Miércoles, 26 Julio, 2017

            

Susana Díaz cita la construcción como salida laboral para miles de desempleados

En un acto en el Palacio de San Telmo, la presidenta ha valorado este nuevo plan, que nace con una cifra mínima de 529 millones de euros y se prolonga hasta el horizonte 2020



image_print

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha destacado la importancia del sector de la construcción y lo ha puesto como ejemplo de motor para una salida laboral de miles de desempleados, durante la presentación del Plan Integral de Fomento para el Sector de la Construcción y Rehabilitación Sostenible en Andalucía a empresarios, sindicatos, profesionales del sector y consumidores.

En un acto en el Palacio de San Telmo, la presidenta ha valorado este nuevo plan, que nace con una cifra mínima de 529 millones de euros y se prolonga hasta el horizonte 2020, en un plan para cuya elaboración se ha trabajado sobre más de100 documentos presentados y donde se han efectuado más de 400 aportaciones.

Asimismo, ha anunciado la prórroga desde este lunes del primer programa de construcción sostenible, más ligado a al eficiencia energética, y que estará dotado con 75 millones de euros, mientras que, por otro lado, la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (IDEA) habilitará una línea de créditos reembolsables para las empresas auxiliares, dotado con 50 millones de euros.

Díaz ha recibido a más de un centenar de representantes de sindicatos, empresarios, asociaciones de autónomos, organizaciones de economía social, entidades financieras, grandes empresas del sector y ligadas al mismo, colegios y asociaciones profesionales, universidades, instituciones tecnológicas, consumidores, vecinos, expertos y otros agentes económicos y sociales.

En dicho acto, la presidenta ha resaltado que este nuevo plan “forma parte del diálogo social” y nace “fruto del consenso y el diálogo para mejorar este programa”. Ha recordado que a la hora de diseñar un nuevo modelo productivo en Andalucía “hay que invertir en eficiencia, sostenibilidad e innovación, abriendo a nuevos sectores pero también apostar por sectores que estaban aparcados, como la construcción sostenible”.

Tras reconocer que los datos en este sector, con una importante bajada del empleo, alta tasa de paro, actualmente del 40 por ciento, y reducción de su peso en el Producto Interior Bruto (PIB) suponían “un lastre muy grande para nuestra economía”, Díaz ha apuntado que el sector “necesitaba volver a revitalizarse y tener peso en la creación de empleo”.

Ha recordado que el primer Programa de Impulso a la Construcción Sostenible supuso que “las empresas mantuvieran su actividad” y ha resaltado la “importante respuesta” del sector a ese primer plan, tras lo que apunta que en este segundo plan “lo hemos mejorado y se busca la estabilidad y la calidad en el empleo”, de manera que “si hablamos de cambiar estructuras o infraestructuras, no solo será cambiar ventanas sino también fabricarlas”.

En ese punto, la presidenta de la Junta ha anunciado que este lunes el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) ha publicado la prórroga del primer programa de impulso a la construcción sostenible, ligado más a la eficiencia energética, y que estará dotado con 75 millones de euros.

Asimismo, ha apuntado que la Agencia IDEA pondrá en marcha en próximos días una línea de créditos reembolsables destinados a las empresas auxiliares, y dotada con 50 millones.

“SE HA APRENDIDO DE LOS ERRORES DEL PASADO

Susana Díaz ha resaltado la importancia de la construcción como “sector estratégico que genera mucho empleo, tiene demanda” y ha asegurado que “ha aprendido a los errores del pasado”. “Todos, incluso las administraciones, teníamos en la retina el pasado con situaciones de especulación, pero ahora estamos en un buen ejemplo de que la construcción puede seguir siendo sostenible y un motor de salida laboral para miles de desempleados”.

Asimismo, considera que “lo peor de la crisis ha pasado y hay que mirar las consecuencias de la misma, con una alta tasa de desempleo, mucho paro y mucha desigualdad”, ante lo que las administraciones “debemos ayudar al tejido empresarial a crear empleo, eliminando trabas burocráticas y estimulando para que todos los sectores tengan capacidad de crecimiento”.

“Hay que hacer las cosas bien, desde las buenas prácticas, desde la responsabilidad social de las empresas y corresponsabilidad en lo público, para que la recuperación la sientan la inmensa mayoría de los ciudadanos”, ha agregado la presidenta.

Por su parte, el consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, José Sánchez Maldonado, ha ahondado en los datos del nuevo plan, en el consenso en torno al mismo, para el que se han efectuado análisis DAFO, destacando el “rigor, consenso y la participación” como pilares del mismo y enumerando algunos de sus objetivos, como “aumentar la competitividad en el sector, reconocer la formación y experiencia de los profesionales y atraer inversión productiva y no especulativa”.

“No podíamos seguir dándole la espalda al sector de la construcción”, ha aseverado el consejero, quien ha recordado que este sector “llegó a representar casi el 15 por ciento del empleo, ahora representa el 5,2 por ciento, y el 14 por ciento del VAB de la comunidad, teniendo un peso en la actualidad del 7,6 por ciento debido a la crisis económica”, por lo que, ante la crisis “había que poner en marcha instrumentos y alternativas que nos ayudaran a revitalizar el sector de la construcción”.

Sánchez Maldonado ha resaltado el primer programa de construcción sostenible ligado a la eficiencia energética, que ahora se prorroga, y del que se muestra “muy satisfecho” y cree que el segundo plan “es una gran oportunidad”, basado en “la generación de empleo como preocupación básica”.

“Esta es una forma de hacer política que genera rédito y beneficio, para que nuestro sector de la construcción vuelva a tener un peso importante en nuestro PIB, en la generación de empleo y en el aumento del bienestar en la comunidad y en España”, ha aseverado el consejero.

EL PRIMER PROGRAMA

La primera fase del Programa de Construcción Sostenible, dotada con 150 millones, dio cobertura a más de 24.500 actuaciones por el 80 por ciento del territorio andaluz. Estas actuaciones fueron acometidas por 7.600 empresas del sector, de las que el 41 por ciento eran autónomos o empresas de la economía social.

Esa primera fase supuso la creación o mantenimiento de más de 14.000 empleos en el sector. Asimismo un 23 por ciento de los incentivos concedidos en esa primera fase se destinaron a mejorar la calidad de vida de más de 7.000 familias en riesgo de exclusión social. Además ha supuesto un ahorro o diversificación de 26.000 tep/año, evitando la emisión de 62.000 toneladas de CO2.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *