Domingo, 22 enero, 2017

TG7, dos meses de claroscuros que se llevan por delante a su directora de informativos

El grupo municipal de Ciudadanos, cuyos votos han propiciado un gobierno en minoría del PP, aseguró ayer que la televisión pública y su gestión son "una línea roja" | Todos los partidos de la oposición han pedido transparencia al equipo de gobierno 'popular' así como la puesta en marcha de una comisión de investigación que aclare las supuestas irregularidades dentro del medio

Cristina García, exdirectora de informativos de TG7


image_print

Dos meses y medio. Es el tiempo en el que se ha ido macerando una de las polémicas del verano en Granada, las presuntas irregularidades en la televisión pública TG7, unos claroscuros que ayer se llevaban por delante a la directora de los informativos, Cristina García; la periodista, que durante todo este tiempo ha estado en el centro de la polémica por supuestas presiones y malos tratos a algunos profesionales del medio, pasará ahora a llevar tareas de comunicación para el complejo administrativo de Los Mondragones, al ser funcionaria interna del Ayuntamiento de Granada. En el aire quedan las denuncias de contrataciones ‘fantasma’, de facturas de hoteles a cargo de la televisión y los despidos de diferentes trabajadores que habían hecho pública esta supuesta situación dentro de la televisión municipal.

Este cambio en la dirección de los informativos se encuadra, además, con las críticas y peticiones de transparencia de todas las fuerzas políticas de la oposición en el Ayuntamiento de Granada, incluido Ciudadanos. Precisamente era la formación que lidera en Granada Luis Salvador, la que ayer exigía al PP “cambios inmediatos en la dirección de la televisión y en su actual responsable político, el concejal Juan Antonio Fuentes”; poco ha tardado el equipo de gobierno del PP en dar satisfacción a este requisito, “una línea roja para Ciudadanos”, aunque todavía no ha trascendido si a la salida de la directora de informativos le seguirá el cambio de responsable institucional. En este sentido, Salvador recordaba ayer “la pésima situación que atraviesa desde hace unos meses TG7”, a la par que valoraba la “urgente necesidad” de que vuelva a recuperar la credibilidad.

De cualquier manera, el portavoz de Ciudadanos ya ha señalado que, “aunque se produzca tanto el cese de la directora como la sustitución del responsable político, el gobierno local deberá asumir todas las denuncias con las que ya cuenta TG7”, denuncias por los citados despidos improcedentes, trabajadores ‘fantasma’ y sospechas en la manipulación política del medio por parte del PP.

tg7UNA SITUACIÓN COMPLICADA

De todas estas supuestas irregularidades se han hecho eco durante estos pasados meses desde el PSOE, IU y Vamos, Granada, formaciones que han exigido en reiteradas ocasiones que una comisión de investigación ponga en claro la situación real de la televisión pública granadina; desde que el pasado 24 de junio varios trabajadores denunciaran “la situación de manipulación y presiones laborales” que parte de los trabajadores ha venido sufriendo durante años. Así lo explicaba Isidro Prieto, el trabajador de TG7 que fue despedido a los pocos días de dar a conocer el caso y que, dos meses después, ha ganado las elecciones sindicales que no se pudieron celebrar en su día y por las que que saltó a la luz las presuntas irregularidades de la televisión municipal. 

Así, entre las denuncias de Prieto se encontraba la situación de “purga en la plantilla para contratar a personas afines al PP”, una tesis con la que coincidía Paco Puentedura, portavoz de IU, quien habló de “caza de brujas para hacer una limpieza ideológica”. En respuesta a estas acusaciones, el responsable político de la televisión, el concejal de Personal Juan Antonio Fuentes, aseguraba que los despidos se debían a la menor carga de trabajo durante los meses de verano, a la par que negaba cualquier irregularidad dentro de TG7.

También en materia de contratación y personal ha venido siendo muy crítico el PSOE, que ya el pasado julio exigía conocer bajo qué tipo de contratos estaban trabajando los empleados de la televisión; precisamente este pasado martes, el portavoz socialista, Paco Cuenca, pedía la puesta en marcha de una auditoria en materia de personal, “porque como llevamos denunciando mucho tiempo, esta política de personal al servicio del PP es algo generalizado en las empresas públicas”.

Y es que otra de las polémicas que ha rodeado a TG7 tiene que ver con los llamados trabajadores ‘fantasma’, personas que cobraban de la televisión pública sin ejercer ningún puesto real en el medio. Era esta una denuncia de la que se hacía eco el portal Público.es y Andaluces Diario, dos medios que afirmaron que la jefa de prensa de la campaña electoral del alcalde José Torres Hurtado, estuvo contratada a través de la televisión municipal; es decir, presuntamente se pagó con dinero público un servicio privado al PP, una situación que IU asegura que llevará a la fiscalía.  

Por su parte, otro sector de los trabajadores de TG7 hicieron llegar a los medios un comunicado en el que aseguraban que no existen ni humillaciones ni vejaciones en al televisión pública.

La penúltima controversia en torno a la televisión municipal aparecía publicada esta misma semana en Andaluces Diario, medio que afirma que la directora de informativos, que fue jefa de prensa para los ‘populares’ en las elecciones de 2011, habría cobrado su salario a través de EMUCESA, la empresa recientemente privatizada por el PP que gestiona el cementerio municipal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *