Viernes, 20 Octubre, 2017

            

Sube el precio del billete de autobús urbano en Granada

Los usuarios tendrán que pagar 1,40 euros por viaje en lugar del 1,20 que costaba con anterioridad

Imagen ilustrativa | Foto: Archivo
Redacción GD/E.P.


image_print

El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Granada ha decidido subir el precio del billete de autobús urbano para hacer frente a la deuda que mantiene con la empresa Rober, concesionaria del servicio. Así lo ha dado a conocer la concejal de Movilidad y Protección Ciudadana, Emprendimiento, Turismo y Comercio. del Ayuntamiento de Granada, Raquel Ruz, quien ha asegurado que el billete ordinario pasará del 1,20 euros que costaba con anterioridad a 1,40 euros.

Esta subida, que representa un 10% de los costes anteriores y que comenzará a emplearse la próxima semana, también afecta a los bonos transporte joven y universitario y a los bonobús recargables de 5, 10 o 20 euros, incrementándose el precio de cada transporte en cuatro céntimos.

De ese modo, mientras que antes quien tuviese la tarjeta recargada con cinco euros pagaba por cada viaje 0,83 euros, ahora pagarán 0,87. Por su parte, los de 10 viajes que antes pagaban 79 céntimos por viaje ahora tendrán que abonar 83 céntimos y, en el caso de los títulos universitarios y joven, el precio de lo que supone cada transporte pasa de 57 céntimos a 61 céntimos.

Con esta medida, el equipo de Gobierno espera recaudar más de dos millones de euros al año para paliar, “en parte”, la deuda que mantiene con la empresa Rober, después de que una sentencia del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 4 diera la razón a esta última sobre la asignación presupuestaria “manifiestamente insuficiente” que se le hizo en 2015.

“MEDIDAS COMPLICADAS” PARA GRANADA

Así lo ha explicado la concejal de Movilidad de Granada, Raquel Ruz (PSOE), quien también ha explicado que el Ayuntamiento ha decidido poner en conocimiento de la Fiscalía este “asunto que compromete el futuro de la movilidad en esta ciudad” por si pudiera tener, en el ámbito de lo penal, “unas consecuencias más allá de las presupuestarias”.

Se pide al Ministerio Público que investigue si en esta “decisión que compromete el futuro económico de este Ayuntamiento” pudo haber “negligencia” por parte de los responsables del área de Movilidad con el anterior equipo de gobierno local, del PP, incluido el exalcalde José Torres Hurtado; la asignación presupuestaria para 2015 fue de algo más de 10 millones de euros cuando, conforme a lo que indica la sentencia del Contencioso Administrativo, el normal funcionamiento del transporte público habría obligado a consignar 6,2 millones de euros “adicionales”.

La decisión que se tomó en su día con base a un informe del coordinador del área contribuye a la deuda que mantiene el Ayuntamiento con la Rober, la cual ha sido cifrada en aproximadamente 17 millones de euros por Raquel Ruz, quien ha recordado el “sobrecoste que ha supuesto la implantación” de la Línea de Alta Capacidad la cual ha considerado un “desastre” para las cuentas municipales.

Ante esta situación y según ha agregado Ruz, el equipo de gobierno actual va a impulsar lo que ha tachado de “medidas complicadas” como es la recuperación del expediente de subidas de tarifas que, aprobado por el PP, había suspendido inicialmente.

LOS CAMBIOS TAMBIÉN PODRÍAN AFECTAR A LAS PLANTILLAS

Para una “restricción del gasto al máximo posible”, también se estudiará la reestructuración de la plantilla de vigilantes y controladores de la LAC que se podría ver disminuida en entre un 40 y un 50 por ciento una vez se investigue “el proceso de selección” que se siguió para contratarlos, ha especificado la edil de Movilidad que además se ha referido a un ajuste de las líneas en funcionamiento de aquí a final de año una vez esté en circulación el metro.

En este sentido, el Ayuntamiento sigue negociando para que la Junta de Andalucía asuma el gasto del transbordo entre los autobuses urbanos y el metro, en reuniones en las que el equipo de gobierno local está haciendo “lo imposible” para alcanzar un acuerdo.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Y luego quieren que se use más el transporte público , si me sale más barato comprarme unas zapatillas y andar o un patín,, 😡😡😡😡

  2. El precio del billete sencillo ha subido un 17% y sin derecho a transbordo, lo cual me parece abusivo. La mayoría de los granadinos utilizamos el bono bus, pero cuando se termina la recarga y no tienes dinero suficiente en ese momento para la recarga, pagar 1,40 € es como pagar una sanción.
    Por otro lado, los controladores del LAC son demasiados. Es suficiente con que suba uno solo por cada autobús, pues en ocasiones te pueden pedir dos veces la comprobación del bono si das con dos controladores en el mismo viaje.
    Sería preferible que contrataran a más conductores y pongan en funcionamiento más autobuses urbanos por línea para los barrios de Granada y periferia. Si aumentara la frecuencia de éstos no llegaríamos tarde a nuestros destinos.