Martes, 24 enero, 2017

‘Toca y Siente la Semana Santa’ acerca la tradición cofrade a todas las personas

Casi un centenar de personas ciegas, sordas y con discapacidad intelectual participan en tres talleres multisensoriales e inclusivos

Una de las actividades que se han llevado a cabo con este programa | Autor: Gabinete
Gabinete


image_print

Un año más la Guía de la Semana Santa Accesible de Granada es una realidad. Dentro de su programación diversa, accesible e inclusiva, una vez más los talleres multisensoriales bajo el título ‘Toca y siente la Semana Santa’ han sido de las actividades que más público han congregado y mayor repercusión y notoriedad han generado, desde las propias asociaciones de personas con discapacidad participantes, pasando por las Hermandades que han abierto sus templos y casas de hermandad, autoridades locales y de la Fedaración, etc.

Basados precisamente en experiencias táctiles, olfativas, sonoras y compresibles, tutorizadas y dirigidas por cofrades de las propias hermandades con y sin discapacidad y por expertos en la materia, las adaptaciones este año en el ciclo de visitas experienciales han estado enfocadas a tres colectivos principalmente: a personas con discapacidad visual a través de descripciones y material táctil, a personas con discapacidad auditiva a través de Interpretación en Lengua de Signos Española (ILSE) y de Bucle Magnético portátil, y a personas con discapacidad intelectual y cognitiva a través de la adaptación de los contenidos y Lectura Fácil.

De esta manera, casi un centenar de personas ciegas, sordas y con discapacidad intelectual han participado en los tres talleres multisensoriales e inclusivos que ha organizado La Ciudad Accesible junto al Ayuntamiento de Granada y la Real Federación de Hermandades y Cofradías de Semana Santa de la Ciudad de Granada, que reeditan un año más de esta manera este innovador y pionero programa experiencial y cofrade donde hacen confluir tradición, inclusión y accesibilidad.

Es un ciclo de actividades pioneras que ponen de manifiesto la necesidad de innovar a nivel cultural y religioso introduciendo la variable “accesible y de igualdad de oportunidades”. Fernando Egea, Concejal de Familia, Bienestar Social, Igualdad, Educación y Juventud del Ayuntamiento de Granada y uno de los precursores de esta actividad junto a Antonio Tejada de La Ciudad Accesible, destaca “las caras de felicidad de los chavales con discapacidad intelectual al meterse bajo el paso del Cristo de San Agustín, echar incienso o ponerse un capirote. También queda ya en el recuerdo y en la historia de Granada las personas ciegas tocando el recién estrenado paso de la Virgen de los Remedios de la Hermandad de los Estudiantes. Y el golpe del ‘llamador’ de la Virgen de la Estrella para que las personas sordas sintieran las vibraciones, también fue algo único y muy especial”.

Antonio Tejada, el activista granadino con discapacidad fundador de La Ciudad Accesible, una de las entidades responsables de ‘Toca y siente la Semana Santa’, afirma que cada día está más cerca convertir a Granada y provincia en el territorio más accesible e inclusivo del mundo, generando para ello modelos que garanticen la igualdad de oportunidades y sean transferibles a otras zonas. “Hace dos años y medio lanzamos esta declaración de intenciones y no nos tomaron en cuenta porque pusimos un plazo de diez años. Estamos demostrando que nuestro objetivo es serio, posible y alcanzable, y no vamos a desfallecer hasta conseguirlo. Para tener una Granada accesible no quedaba más remedio que tener una Semana Santa accesible. Y esto ya tenemos”.

Jesús Muros, presidente de la Federación de Cofradías, se siente también satisfecho de contribuir a la creación de una Granada accesible que tenga en cuenta a todas las personas y a la vez, “fomentar y promover la Semana Santa entre colectivos de discapacitados para que también participen como el resto de la población”.

Personas ciegas y con discapacidad visual

La primera visita guiada y audiodescrita tuvo lugar en la Iglesia San Justo y Pastor en la Plaza de la Universidad con la Hermandad de los Estudiantes. Participaron afiliados de la ONCE de Granada y también colaboró la Asociación Kaleidoscope Access para el Fomento de la Cultura Inclusiva. En palabras de Gala Rodríguez y Olalla Luque, Doctoras en Traducción e Interpretación por la Universidad de Granada y expertas en audiodescripción y adaptación de contenidos y materiales a personas ciegas, “por segundo año consecutivo hemos podido disfrutar de la Semana Santa granadina desde una perspectiva que incluye a todos los ciudadanos y que tiene en cuenta que la cultura y la tradición debe ser igual para todos. Los olores, los sonidos, la textura del terciopelo y del metal, nos ayudan a sentirnos cerca del derecho más primordial: ser iguales, poder disfrutar juntos de Granada. Es una alegría ver cómo la inclusión cada vez es más palpable en la oferta cultural granadina”.

Continúan afirmando las colaboradoras de La Ciudad Accesible y fundadoras de Kaleidoscope Access que “experiencias como la del sábado deberían repetirse mucho más en Granada, porque sirven para darnos cuenta de que la cultura no es solo un derecho, sino una oportunidad para crear una sociedad en la que todos tenemos cabida y en la que todos aportamos para que crezca. Que la Semana Santa, algo tan nuestro, se abra para todos, es muy importante para dar pasos hacia la inclusión de todos en la sociedad actual”.

Personas con discapacidad intelectual y cognitiva

El Lunes Santo la discapacidad intelectual ha sido la protagonista de la Semana Santa Accesible de la Ciudad de Granada con la celebración de otro taller pionero con adaptación de contenidos en Lectura Fácil y más comprensivos en la Casa de Hermandad de San Agustín donde ha participado la Asociación Borderline de Granada y la Asociación de Síndrome de Down de Granada (GranaDown). Se eligió este día al coincidir con el 21 de marzo, Día Mundial del Síndrome Down, sumándose así a la visibilización en la sociedad actual. El taller ha sido impartido por maestros de Educación Especial y han estado muy presentes criterios de accesibilidad cognitiva.

Miguel Gómez, granadino con discapacidad intelectual y colaborador de La Ciudad Accesible, ha manifestado que “la actividad es muy especial ya que los asistentes pueden ponerse en la piel de los cofrades, donde se explican los diferentes objetos que portan los cofrades asi como meterse debajo del paso y sentirse como un costalero más, vestirse de penitente y ver como se organizan los miembros de la cofradía el día que salen en procesión”. “Fue una experiencia realmente maravillosa donde se ha disfrutado y aprendido mucho y permite conocer la Semana Santa de la manera más cercana posible. Espero que esta experiencia tenga continuidad y se extienda a todas las discapacidades”.

Por su parte, Manuel Sastre, gerente de Borderline, destaca que “muchos usuarios son miembros de diferentes cofradías granadinas y durante todo el año comentan y trasmiten a sus compañeros su fervor por estos días. De hecho, su participación en las actividades de nuestra entidad se ven reducidas en estas fechas porque no se pierden nada que tenga que ver con la Semana Santa”. Apostilla además que “la experiencia llevada a cabo ha sido muy enriquecedora ya que les ha permitido, tocar y ver de cerca eso de lo que sus compañeros le cuentan y siempre ven desde lejos. Están tan contentos que hasta me dijeron que les gustaría repetir en otras hermandades”.

Personas sordas y con discapacidad auditiva

La última de las visitas y talleres ha tenido lugar en la Iglesia de San Cristóbal en el Albaicín con la Hermandad de la Estrella y donde personas sordas y con discapacidad auditiva de la Agrupación de Personas Sordas de Granada (Asogra), la Asociación Pro-Derechos de las Personas Sordas (Asprodes) y la Federación Andaluza de Asociaciones de Personas Sordas (FAAS), han podido participar por primera vez en una actividad de Semana Santa accesible y adaptada a su tipología de discapacidad ya que se contó con Intérprete en Lengua de Signos Española (ILSE) y Bucle Magnético Portátil para los usuarios de audífonos o con implante coclear. También ha colaborado en la actividad la Asociación Lapizlázuli para el Fomento de la LSE.

La granadina Fátima López es una persona sorda signante que ha manifestado que ha podido por primera vez en su vida disfrutar de la Semana Santa en igualdad. Ha proseguido declarando que “ha sido una buena experiencia única porque me siento integrada como cualquier ciudadano gracias a la buena información a través del ILSE”. Finalmente ha agradecido a La Ciudad Accesible todo lo que hace por mejorar la accesibilidad en Granada y la inclusión de todas las personas en el día a día.

Estela García, otra de las asistentes al taller inclusivo y madre de una niña con discapacidad auditiva al ser usuaria de doble audífono que este año hace la Primera Comunión, ha dicho que “sin duda alguna, ha sido la mejor experiencia auditiva que ha tenido mi hija en una Semana Santa. Ha entendido toda la explicación y ha descubierto detalles que desconocía hasta ahora. Este tipo de actividades que promueve La Ciudad Accesible nos abre la puerta a integrarnos en una Semana Santa, que hasta ahora no era accesible para nosotros”.

Mireia Pinillos, la hija de Estela que tiene nueve años, estaba eufórica por la sensaciones descubiertas y por poder participar. “Me ha gustado mucho conocer cosas de la Virgen de la Estrella y del Cristo de la Pasión, que no sabía. Y la experiencia me ha gustado mucho, porque sin el bucle magnético, nunca me habría enterado. El poder tocar el ‘llamador’ ha sido muy emocionante, porque han dicho que eso no lo puede hacer cualquiera en un día como hoy que sale la procesión”.

Por último, Carlos Martínez, intérprete de Lengua de Signos, también mostraba su orgullo ya que “que es una fecha para enmarcar, un paso más hacia la plena accesibilidad, en este caso, para el colectivo sordo. Los mismos sordos han manifestado su gratitud por disponer de un intérprete de lengua de signos que ha permitido acercarles a algo casi desconocido para ellos como es la Semana Santa. Los de mayor edad son los que mayor satisfacción y alegría han mostrado por esta oportunidad, declarando el deseo de que se repita el año que viene y los siguientes”. Como intérprete, ha continuado el colaborador de La Ciudad Accesible y fundador de Lapislázuli, “ha sido una grata experiencia, con nervios al principio, durante y final del taller. Lo más importante -es lo que me llevo-, es que el mensaje ha llegado a todos los presentes”. También agradece a La Ciudad Accesible “esta oportunidad por formar ya parte de la historia de la inclusión de las personas con discapacidad en Granada”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *