Viernes, 26 Mayo, 2017

Teresa Romero supera el ébola

La enfermera ha pasado con éxito la segunda prueba y se confirma que su cuerpo ya no contiene el virus

Exteriores del hospital Carlos III de Madrid


image_print

La última prueba PCR del virus del ébola que se ha realizado a la auxiliar de enfermería Teresa Romero ha vuelto a dar negativo y se considera que la paciente está curada desde el punto de vista de haber superado la infección, según los criterios que marca la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Se trata del cuarto test negativo consecutivo en el caso de Teresa Romero y con ello, según los criterios de la OMS, se da por superada la enfermedad, aunque seguirá ingresada en el centro hospitalario para que la recuperación de los efectos que ha tenido la infección para su salud.

Así lo han indicado en la rueda de prensa donde han comparecido los facultativos de la Unidad de Medicina Tropical del Hospital La Paz-Carlos III Marta Arsuaga, Marta Mora y Fernando de la Calle, junto al jefe de la Unidad de Enfermedades Infecciosas-Medicina Tropical, José Ramón Arribas, para informar sobre el estado de salud de Teresa Romero.

Pese a que la infección están controlada, Arribas ha indicado que se debe tener “precaución” sobre la salud de Teresa Romero porque “no está en su estado previo” al contagio y una infección grave como el ébola produce daños cuya recuperación “lleva tiempo”.

Preguntados por qué secuelas puede tener la paciente, los médicos han señalando que “va mandando la evolución clínica” y cómo se va comportando con el paso de los días. Por eso, han explicado que van a seguir con la “vigilancia y el estudio”, “para ir controlando y poniendo tratamiento si hiciera falta”.

No obstante, el facultativo ha aclarado que un paciente de ébola se puede recuperar completamente y que la enfermedad no tiene por qué dejar secuelas. Además, la paciente no requiere ya en su estado medidas de seguridad y protección que marcan los criterios de la OMS (podría ser derivada a planta), aunque pudieran aplicarse atendiendo a “otras consideraciones”.

Según adelantaba la portavoz de la familia, Teresa Romero, si la prueba era negativa, Teresa podría pasar a planta mañana, aunque los médicos no han querido desvelar si permanecerá en la sexta planta, donde ha estado aislada ahora, o pasará a la quinta, donde hay otros pacientes en observación.

“ENORME FORTALEZA FÍSICA Y MENTAL”

Arribas ha añadido que la paciente ha demostrado una “enorme fortaleza física y mental” para superar la patología y que se le ha dado tratamiento de soporte y también sueros antivirales. En este sentido, el equipo médico no puede afirmar si los nuevos medicamentos “añaden eficacia” en el virus pero ha recalcado que aportarán su experiencia al resto de equipos médicos que tratan casos de ébola.

Por su parte, Mora ha explicado que pese al alto índice de mortalidad del virus, sobre todo en pacientes en África, la paciente ha logrado curarse y ello es un motivo de satisfacción.

Mientras, tanto Arribas como Mora han asegurado que los equipos de protección que usan los facultativos para evitar riesgos de contagio están “por encima de las recomendaciones” de la Organización Mundial de la Salud.

En este sentido, la facultativa ha dicho que el traje de protección genera disconfort y algunas dificultades en la atención del paciente y para su retirada, “pero en ningún momento pudiera dar sensación de falta de seguridad”.

Los facultativos han manifestado que no pueden aportar información sobre las circunstancias del contagio de Teresa (en referencia a si se pudo tocar con un guante) ni sobre si se le ha aportado suero antiviral de la religiosa Paciencia.

Mientras, Arsuaga ha añadido que tanto para la paciente como para los facultativos han sido “días duros” y que el objetivo ahora del equipo médico es que Teresa Romero vuelva a su estado de salud normal. Al respecto, Mora ha asegurado que están “contentísimos” por la evolución de Romero.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *