Torres Hurtado y Nieto: ¿Detenidos? ¿Investigados? ¿Colaboradores?

La UDEF, Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal, ha sido el grupo que ha llevado a cabo el registro y la investigación del alcalde de Granada. Fuentes policiales han informado a Granada Digital que aún no se sabe si Torres Hurtado ha acudido a declarar frente a la Policía en calidad de colaborador, de investigado o de detenido porque la investigación se encuentra en secreto de sumario.

Según Carmen de Torres, abogada del departamento penal de HispaColex, “hay que tener en cuenta que hay un secreto sumarial porque el juez ha entendido que es necesario este secreto para la clarificación de los hechos”.

En el momento en el que estamos, Torres Hurtado ya ha comparecido ante la Policía y ha salido en libertad con cargos. El hecho de que haya salido de dependencias policiales no quiere decir que no conste como detenido ya que, como han comentado fuentes de la Policía, “el instructor puede simplemente darle una citación y no mantenerlo en dependencias judiciales porque se trata de una persona sin riesgo de no ser localizada en un futuro”.

Después de haber declarado y de haberse realizado el registro, los grupos de investigación analizarán todos los datos para determinar si hay delito o si no lo hay – en el caso de que aún no haya sido acusada la persona implicada en la trama –. Si finalmente se confirmasen unos presuntos delitos de prevaricación y contra la ordenación del territorio – que serían los que se imputarían en este caso – “los investigados deberían estar acogidos a la presunción de inocencia hasta que el juez dictase una sentencia”, ha descrito Carmen de Torres.

En cuanto al proceso seguido desde que se conoce el caso y se realiza el juicio, hay diferentes vías de actuación dependiendo de en calidad de qué se encuentre quien está siendo investigado, en este caso, el alcalde Torres Hurtado y la concejala Isabel Nieto.

Sin embargo, hay unos puntos comunes en cuanto al procedimiento que sigue la Policía. En primer lugar, se procede al registro, que previamente tiene que haber aceptado un juez, en el que se requisarán las pruebas necesarias para llevar a cabo la investigación. “Dentro de la investigación hay personas a las que se les cita y declaran voluntariamente. Otras son detenidas en el caso de que haya indicios y la Policía los exponga directamente al acusa. Otros son investigados y deben declarar obligatoriamente ante la Policía o ante el juez. Hay muchas opciones, pero todo esto siempre debe hacerse frente un letrado”, según han informado fuentes policiales.

Después de este proceso, si el juez lo cree oportuno, se realizaría un juicio oral y un escrito de calificación con una acusación formal contra esa persona. El juicio, en este caso, no se sabe cuándo se celebrará – en el caso de que finalmente sea necesario – ya que, según ha manifestado la letrada de Torres, “dependiendo de la magnitud de la causa, se tardará más o menos en realizar un juicio”.