio de autobuses urbanos en Granada capital, y la patronal prevén comenzar esta semana las negociaciones del convenio del sector en materia económica y social tras “el paréntesis” que se ha producido ante la aplicación del nuevo Plan de Movilidad y las modificaciones que se están aplicando en el mismo.

El presidente del comité de empresa, Francisco Javier Barranco (CCOO), ha señalado a Europa Press que la primera reunión para abordar este asunto estaba prevista hace unos días, pero tuvo que aplazarse hasta finales de esta semana porque la empresa y el Ayuntamiento aún están cerrando el plan de explotación, dado que se han incorporado nuevas líneas al sistema de transporte y se ha registrado un aumento de los kilómetros a recorrer.

El objetivo de la empresa es “cuadrar” los números con el Ayuntamiento para que desembolse lo que corresponde con esta nueva actividad y, a partir de ahí, contar con datos concretos para iniciar las negociaciones.

El convenio del sector, que inicialmente tenía vigencia hasta el 31 de diciembre de 2014, fue prorrogado hasta mayo del próximo año ante los “retrasos” que se estaban produciendo en la aplicación del Plan de Movilidad y sus modificaciones.

No obstante, desde el comité de empresa han reclamado a la empresa “celeridad en las negociaciones” a fin de que se cierre un acuerdo lo antes posible, de modo que se pueda evitar un conflicto laboral.

Ya en su momento Transportes Rober planteó una rebaja de la masa salarial del 7 por ciento que “pactó con el Ayuntamiento” y, que se traduce en 1,2 millones de euros menos. Los trabajadores ven “inasumible” esa medida y se niegan a “recortar más un salario que les tienen congelado desde 2011”.

La plantilla hizo una contraoferta a la dirección de Rober antes del verano en la que se apuesta por medidas que mantengan el salario y el empleo, aunque la empresa no se ha vuelto a pronunciar sobre este asunto, que se abordará de nuevo en las negociaciones que arrancarán previsiblemente este viernes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *