Sábado, 21 Octubre, 2017

            

Sufrida tercera victoria consecutiva en Los Cármenes (2-1)

El Granada CF cosechó un disputado triunfo ante el Alavés, que le sirve para mirar con mucho optimismo el duelo ante el Leganés y la salvación

Foto: Antonio L. Juárez
Román Callejón | @RomanCallejon


image_print

A pesar de ser el segundo disputado en tres días, de los tres que hay que disputar en seis, Lucas Alcaraz no realizó demasiadas rotaciones. Solo cambió el lateral derecho y dio entrada en el once inicial a Cuenca en lugar de Foulquier. Todo lo demás permaneció igual que en los dos anteriores partidos.

La contienda empezó sin ritmo. Como es normal en un equipo de debajo de la tabla, sin querer cometer errores, especialmente para aprovechar los resultados favorables que se dieron en los enfrentamientos de los rivales directos Sporting y Osasuna, que sufrieron sendas derrotas.

El Alavés tampoco vino a proponer demasiado fútbol. Comenzó arropado atrás y buscando la velocidad de Deyverson, aunque sin arriesgar demasiado. El Granada, por su parte, intentaba profundizar y así le llegaron un par de acercamientos a balón parado, pero sin excesivo peligro. No llegó el primer disparo entre los tres palos hasta el minuto 13, desde fuera del área, por parte de Uche.

A partir del minuto 15 el panorama cambió. El Alavés comenzó a crear más peligro, siempre a través de juego directo. En un par de ocasiones le sacaron los colores a Hongla, sin embargo, no estuvieron finos en la definición. Katai, por la izquierda, no decidió bien entre el pase y el tiro y finalmente disparó mansamente a las manos de Ochoa.

Se rehízo el Granada. Pereira y Carcela sacaron parte de su calidad a relucir y generaron dos ocasiones consecutivas que pusieron el ‘¡uy!’ en el graderío. Primero fue un centro de Carcela desde la derecha, al que llegó Feddal y cuyo cabezazo a punto estuvo de colarse en su propia portería; se fue a córner. Al saque de esquina, el esférico acabo en segunda jugada en los pies de Ramos dentro del área, pero se encontró con la pierna de Pacheco hasta en dos ocasiones.

Y de una jugada a balón parado nació el primero, en el que Wakaso se estrenaría como goleador nazarí. Cuando el choque estaba entrando en una dinámica que rozaba el aburrimiento, un saque de banda en largo de Héctor al área salió repelido por la zaga vasca hacia la posición de Wakaso, que conectó un zurdazo mordido y cruzado contra el que Pacheco nada pudo hacer (1-0).

La primera mitad terminó con una afición llevando en volandas a un Granada que se volcó en ataque, pero que no consiguió volver a perforar la meta visitante, a pesar de las repetidas intentonas de Ramos, Carcela y Pereira.

Tras la reanudación, los de Alcaraz salieron decididamente a por el segundo. Carcela la tuvo, pero no la aprovechó. El marroquí se quedó delante de Pacheco y perfilado para su pierna buena, sin embargo, su disparo salió centrado y fue al cuerpo del meta blanquiazul.

Tanto fue el cántaro a la fuente… que llegó el segundo. Otra vez después de un saque de banda desde la izquierda, el esférico le cayó a cuenca en la frontal, quien la controló a trompicones y golpeó ajustado al palo izquierdo de Pacheco (2-1).

No obstante, el Alavés se enganchó al partido con un tanto de Camarasa, que cabeceó a bocajarro delante de Ochoa y luego empujó a la red el primer despeje del mexicano. El centro venía desde la derecha por parte de Vigaray (2-1).

Con el partido de nuevo abierto, los nervios parecían apoderarse del Granada, que sufría a cada acercamiento de los de Pellegrino, algo que se respiraba en la grada. Incluso el colegiado anuló un tanto de Camarasa de nuevo por fuera de juego, dudoso. Aunque los nazaríes no cesaron en su intento de materializar otro. Con Andreas fuera por Foulquier, Carcela y Ramos se fabricaron una que acabó con un potente disparo del colombiano que se marchó por encima de la portería por muy poco.

Los rojiblancos acusaron los minutos y sintieron el acoso del Alavés, que quería el tanto del empate. La acumulación de partidos pesaba en las piernas de los menos frescos, como fue el caso de Hongla y de Héctor, que tuvieron que ser sustituidos por problemas físicos.

Lo pasó mal el Granada hasta escuchar el pitido final del colegiado. Los visitantes lo intentaron hasta el último segundo y metieron el miedo en el cuerpo a los de Alcaraz cuando Theo se metió hasta la cocina, dejó el balón para Ibai en la frontal, cuyo disparo se estrelló en la cepa izquierda del palo de Ochoa.

Con cinco minutos de descuento, el equipo tiró de oficio y aguantó, lo que supuso una victoria que le coloca en mejor posición para mirar con optimismo el duelo próximo ante el Leganés, rival directo, y a la salvación.

FICHA TÉCNICA

Granada CF: Ochoa; Cuenca, Hongla (Vezo, min. 70), Ingason, Gastón Silva, Héctor (Aly Mallé, min. 82); Uche, Wakaso, Carcela, Pereira (Foulquier, min. 62); Ramos

CD Alavés: Pacheco; Vigaray (Kiko, min. 59), Alexis, Feddal, Theo; Camarasa, Torres, Krsticic (Santos, min 83), Romero, Katai; Deyverson (Ibai, min. 72)

Goles: 1-0: Wakaso, min. 38; 2-0: Cuenca, min. 53; 2-1: Camarasa, min. 57

Árbitro: Ignacio Iglesias Villanueva (colegio gallego). Expulsó a Katai con roja directa (min. 93) y  a Alexis por doble amarilla y amonestó a Carcela (min. 44), Alcaraz (min. 74), Uche (min. 77), Héctor (min. 80), Cuenca (min. 91), por parte de los locales, y a Vigaray (min. 11), Romero (min. 24), Torres (min. 30), Katai (min. 91), por parte de los visitantes.

Incidencias: encuentro perteneciente a la Jornada 25 de la Liga Santander entre el Granada CF y el CD Alavés, disputado en el Estadio Municipal Nuevo Los Cármenes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *