Martes, 24 enero, 2017

Timidez e inseguridad: los principales detonantes de la fobia social

El 12% de las personas que sufre ansiedad padece este trastorno

Los niños muy dependientes son proclives a sufrir fobia social | Foto: www.subebe.com
Sarai Bausán García |@Sarai_Bausan


image_print

Caminas por la calle un día cualquier. La gente se desplaza a tu alrededor sin rumbo fijo. Una única frase martillea tu cabeza una y otra vez: “¿Por qué todos me miran?”. Empiezas a ponerte nervioso. Necesitas salir de ahí. Debes alejarte de inmediato del tumulto. “¿Por qué salí si sabía que iba a haber tanta gente?”, te reprochas.

Ésta es una situación que cada vez más parte de sociedad vive a diario. Tal y como indica el organismo especializado en Trastornos de Ansiedad CentroIMA, el 12,1% de las personas que sufren algún tipo de ansiedad suelen padecer fobia social.

“La fobia social es el temor a la evaluación negativa por parte de la sociedad. Lo que teme la persona es ser evaluado por su físico, su forma de ser, su personalidad…Tienen miedo a las relaciones interpersonales”, afirma el psicólogo Víctor Rodríguez Aguado.

Como ejemplo para entender esta problemática que para muchos puede parecer alejada, Rodríguez muestra una hipotética situación: “Imagínate que tengo un familiar que cada vez que voy con él por la calle y se me cae algo en vez de decirme ‘cógelo’ me dice ‘¿Es que eres tonto?’. Eso me predispone y acabo adquiriendo el concepto de que soy tonto y poco válido. Entonces, cuando mis padres me dejan en el parque y veo que hay otros niños con los que jugar pienso que si me acerco a ellos se van a dar cuenta de cómo soy. Así que decido no acercarme, con lo que acabo aprendiendo a evitar estas situaciones para no pasar ansiedad”.

Con mecanismos como éste, la persona se termina acostumbrando a apartarse de cualquier situación que le pueda hacer sentir incómoda o desprotegida para no volver a manifestar ese grado de ansiedad. “Cada vez que esa persona está en una situación que le genera miedo, lo que hace es ponerse nervioso y ya no solo le da miedo que le puedan pasar cosas negativas, sino que también le aterra que se note que está nervioso, con lo que empieza a temblar, a sudar, se ruboriza y entonces no quiere estar en ese lugar para que nadie note cómo se siente”, recalca el psicólogo Víctor Rodríguez.

Según destaca Rodríguez Aguado, en este tipo de fobias es difícil hallar las causas que provocan la sensación de ansiedad. A pesar de ello, existen algunos factores que suelen aparecer con mayor prevalencia: las pautas educativas -la forma en la que la familia habla de la sociedad-, circunstancias vividas -sufrir acoso o experimentar situaciones violentas- o los estímulos de las personas cercanas -cómo se comporta en sociedad el entorno-.

“Niños con tres o cuatro años con muchos miedos, muy inseguros y con dificultades de separarse de sus padres tienen más posibilidad de sufrirlo, pero también puede tratarse  de un niño extrovertido con unos padres geniales que le educaron muy bien y que no haya ninguna variable de timidez en su familia y aún así tener fobia social”, declara Víctor Rodríguez.

Pero no se trata de una situación insuperable, sino que este miedo puede atajarse con ayuda. Las pautas que aconseja el psicólogo son enfrentarse a las situaciones que generan ansiedad, cambiar los pensamientos negativos que se tiene sobre sí mismo y sobre el resto de las personas y desarrollar habilidades sociales para poder tener un contacto social pleno.  Así, con esfuerzo y paciencia, ese terror a encontrarse rodeado de supuestas “amenazas” se disipará hasta quedarse en el mero recuerdo.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Muchas gracias por tratar el tema de la fobia social. Es un problema que se conoce y entiende muy poco y si se detecta y coge pronto se puede mejorar mucho o superarlo del todo por eso es muy importante artículos como éste.
    Yo tengo fobia social y actualmente trato de dar un paso hacia adelante y luchar por medio de AMTAES una Asociación de Ayuda !Mutua de fobia social y Trastornos de Ansiedad a la que pertenezco que fomenta las salidas reales en grupos GAM en muchas provincias y/o comunidades de España, Teniendo en cuenta que los fóbicos sociales tendemos a aislarnos considero que es todo un logro el exponrse y por ello una forma de superación y ayuda más que se basa en el apoyo mutuo
    Por si a alguno le sirviera les dejo su página web
    Amtaes-asociacion.com