Jueves, 23 Marzo, 2017

Susana Díaz pide reformar la Constitución sin tocar la “igualdad y unidad de España”

Susana Díaz ha reivindicado la transformación vivida por Andalucía en las últimas décadas, aunque ha reconocido que hay "carencias", como "el drama del desempleo", ante lo que ha pedido "poner todos los recursos para que haya empleo"

Foto: E.P
E.P


image_print

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha reivindicado este domingo el “impulso de igualdad” que Andalucía dio el 28-F para “abrir irrevocablemente la puerta” a la autonomía a todos los territorios de España “sin excepción” y ha defendido la necesidad de “diálogo y acuerdo” en España para abordar reformas en la Constitución sin “jugar con la unidad y la igualdad de todos los españoles”, aspectos que considera “fuera de toda discusión”.

Díaz ha lanzado este mensaje durante su discurso en el acto institucional de entrega de los títulos de Hijo Predilecto y de las medallas de Andalucía con motivo del 28-F en el Teatro de la Maestranza de Sevilla, y que se inició con un recuerdo a Carlos Cano, Hijo Predilecto de Andalucía.
La jefa del Ejecutivo andaluz ha alertado sobre los “ecos de voces del pasado que se niegan a admitir el impulso de igualdad” que supuso para Andalucía el 28-F y ha defendido que “hoy como entonces Andalucía debe alzar la voz para defender que la España amante de su diversidad debe construirse desde el respeto a la diferencia pero no desde el agravio”.

“ESPAÑA NECESITA DIÁLOGO Y ACUERDO”

“Vivimos un momento importante en el que debemos actuar unidos para abordar necesarios ajustes en el modelo. España necesita diálogo y acuerdo, elevar la mirada, ver lo que une y no lo que nos separa para encontrar puntos comunes”, ha señalado Díaz, que ha advertido de que “no puede ser un juego donde unos ganen y otros pierdan”.

Ha reivindicado los acuerdos alcanzados durante la transición “frente a los que piensan que se logró poco” y ha defendido la necesidad de “mirar el pasado con ojos futuros evitando creer que la historia empieza con nosotros”.

Dentro de los cambios de modelo que pueden abordarse, la presidenta de la Junta se ha declarado “a favor de reformar instituciones bicentenarias” como las diputaciones provinciales pero “teniendo en cuenta la gran tarea que hacen cada día para dar oportunidades a los pequeños municipios”. “Reformemos y mejoremos sin miedo, pero conservemos todo lo que tenemos que conservar porque lo construido en estos años de democracia es mucho y es bueno”, ha subrayado.

Tras admitir que aún queda “mucho por hacer” para lograr una administración “más ágil, transparente y eficaz”, Susana Díaz ha defendido la necesidad de “cortar de raíz” con la corrupción, que ha calificado como un “bochornoso lastre para nuestra democracia que separa a los ciudadanos de lo que es suyo, las instituciones, y mina la credibilidad de la política”.

Susana Díaz ha reivindicado la transformación vivida por Andalucía en las últimas décadas, aunque ha reconocido que hay “carencias”, como “el drama del desempleo”, ante lo que ha pedido “poner todos los recursos para que haya empleo”. En este punto, ha agradecido a uno de los galardonados con la Medalla de Andalucía, Miguel Gallego, presidente de Migasa –primera empresa agroalimentaria de Andalucía por volumen de exportación–, que ponga de su parte para la creación de riqueza y empleo.

Ha valorado la protección que ha llevado a cabo del patrimonio cultural, natural y medioambiental de Andalucía. En este sentido, ha abogado por la universalización de la sanidad y la educación, “con infraestructuras necesarias”, al tiempo que ha celebrado que la comunidad esté “a la cabeza” en el desarrollo de la Ley de Dependencia.

En la voluntad de que “nadie quede excluido”, Susana Díaz ha destacado la labor de la gaditana María Luisa Escribano, fundadora de la entidad Asansull para personas con discapacidad y con “una vida entera a personas con necesidades”.

Al hilo de esto, ha asegurado que “nunca podremos agradecer suficientemente la labor de los maestros, que tienen en sus manos moldear a los niños, nuestro futuro”, subrayando la labor profesional del profesor jesuita Jaime Loring, fundador de ETEA e hijo adoptivo de Córdoba, que este domingo ha recibido la Medalla de Andalucía.

Susana Díaz ha mostrado el orgullo de los andaluces del sistema público sanitario, “entre los mejores del mundo”. “Cuando hablamos de salud, lo hacemos de la vida de las personas”, ha añadido. Así, en este punto, ha agradecido la labor del doctor y especialista en trasplantes Ángel Salvatierra, galardonado con el título de Hijo Predilecto de Andalucía, del equipo médico de Neurocirugía del Hospital Regional de Málaga y de la ONG Medicus Mundi, reconocidos con la Medalla de Andalucía.

“LA DESIGUALDAD TIENE ROSTRO DE MUJER”

Por otro lado, la dirigente andaluza ha señalado que Andalucía se enfrenta a “una realidad inaceptable”. “La desigualdad tiene rostro de mujer y no tiene sentido que apostemos por la igualdad en los servicios públicos y no hagamos lo suficiente contra la desigualdad de las mujeres”, ha criticado.

En este sentido, ha lamentado la importante brecha salarial entre hombres y mujeres. “Tenemos que ser tajantes en esto”, ha aseverado, abogando por “no dar un paso atrás” en la denuncia de la discriminación. “La lucha contra la discriminación no puede basarse en minutos de silencio y golpes de pechos”, ha expresado, valorando en esta línea el trabajo que realiza la fiscal de la Audiencia de Jaén sobre Violencia contra la Mujer, Gracia Rodríguez, galardonada con la Medalla de Andalucía.

“No podemos regatear para acabar con esta violencia machista, que se ha cobrado más víctimas que todas las organizaciones terroristas juntas”, ha manifestado Díaz. En este sentido, ha valorado el gesto de Alejandro Sanz durante un concierto, que “ha hecho mucho más que miles de campañas institucionales” contra la violencia de género.

Ha agradecido a Joaquín Sabina, Hijo Predilecto de Andalucía, sus palabras “en nombre de todos” durante el discurso del artista jiennense. “Representas bien a la cultura andaluza que, si por algo se distingue, es por ser y querer ser española y universal”, ha afirmado.

“Es imposible no incluir entre los galardonados a un amplio número de representantes de la cultura, el arte y comunicación andaluza”, ha añadido, como son Israel Galván, Pilar del Río, Juan de Dios Mellado y Manuel Carrasco, Medallas de Andalucía este año.

Díaz ha recordado a los hombres y mujeres que lucharon por “conquistar derechos y la libertad”, siendo “un ejemplo vivo” la viuda de Marcelino Camacho, Josefina Samper, Medalla de Andalucía. Es un “homenaje” a los miles militantes de la izquierda que “se jugaron la vida y se dejaron la piel por la libertad y la democracia”. Como otros ejemplos de la política “noble y generosa” ha mencionado a políticos andaluces como Diego Valderas, Luis Uruñuela, Soledad Becerril, Ángel López o Antonio Ojeda.

RETOS

La presidenta ha enumerado alguno de los retos a los que se enfrenta Andalucía, España y Europa como son los flujos migratorios, lamentando el drama de los refugiados. “Necesitamos más Europa y mejor”, ha comentado. Además, ha resaltado la importancia “estratégica” de la línea férrea a Algeciras, “mercado central en tráfico de mercancías”. Ha llamado al “acuerdo y al diálogo” para resolver “la ansiedad” de los trabajadores de Abengoa o de la mina de Aguablanca, en Extremadura.

Al acto han asistido las principales autoridades de la comunidad y líderes políticos como el presidente del PP-A, Juanma Moreno, y el portavoz parlamentario de Ciudadanos (C’s), Juan Marín. Por parte de Podemos han acudido el vicepresidente tercero del Parlamento, Juan Ignacio Moreno Yagüe, y la diputada Begoña Gutiérrez y por IU los secretarios generales del PCE y del PCA, José Luis Centella y José Manuel Mariscal, respectivamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *