Miércoles, 18 Octubre, 2017

            

Tailandia estudia mantener el estado de emergencia hasta que acaben las protestas

"Las protestas continuarán al menos de momento porque Suthep no ha logrado su objetivo pero yo no creo que pueda alcanzar su meta, por lo que los manifestantes esperan algún tipo de intervención de organizaciones independientes", ha indicado Chalerm, en declaraciones a la prensa.

E.P


image_print

El ministro de Asuntos Exteriores de Tailandia, Surapong Tovichakchaikul, ha asegurado este martes que el Gobierno podría mantener la declaración de estado de emergencia en Bangkok y las provincias aledañas hasta que mejor la situación de seguridad con el fin de las manifestaciones contra el Ejecutivo que lidera la primera ministra, Yingluck Shinawatra.

Las manifestaciones contra el Gobierno cumplen en marzo su quinto mes, tras haber comenzado por la decisión del Ejecutivo de promover una ley que hubiera permitido el regreso a Tailandia del exprimer ministro Thaksin Shinawatra, hermano de la primera ministra que fue derrocado como jefe del Gobierno por un golpe de Estado en 2006 y condenado posteriormente en rebeldía por cargos de corrupción.

“Si Suthep (Thaugsuban, el líder de los manifestantes) continúa con sus protestas y hay más incidentes violentos, incluidos el lanzamiento de granadas, los tiroteos y los actos de violencia de provocadores, la ley de emergencia tendrá que mantenerse hasta que la situación mejore”, ha afirmado Surapong, en declaraciones a la prensa.

Las manifestaciones contra el Gobierno están liderada por el exviceprimer ministro Suthep Thaugsuban, que formó parte del Gobierno que lideró el Partido Democrático, que es ahora la principal formación opositora.

“Esperaremos a las fuerzas de seguridad, el Ejército y el Gobierno para que decidan antes de que expire el estado de emergencia el 22 de marzo”, ha asegurado Surapong. El Gobierno decidió imponer el estado de emergencia durante 60 días el pasado 21 de enero para evitar que un aumento de la violencias por las protestas antigubernamentales impidiera la celebración de las elecciones parlamentarias del 2 de febrero, unos comicios que no pudieron celebrarse en todas las ciudades del país por el boicot de la oposición.

El ministro de Trabajo, Chalerm Yoobumrung, que es el encargado de coordinar la imposición del estado de emergencia, ha explicado que no es probable que las protestas terminen pronto y que los manifestantes cuentan con que los tribunales de justicia pongan fin al Gobierno que lidera Yingluck.

“Las protestas continuarán al menos de momento porque Suthep no ha logrado su objetivo pero yo no creo que pueda alcanzar su meta, por lo que los manifestantes esperan algún tipo de intervención de organizaciones independientes”, ha indicado Chalerm, en declaraciones a la prensa.

La primera ministra tailandesa, Yingluck Shinawatra, afronta momentos difíciles al frente del Ejecutivo, toda vez que está inmersa en una investigación por supuesta corrupción por el sistema gubernamental de compra de arroz, cuyos impagos han llevado a los agricultores a manifestarse en las calles de Bangkok en contra de Yingluck.

Yingluck tiene hasta el 14 de marzo para defenderse de las acusaciones ante la Comisión Nacional Anticorrupción. El organismo decidirá entonces si continúa con la investigación y, en caso de hacerlo, si debe dimitir como jefa del Gobierno.

Durante la vigencia del estado de emergencia, están prohibidas las reuniones de más de cinco personas y las fuerzas de seguridad tienen derecho a detener a sospechosos durante 30 días sin presentar cargos, aunque los tribunales han limitado las competencias del Gobierno para dispersar las manifestaciones contra el Ejecutivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *