Lunes, 18 Diciembre, 2017

            

Trabajadores de la Diputación continúan encerrados tras finalizar sin acuerdo la reunión

Los sindicatos indican que los centros sociales dependientes de la institución se encuentran en una situación crítica por una falta de contratación de personal en los puestos estructurales

Imagen del encierro en Diputación | Foto: Archivo
E.P.


image_print

Un grupo de trabajadores de la Diputación de Granada continúan encerrados en la institución provincial tras haber finalizado sin acuerdo la reunión mantenida este martes por el equipo de Gobierno, del PSOE, y los representantes sindicales de CCOO, CSIF y US sobre el mantenimiento y sostenibilidad de los centros sociales de Armilla y Huéscar.

El encierro comenzó este lunes para denunciar el incumplimiento del acuerdo firmado en julio de 2016 por todos los sindicatos que tienen representación en la Diputación con la Corporación Provincial, y la mesa negociadora abierta este martes para abordar el asunto no ha cerrado ningún acuerdo, según ha informado CCOO.

Cabe recordar que los sindicatos han indicado en un comunicado conjunto que “tras casi año y medio de negociación para la aplicación de dicho acuerdo, los centros sociales dependientes de esta Diputación de Granada se encuentran en una situación crítica por una falta de contratación de personal en los puestos estructurales, así como un cambio de las condiciones laborales de los trabajadores” con incumplimiento del “acuerdo/convenio vigente e incluso incumpliendo las ratios mínimas concertadas con la Junta de Andalucía”.

Esta situación, que se está prolongando en el tiempo dando lugar a situaciones de conflicto laboral y está repercutiendo en la calidad asistencial de los usuarios, afecta directamente a la residencia de mayores La Milagrosa, el centro de gravemente afectados Reina Sofía y el centro ocupacional de Armilla así como a la residencia de mayores Rodríguez Penalva de Huéscar, y a un total de entre 450 y 500 trabajadores, han indicado a Europa Press fuentes sindicales que han subrayado que el encierro se prolongará “sine die” hasta que sean escuchados.

El acuerdo firmado debe culminar, según han informado los sindicatos convocantes del encierro, con la reducción de la estructura de jefaturas, la racionalización de la plantilla, el cambio radical del modelo de gestión, y la provisión de la plantilla con personal estable y permanente y con empleos de calidad.

En resumen, los representantes de los trabajadores exigen el cumplimiento del acuerdo firmado por la empresa y todos los sindicatos el 15 de julio de 2016, que se tomen “de forma inmediata” las medidas oportunas para resolver esta situación, y la implicación de los responsables políticos de la Corporación Provincial “para resolver este conflicto”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *