Miércoles, 19 Septiembre, 2018

            

Sverrir Ingi Ingason, una de las joyas que emigró de ‘La Masía islandesa’

El jugador islandés llega para darle fuerza y solidez a la defensa nazarí. Se formó en el Breidablik, uno de los clubes más grandes de Islandia en los últimos años, con un modelo de formación similar al Barça

Lombán conversa con Ingason en el entrenamiento de ayer, miércoles | Foto: Pepe Villoslada / GCF
Daniel Sánchez-Garrido @Danisgr


image_print

Sverrir Ingi Ingason ya ha entrenado con los que, si no ocurre nada raro, serán sus nuevos compañeros próximamente. Y es que el islandés, a falta de hacerse oficial y rematar el ‘papeleo’, se convertirá en uno de los fichajes menos conocidos que han llegado al Granada en los últimos años. Sólo los mejores expertos en fútbol internacional, concretamente en la liga belga ya que procede del KSC Lokeren, sabrán decir cuáles son las virtudes que han traído a este espigado defensa central al Granada CF.

Lo que sí podemos afirmar es que se trata de un defensa rudo, con un físico imponente -mide 188 cm-, que va bien de cabeza y no se achica ante sus rivales. Un guerrero del fútbol. De todas formas, con el balón en los pies, y en casi todos los aspectos, es precipitado valorarle. Luchará por un puesto en el once con Lombán, Saunier, Vezo y Gastón Silva. Los dos primeros son los teóricos titulares a los que tendrá que ganarle la batalla cuando se confirme su llegada.

Sus números en el Lokeren, su club de procedencia, son aceptables. Llegó a este equipo en la temporada 2014-2015, en el mercado de invierno, participando en seis partidos de la liga regular y otros seis en los playoffs para clasificarse para Europa League, los cuales terminaron ganando y del que fue parte clave el islandés. También jugó dos partidos de la Copa Entscheidungsspiele Jupiler Pro.

Ingason se hizo indiscutible en el Lokeren casi desde que llegó, procedente del Viking FK noruego por 700.000 euros. La temporada pasada jugó un total de 33 partidos entre todas las competiciones, anotando un gol y dando dos asistencias. En el actual curso llevaba 23 partidos entre todas las competiciones.

Antes del LokerenIngason despuntó en el Breidablik, de la liga islandesa. Con tan solo 18 años ya era uno más de la primera plantilla de este club. En el 2014, emprendió su camino rumbo a Noruega, en el Viking FK, donde estuvo una temporada, jugando 34 partidos entre todas las competiciones y anotando cuatro goles.

A pesar de que Ingason tiene tan solo 23 años -cumplirá los 24 en agosto-, ya tiene a sus espaldas un currículum lleno de experiencias, pasando por tres países y ligas diferentes. Además, Ingason también es internacional con la selección de fútbol nacional de Islandia. Cuenta con ocho internacionalidades y dos goles. De hecho, formó parte de la selección de fútbol de Islandia que asombró al mundo entero en la última Eurocopa de 2016, celebrada en Francia. Aquellos ‘vikingos’ que conquistaron a todos con sus bailes llenos de orgullo, amor propio, motivación y fuerza.

UNA JOYA DE ‘LA MASÍA ISLANDESA’

Islandia es un país con algo más de 300 mil habitantes, pero con una de las culturas más avanzadas de toda Europa. Desde su sistema educativo, basado en la disciplina y el respeto, hasta la gran capacidad de trabajo que se inculca desde tempranas edades, según aseguran un sinfín de análisis e investigaciones, y como lo demuestra que casi un 100% de la población esté alfabetizada

En Islandia aparece un concepto de club que nada tiene que ver con el modelo de negocio que impera en Europa. En Islandia no existen los equipos profesionales como tal, sino lo que llaman ‘grassroot’, asociaciones de voluntarios que han convertido el fútbol en una forma de crecimiento, educación y formación.

Ingason nació y se formó con estos valores. El nuevo jugador del Granada CF creció en la academia del Breidablik, uno de los clubes que más ha crecido en los últimos tiempos, disputando competiciones europeas, y que cuenta con el mejor sistema de desarrollo de menores. El Club está ubicado a las afueras de Reykjavik.

El Breidablik cuenta con un modelo de fútbol similar al del FC Barcelona, La Masía. De allí han salido futbolistas islandeses que también juegan en buenos equipos europeos como Jóhann Berg Gudmundsson, extremo que ahora juega en el Burnley de la Premier League, Alfred Finnbogason, actual delantero del Augsburg de la Bundesliga y exjugador de la Real Sociedad (que casualmente también pasó por el Lokeren) o la gran estrella de Islandia, Gylfi Sigurdsson, centrocampista del Swansea de la Premier League. Son algunos ejemplos del crecimiento futbolístico de Islandia, y es que actualmente, este país presume de poseer más de 60 futbolistas en ligas europeas.

Ingason es uno de los últimos jugadores que decidieron emigrar al fútbol europeo. Tras su paso por Noruega y Bélgica, le ha llegado la hora de aterrizar en la mejor liga del mundo, donde apuntalará la línea defensiva del penúltimo clasificado de la Primera División, el Granada. No suena demasiado apetecible, pero está claro que Ingason no tiene miedo a la situación. La permanencia es el objetivo, y conseguirla sería una auténtica proeza. El momento en el que llega al Granada no es nada fácil, y a pesar de todo, Ingason ya ha aceptado el reto.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.