Jueves, 23 Noviembre, 2017

            

Toronto limita los poderes del polémico alcalde Rob Ford

Sin embargo, los concejales del ayuntamiento de Toronto no cuentan con el poder suficiente como para despojarle de su cargo

E.P


image_print

El Ayuntamiento de Toronto ha aprobado este viernes, por amplia mayoría, una serie de mociones que limitan los poderes del alcalde de la ciudad, Rob Ford. En concreto, se le prohíbe ocuparse de situaciones de emergencia y se le niega el poder de designar y despedir al teniente de alcalde o a los miembros de su comité ejecutivo.

El alcalde de Toronto lleva semanas en el centro de la polémica por un vídeo en el que aparece fumando crack y por otro más reciente en el que amenaza con matar a una persona. El pasado miércoles, en el debate de una moción en el consistorio, reconoció que había comprado y consumido drogas en los últimos dos años.

Sin embargo, los concejales del ayuntamiento de Toronto no cuentan con el poder suficiente como para despojarle de su cargo. Por ello, y debido a la negativa del propio alcalde a dimitir, Ford continuará sus últimos 11 meses como alcalde con poderes “severamente limitados”, tal y como informa la cadena de televisión CBC.

De esta forma, Ford todavía mantiene la autoridad para declarar una emergencia, pero, en tal caso, el control para atajar la misma pasaría al teniente de alcalde. Además, está prevista una tercera votación para el próximo lunes, en la que se pretende reducir su personal y el presupuesto de la oficina, al nivel del de un concejal regular de la ciudad.

“Los concejales han dado su opinión hoy, pero los contribuyentes tendrán algo que decir el próximo 27 de octubre”, ha dicho a los periodistas el actual alcalde a la salida de la Asamblea, refiriéndose a las elecciones municipales del próximo año.

En este línea, durante el debate de la moción para eliminar los poderes de emergencia, el concejal Doug Ford –hermano del alcalde– ha insistido en que “son los votantes, no los concejales, quienes deben tomar la decisión acerca de la permanencia de Rob Ford al frente de la alcaldía. “Esa no es nuestra decisión, es la decisión del pueblo”, ha apostillado.

PRIMERA MINISTRA DE ONTARIO, SATISFECHA CON LAS MEDIDAS

Por su parte, la primera ministra de la provincia de Ontario, de la que Toronto es capital, Kathleen Wynne, se ha mostrado satisfecha con estas medidas y ha matizado que sólo intervendría si la ciudad dejó de funcionar correctamente. “Viendo las decisiones que se han tomado parece que el Ayuntamiento está decidido a funcionar”, ha sentenciado.

Esta semana el alcalde de Toronto tuvo que volver al pedir disculpas horas después de haber asegurado que “nunca” tendría sexo oral con una de sus antiguas asistentes, Olivia Gondek, porque ya tiene “suficiente” en casa con su mujer, con la que está “felizmente casado”.

“Quiero pedir disculpas por mis gráficas declaraciones de esta mañana”, declaró el regidor, que ha asegurado que está “recibiendo apoyo” de profesionales sanitarios. Las acusaciones sobre sus deseos sexuales con respecto a su antigua asistente están incluidas en los testimonios regidos en la investigación abierta por la Policía de Toronto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *