Domingo, 22 Octubre, 2017

            

Thiévy vuelve con el gol de su parte

El atacante congoleño anotó los dos tantos de su selección en el compromiso amistoso ante Benín.

Thiévy encarando a unos defensas en un momento del Granada-Villarreal de esta temporada.


image_print

Thiévy Bifouma, el gran culebrón del verano en el Granada CF, regresa a la disciplina nazarí tras viajar con su selección por motivo de compromisos internacionales. Se convirtió en una incógnita su participación con República del Congo. Nadie acertaba a decir cuál fue el resultado o si el jugador rojiblanco fue parte del equipo elegido.

Pues sí ¡Y de qué manera! Thiévy fue la gran estrella de su selección y del partido. Autor de los dos goles de República del Congo (el partido terminó 2-1 a favor de los congoleños) confirmó su figura de líder de dicho combinado nacional. Ahora toca volver a la rutina, al día a día, donde aún tiene mucho que demostrar del porqué de su fichaje y de la confianza que, tanto directiva como cuerpo técnico, han depositado en él. Llegó entre polémicas y habladurías, más o menos ciertas, su fichaje no era indiferente. Un jugador contradictorio, una de esas eternas promesas, con ilusión y recelo. Optimismo e inseguridad.

Su comienzo no ha sido el idóneo. Un fichaje excesivamente tardío provocó que comenzara la temporada mucho más tarde que sus compañeros, y su consecuencia inmediata, que necesitara un par de semanas más para atajar los conceptos que Sandoval pretende innovar en su Granada CF. A pesar de ello, su debut no se hizo esperar. En la segunda jornada, jugaba sus primeros minutos como rojiblanco horizontal, saliendo desde el banquillo en Getafe. Ni fú ni fá.

Era pronto para juzgar aún, pero tras siete jornadas disputadas sí se puede hacer un primer diagnóstico de lo que ha significado su aportación. Aunque no ha contado como titular para Sandoval, ha sido de las primeras opciones para refrescar al equipo, en vistas a su irregular juego de los últimos partidos. El congoleño se ha visto superado por Success o Édgar a la hora de salir en el once, además del delantero por excelencia de Sandoval, el marroquí El-Arabi.

Thiévy mostró su mejor versión en Los Cármenes, en la derrota ante el Villarreal. Salió en la segunda parte, y reactivó a sus compañeros con velocidad y desborde por banda. Fue el autor de la jugada que acabó en el gol de Fran Rico, que ponía el 1-2 en el marcador. Un gol que no serviría mas que para maquillar el electrónica que terminó apuntando un 1-3.

El Granada CF y todos los rojiblancos esperan deseosos al mejor Thiévy. Al que es figura en su selección, se la echa a su espalda y se convierte en la figura de los partidos. Vuelve enganchado al gol, esa adrenalina que sólo los grandes delanteros conocen, y que tanto se echa de menos por Los Cármenes. La calidad ya la tiene, unido a la explosividad que le acompaña siempre, desde el césped hasta la peluquería. No suelen hablar bien en los clubes de los combinados nacionales y los parones internacionales, ya que suelen traer lesiones y cansancio. Sin embargo, este alto en el camino puede ser el carburante perfecto para que el delantero congoleño incluya esa confianza que tiene en su selección al Granada CF, y por supuesto dé el frescor necesario al deprimido ataque granadinista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *