Miércoles, 24 Mayo, 2017

Publicidad

Success contradictorio

Es el hombre más peligroso del Granada, y el que más falla | Los aplausos se han convertido en pitos en este final de temporada para desgracia del equipo

Success, durante el Granada-Málaga | Foto: Davinia P.G.
Daniel Sánchez-Garrido | @Danisgr


image_print

Isaac Success es el jugador que mejor representa la temporada que está realizado el Granada CF. Mucho ruido y pocas nueces. ¿Llegadas? Sí ¿Goles? No. Ni siquiera remates a puerta. Los porteros ven la vida y el balón pasar cuando juegan ante el equipo rojiblanco.

El nigeriano confirmó ante el Málaga su desacierto ante la portería, a la que llega con una habilidad asombrosa y un pánico aterrador. Cuando se planta delante del guardameta rival, su semblante coge un cariz depresivo.

La primera oportunidad de convertirse en héroe la tuvo en la primera mitad. Un gran pase de Rochina lo dejó sólo delante de Ochoa. Acelerado, precipitado y sin mirar a portería, pegó al balón cuando estaba todavía botaba y se mostraba descontrolado, como él mismo. El portero malaguista no tuvo que intervenir, ya que el balón se marchó fuera.

Entre errores, detalles de calidad, fallos en el control, taconazos elegantes y bicicletas desengrasadas, Success se volvió a plantar de Ochoa. Era la segunda batalla con el mexicano. Otro buen desmarque le dejó sólo para adelantar a su equipo tras un buen pase entre líneas de El-Arabi. Dudó, y muchísimo. No sabía si definir a un lado, si estaba en fuera de juego, no sabía cómo actuar. Esa duda le dejó demasiado cerca de Ochoa así que intentó el regate, parecía que se iba, pero no. No llegó ni a rematar, el mexicano le ganó la partida y le arrebató el balón de sus pies. Villano total.

Esta carencia técnica en la definición a portería viene de lejos. Si Success acertara con un 50% de las ocasiones que él mismo se crea, con gran capacidad y facilidad, estaría sonando para los mejores equipos de Europa. Potencia, superioridad física, velocidad, regate y técnica, pero sin remate. Sin lo más importante del fútbol, sin gol.

Apenas suma cinco goles en toda la temporada, y podría llevar más de diez. Su margen de mejora es enorme y depende de él mismo. Su progresión y su disposición a entrenar dirá hasta dónde llega como futbolista.

El Granada es contradictorio en sí mismo. Y lo es porque medio equipo es Isaac Success. Ahí viene la gran contradicción del delantero africano y a la postre del conjunto andaluz. Es el hombre más peligroso del equipo, el que provoca más trabajo a los defensas rivales, pero el que más tranquilidad da al portero contrario. El que más falla, el que más desespera.

La afición cometió durante la noche del pasado viernes el gran error de pitarle. Y es que la contradicción de Success llega tan lejos que no para de intentarlo a pesar de su apatía con el gol y sus 20 años de edad. El nigeriano podría venirse abajo, extraerse del juego, desaparecer, pero lo cierto es que sin Success, el partido ante el Málaga habría sido muchísimo peor de lo que fue.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Hola buenos dias, yo creo que la aficion y metamonos todos incluido yo nos pasamos con los pitos que le dimos al delantero nigeriano cuando fue el unico que desajesto a la defensa contraria, que tuvo fallos pero hasta los grandes delanteros del mundo fallan,hay que reconocer que le echo huevos a pesar de los pitos y tuvo bastante jugadas muy buenas,animo issac eres un crac y no te preocupes que ya llegaran los goles vamos crac