Lunes, 21 Agosto, 2017

            

Trabajadores de residencia de discapacitados de Loja no descartan movilizaciones tras siete meses sin cobrar

La mayoría de estos trabajadores son cuidadores y cobran unos 900 euros al mes dando asistencia a un total de aproximadamente 70 personas con discapacidad

Foto: A.Matas
E.P


image_print

Los 42 trabajadores de la residencia de discapacitados Sierra de Loja, la mayoría de los cuales lleva siete meses sin cobrar, no descartan movilizaciones si no se plantean soluciones a su situación tras la reunión que tienen prevista esta próxima semana con el Ayuntamiento de Loja (Granada), titular del centro gestionado por la empresa Fundación Docete Omnes.

Así lo han indicado a Europa Press fuentes de la plantilla de la residencia que han detallado que las nóminas se adeudan desde agosto de 2016 si bien a algunos trabajadores también se les deben pagas anteriores, incluidas algunas mensualidades de 2015.

En un principio, el empresario dijo a los trabajadores que “no podía pagar porque la Junta no pagaba” la correspondiente subvención pero posteriormente “admitió” que la administración autonómica había abonado los pagos pero que él “había tenido que invertir el dinero en otro lado”, han indicado estas fuentes.

La mayoría de estos trabajadores son cuidadores y cobran unos 900 euros al mes dando asistencia a un total de aproximadamente 70 personas con discapacidad intelectual en Loja, en la comarca del Poniente granadino, habiendo tenido algunos que dejar su empleo por necesidad económica al no cobrar las cantidades adeudadas.

“Queremos una solución” que “sea legal” y con la “que no perdamos el dinero”, han añadido. Desde UGT se está facilitando a estos trabajadores asesoría jurídica en las negociaciones que tratan de llevar a cabo con administraciones y empresa, según ha explicado a Europa Press el secretario de Enseñanza Privada y Atención a la Discapacidad del sindicato en Granada, Diego López.

“Si la subvención llega, ¿por qué los trabajadores no cobran?”, se ha preguntado Diego López que ha resaltado que, tras siete meses de nóminas impagadas, se ha llegado a “un punto de inflexión”.

López ha exigido, en este sentido, al Ayuntamiento de Loja que “plantee una solución cuanto antes” pues es “el responsable último” de esta situación.

El objetivo principal es “restablecer los derechos de todos los trabajadores” de la residencia que siguen atendiendo a los usuarios “sin ningún problema” porque su atención “es lo primero”, ha concluido el responsable sindical.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *