Miércoles, 22 Noviembre, 2017

            

Torres Hurtado, sobre el candidato del PP-A: “Estamos dejando sola a Susana Díaz, que está ahí cacareando”

"Si deciden que tengo que seguir, seguiré, y si deciden que llega la hora de la renovación, yo me voy con mis nietos", ha señalado el alcalde.

E.P


image_print

El alcalde de Granada, José Torres Hurtado, ha considerado este miércoles que el PP-A tendría que haber elegido ya su candidato a la Presidencia de la Junta de Andalucía para las próximas elecciones autonómicas, que, en su opinión, debería ser una persona “joven” con “capacidad de lucha”, de las que “hay bastantes en el partido”. “Yo lo hubiera hecho ya, porque estamos dejando a Susana Díaz para que esté ahí cacareando”, ha indicado.

En el transcurso de un desayuno-coloquio organizado por el Grupo Joly en Granada, se ha referido además a la posibilidad de volver a concurrir como candidato a la Alcaldía y ha vuelto a reiterar que “está a disposición de su partido”.

“Si deciden que tengo que seguir, seguiré, y si deciden que llega la hora de la renovación, yo me voy con mis nietos”, ha señalado el alcalde, que acaba de cumplir 67 años y que se presentaría a las municipales tras tres mandatos seguidos. Así, se ha mostrado “encantado” de seguir trabajando por Granada y “dispuesto”. “Pero si mi partido decide quitarme, yo no me voy a enfadar”, ha indicado el regidor, que no cree que las elecciones europeas que se avecinan vayan a influirle.

Por otro lado, se ha referido a su imputación en el llamado caso del ‘Palacio de Hielo’ y ha insistido en que todo se hizo conforme a los informes de los técnicos, criticando que el proceso se haya abierto a consecuencia de una querella presentada por el PSOE, sin toda la documentación al respecto.

Aunque no sabe si le va a afectar o no de cara a los próximos comicios, ha censurado que los socialistas intenten “por la vía judicial” que deje de ser candidato a la Alcaldía, y ha reiterado, como ya hiciera durante su declaración ante el juez el pasado mes de septiembre, que en este caso veló por los intereses de los granadinos y que no se cometió ningún tipo de irregularidad, ni fue una “cacicada” suya.

Asimismo, ha defendido la reforma de la administración local que impulsa el Gobierno de Mariano Rajoy, porque resolverá el asunto de las “competencias impropias”, por las que los ayuntamientos asumen servicios “que nadie les paga”, en ámbitos como el de los asuntos sociales o la educación, por ejemplo, lo que ha generado “problemas de financiación enormes” a los municipios.

Además, se ha quejado de la deuda de 14 millones de euros que mantiene la Junta con el Ayuntamiento (cinco de ellos de deuda tributaria), mientras que la capital está pagando 150.000 euros por las obras del Metro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *