Miércoles, 26 Julio, 2017

            

Trabajadores de Navantia valoran el contrato con Turquía pero “no va suponer carga de trabajo para los centros”

"Es un contrato importante en cuanto al esfuerzo comercial y al I+D+i, pero no en cuanto a la creación de empleo", aseguran

E.P


image_print

Los trabajadores de los centros de Navantia de la Bahía gaditana han valorando “de forma muy positiva” el contrato con Turquía para construir un buque de desembarco anfibio tipo ‘Juan Carlos I’ “por ser un proyecto importante después de seis años”, pero han asegurado que “no supondrá carga de trabajo para los centros ni para los astilleros”, todo después de que la Subdelegación de Industrias de Defensa (SSM) del Gobierno de Turquía haya seleccionado al equipo formado por Navantia y el astillero turco SEDEF para la construcción de un buque LHD y cuatro lanchas de desembarco LCM para la Marina turca, según ha informado la compañía perteneciente al grupo SEPI.

El presidente del comité intercentros de Navantia y del astillero de San Fernando (Cádiz), José Antonio Oliva, ha explicado a Europa Press que el contrato “tiene una valoración muy positiva”, porque es un contrato “importante, ya que son más de 140 millones de euros para Navantia, y nos hace volver al mundo”. Además, según ha manifestado, “estamos hablando de un país casi europeo, del primer mundo y de un mercado internacional donde había mucho competidor”.

No obstante, Oliva ha explicado que este contrato “tiene una parte oscura”, y es que “no nos deja desarrollarnos como empresas públicas”, a lo que ha añadido que “estamos en una zona donde el trabajo es una joya, y este contrato no va suponer una carga de trabajo para los centros ni tampoco para contratar, solo va suponer empleo de ingeniería”.

Sobre este punto, ha matizado que “va a supone un trabajo mínimo dentro de ese modelo de transferencia tecnológica que están teniendo todos los concursos en los países”. Por ello, “le damos tanta importancia a la segunda fase de los Buques de Acción Marítima (BAM), porque casi todos los concursos son para hacerlos en el país de origen”. Así, “es un contrato importante en cuanto al esfuerzo comercial y al I+D+i, pero no en cuanto a la creación de empleo”, sostiene Oliva.

CONTRATO CON TURQUÍA

En concreto, Navantia proporcionará el diseño, basado en el LHD ‘Juan Carlos I’; la transferencia de tecnología; los equipos y la asistencia técnica a SEDEF para su construcción local. Además, el alcance del suministro de Navantia incluirá una serie de equipos y sistemas, como los motores, la turbina y el Sistema Integrado de Control de Plataforma.

El diseño de Navantia ha sido seleccionado gracias al hecho de ser un diseño ya construido y probado por la Armada española, en el caso del LHD ‘Juan Carlos I’. Otros dos buques similares también han sido construidos por Navantia y entregados a la Marina australiana, el LHD ‘Canberra’ y el LHD ‘Adelaide’.

Según los cálculos estimados por la compañía, este contrato dotará a los astilleros de Fene-Ferrol y San Fernando-Puerto Real de cerca de 800.000 horas de trabajo, así como de 50.000 horas a Navantia Sistemas y de 28.000 horas a la Fábrica de Motores.

Este contrato supone la entrada de Navantia en el mercado turco, donde también está presentando sus fragatas F-100, y la consolidación de la empresa del grupo SEPI como referente en el mercado de LHD.

Finalmente, Oliva ha destacado que este proyecto “dá, después de seis años, un contrato militar importante para la construcción en el extranjero”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *