Domingo, 20 Agosto, 2017

            

Susana Díaz avisa a quienes “frívolamente manipulan” con la sanidad pública de que “eso les pasará factura”

La presidenta de la Junta garantiza que no le va a causar "problema" tener "la humildad suficiente" para "tomar medidas, hablar con los ciudadanos y cambiar aquello que no se entienda"

Foto: Archivo
E.P.


image_print

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, se ha mostrado este jueves “convencida” de que a “quien está frívolamente manipulando en nombre de la sanidad pública al final eso les acabará pasando factura”, y en esa línea ha pedido a los partidos políticos que “no jueguen con la sanidad pública”.

Se ha dirigido especialmente al portavoz parlamentario y coordinador general de IULV-CA, Antonio Maíllo, en respuesta a la pregunta que este último le ha trasladado en la sesión de control al Gobierno andaluz, en el Pleno del Parlamento, acerca de las medidas que tiene previsto llevar a cabo la Junta para mejorar la situación de la sanidad pública y en la que le ha instado a tomar “cartas en el asunto”.

Susana Díaz ha defendido que “lo más importante” para su Gobierno es “blindar la sanidad pública”, y en esa línea ha garantizado que no le va a causar “problema” tener “la humildad suficiente en parar el balón, escuchar, tomar medidas, hablar con los ciudadanos y cambiar aquello que no se entienda o que genere inquietud”, pero ha pedido al líder de IU en Andalucía que “no manipule” al respecto.

En ese sentido, ha advertido a Maíllo de que “ir del brazo de quienes pretenden acabar con la sanidad pública” y pretenden “hacer negocio” con ella “va en sentido contrario a lo que dice defender, que es la sanidad pública”, y sirve para “blanquear a la derecha”.

La presidenta se ha pronunciado de esta manera después de que el líder de IU en Andalucía hubiera subrayado que desde la anterior vez que le preguntó por la sanidad pública en el Pleno del Parlamento “las mareas se han extendido a otras provincias” distintas de Granada o Huelva, al celebrarse manifestaciones en Sevilla o Almería, “los sindicatos se han levantado de la mesa” de negociaciones con la Junta “al sentirse engañados” en Granada, “se han derogado” las órdenes de fusiones hospitalarias y se han producido las dimisiones del viceconsejero de Salud, del gerente del Servicio Andaluz de Salud (SAS) y, este mismo jueves, de la gerente del Complejo Hospitalario de Granada.

IU ADVIERTE DE LA “CRISIS EN LA POLÍTICA SANITARIA”

“Y lo que te rondaré morena”, ha advertido Maíllo, para incidir en que, con pacientes que “están más de ocho horas y media en urgencias” o ciudadanos que reclaman atención sanitaria “las 24 horas” como en la Sierra Sur de Sevilla no se puede negar que “tenemos una crisis en la política sanitaria” en Andalucía, y por eso ha insistido en reclamar la convocatoria de un Pleno del Parlamento “general y monográfico sobre la sanidad” como el que ya en ocasiones anteriores han rechazado el PSOE-A y Ciudadanos.

Maíllo ha advertido de que “los problemas de la sanidad no se solucionan con la comparecencia del consejero” de Salud como la de este pasado miércoles, dedicando “un minuto para decir que ha habido errores y 19 minutos” para detallar “virtudes”, y en la que “los aplausos quizá fueron preocupantemente largos”, según el líder de IU, que se ha preguntado si ello pudiera deberse a que fuera “la última vez” que en el Parlamento pudieran aplaudir a dicho consejero.

Susana Díaz, que ha comenzado agradeciendo las condolencias que Maíllo le ha trasladado al inicio de su intervención por la muerte del exministro socialista José Antonio Alonso, ha advertido contra las “incursiones peligrosas” en la “demagogia populista” en las que se cae cuando se utiliza “el oportunismo en asuntos delicados como la salud pública”.

Ha subrayado que al “apuntarse al ruido que algunos han alimentado con tal de desgastar a un Gobierno” se puede “estar alimentando lo contrario a lo que dice defender” Maíllo, la sanidad pública, así como que “ir del brazo de quienes pretenden acabar” con dicho sistema y “hacer negocio” con él “va en sentido contrario a lo que dice defender”.

“No ayuda ir del brazo a quienes pretenden privatizar la sanidad pública, ni de quienes pretenden generar desconfianza en el sistema público de salud ni transmitir desasosiego y decir que todo es un desastre cuando sabe perfectamente que no lo es”, le ha insistido a Maíllo, tras lo que Susana Díaz ha defendido que, en cambio, “sí ayuda que en los últimos tres presupuestos se haya incrementado en más de un 13 por ciento en Andalucía la dotación a la sanidad”, que en este año 2017 se incremente en más de 500 millones de euros la dotación presupuestaria a la misma, que “uno de cada tres euros del Presupuesto de la Junta, casi 10.000 millones de euros, vaya destinado a la sanidad pública”, o que hayan entrado en funcionamiento “21 nuevas infraestructuras” sanitarias en 2016 y ya una en lo que va de 2017.

Susana Díaz también ha defendido las mejoras en las condiciones laborales de los profesionales sanitarios, pasando del 75 por ciento de jornada y salario al 100 por cien, o la jornada de las 35 horas semanales de los empleados públicos, que “va a permitir incrementar las plantillas”, y al hilo ha destacado que Andalucía cuenta “con 95.600 sanitarios”, representando así al “18,3 por ciento de todos los sanitarios de España”.

Con todo, la presidenta se ha comprometido a “seguir trabajando y escuchando a la gente”, tras lo que el portavoz parlamentario de IU le ha invitado a “elevar el debate” y a no “enrocarse”, a admitir que “tenemos un problema” con la sanidad, porque “negar la mayor le hace perder credibilidad” ante por ejemplo madres a quienes “le aplazan cuatro meses una cita de pediatra para su hijo”.

Maíllo ha indicado que desde IU siempre han planteado que “los recortes que han venido del Gobierno central han provocado un deterioro de la sanidad, y han provocado problemas”, y abogan por “recuperar el concepto de salud pública con medidas vinculadas a la prevención, la atención sanitaria o la educación”, así como a “algo que mata más que las enfermedades con carácter individual como la diabetes, la obesidad o la hipertensión”, y que es “la pobreza y la desigualdad social”.

En esa línea, el líder andaluz de IU ha animado por ejemplo a atender el informe conocido recientemente que revela que “ya en 2015 se diagnosticaron tantos cánceres como se tenía previsto en 2020”.

“BLANQUEAR A LA DERECHA”

Susana Díaz ha respondido que “evidentemente” que “hay que combatir la pobreza”, pero que para eso Maíllo actúa “mal, intentando buscar rédito electoral, yendo del brazo en las cabeceras de las manifestaciones de quienes imponen copagos, privatizan la sanidad pública, de quienes han sacado del sistema público de salud a miles de chavales que se han ido o de quienes venden hospitales”.

“Lo que está consiguiendo es blanquear la posición de la derecha que quiere hacer negocio con la sanidad pública”, ha advertido la presidenta, que ha defendido que ella se mantiene en la misma posición que tenía cuando en la pasada legislatura presidía el Gobierno del que formaba parte IU y que “impidió que se echara a la calle a miles de trabajadores”, con el que “blindamos la cartera de servicios y la salud de las personas”.

Susana Díaz ha citado al que fuera candidato de IU a la Asamblea de Madrid Luis García Montero, quien recientemente, según ha detallado, “alertaba de la manipulación de ciudadanos de buena fe para hacer de caldo cultivo de las grandes multinacionales de la sanidad privada”.

“Si para usted no tengo credibilidad, escuche a los compañeros de su partido, que están diciendo que están blanqueando a la derecha”, le ha dicho al hilo Díaz a Maíllo, a quien ha invitado a traer “soluciones” y a no hacer “de coartada de quienes hace 30 años no querían la sanidad pública y 30 años después están haciendo lo mismo con otra estrategia pero con el mismo fin, jugar con la salud de las personas”.

Susana Díaz ha concluido manifestando que “claro que voy a escuchar a la gente” y “siempre” va a “escuchar a los ciudadanos de buena fe”, pero “lo que no voy a permitir es que se denigre la sanidad pública y se juegue con la salud de las personas”, ha zanjado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *