Sábado, 16 Diciembre, 2017

            

Torres Hurtado: “El colmo sería que el metro de Granada nunca se pueda llegar a utilizar”

Los alcaldes populares, con el secretario general granadino Santiago Pérez a la cabeza, han reiterado esta mañana las graves carencias que rodean al metropolitano siete años después de que comenzaran las obras

E.P


image_print

El PP de Granada ha censurado los interrogantes que a su juicio existen en torno al metro, tanto en el plazo de finalización como en su viabilidad económica una vez que sea puesto en funcionamiento, y ha criticado que esta infraestructura, “con un ritmo de obra de 2,3 kilómetros por año para un trazado de 16 kilómetros”, no esté finalizada tras “siete años de obras”.

Así lo han señalado este jueves en una comparecencia pública en el tramo Genil-Parque Tecnológico el secretario general del PP de Granada, Santiago Pérez, el alcalde de la ciudad, José Torres Hurtado, el regidor de Albolote, Pablo García, el portavoz del PP en el Ayuntamiento de Armilla, Antonio Ayllón y el presidente local en Maracena, David Soria, coincidiendo con el inicio de una campaña en las redes sociales con el hashtag ‘7 años sin metro’.

Pérez, también subdelegado del Gobierno, ha hecho hincapié en el perjuicio económico que ha supuesto para los comerciantes, especialmente del Zaidín y del Camino de Ronda, que la ciudad haya estado “abierta en canal” durante tanto tiempo, lo que ha achacado a la “falta de planificación” y también de financiación para los trabajos.

Esto último, según ha detallado, ha provocado que “desde 2011 las obras hayan estado ralentizadas, paradas”, mientras que “a día de hoy no sabemos cuándo se termina, cuándo va a estar en servicio y la financiación sigue en el aire”.

Sobre los recursos económicos para garantizar las obras también se ha pronunciado el alcalde de la ciudad, advirtiendo de que “faltan 45 millones de euros” que “si no vienen” provocará que las empresas “vuelvan a parar otra vez” los trabajos.

Torres Hurtado ha incidido en que cuando Junta y Ayuntamiento firmaron en 2006 el acuerdo de colaboración para ejecutar esta infraestructura se fijó un presupuesto de unos 276 millones de euros y un plazo de ejecución de tres años, aunque ambos asuntos no se han cumplido provocando “un caos en la ciudad”.

Asimismo, ha lamentado que no haya ninguna noticia por parte de la Junta respecto a la firma de la adenda al convenio para adaptarlo a los cambios en el trazado y ha recordado que “queda unos días” para que se cumpla el plazo dado por el Ayuntamiento al Gobierno andaluz para aprobarlo en Consejo de Gobierno, ya que de lo contrario “denunciará el documento”.

“El colmo es venir a decir que el retraso es consecuencia de la variante que ahora se ha hecho por parte de ADIF en la estación”, ha señalado el regidor, quien advierte de que la Junta pidió el permiso para los trabajos del metro al Administrador de Infraestructuras Ferroviarias cuando en el Gobierno estaba el PSOE, siendo el actual Ejecutivo central el que ha hecho “esta concesión”.

No obstante, para el alcalde de Granada el “auténtico desacierto de esta obra” es que los ayuntamientos no cuenten con un estudio de viabilidad económica de la explotación del metro, aludiendo a la posibilidad de que cuando finalice “no haya nadie que pueda” sufragarlo. “Esta obra puede ser el segundo aeropuerto de Ciudad Real”, ha añadido.

MUNICIPIOS

Respecto al Ayuntamiento de Albolote, uno de los municipios por donde discurre el metro, su alcalde, Pablo García, ha mostrado su temor a que la Junta haga recaer en las entidades locales la puesta en marcha del metro después de que “no haya aclarado cómo se va a sufragar el billete”.

“El metro tenía que estar finalizado hace tiempo, pero cobrar –las anualidades correspondientes a los municipios por su participación en la obra– sí lo están haciendo”, ha clamado García.

El portavoz del PP en el Ayuntamiento de Armilla, Antonio Ayllón, ha señalado que en este municipio “tampoco están terminadas las obras”, aunque la Junta diga lo contrario, dado que “faltan multitud de remates”, y ha reclamado que se ejecute la parte del convenio por la que el Gobierno andaluz aún debe “seis millones de euros en mejoras en calles” afectadas por los trabanos y que no se han arreglado.

“Los Ayuntamientos de Maracena y Armilla –gobernados por el PSOE– son cómplices con su silencio de un trazado por el centro urbano que ha estropeado para toda la vida el comercio y de un convenio que no se ejecuta”, ha clamado Ayllón.

Por último, el presidente local del PP en Maracena, David Soria, ha señalado que en este municipio las obras han supuesto la pérdida de más de 50 negocios después de que el plazo de ejecución “se duplicara”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *