Martes, 30 Mayo, 2017

Subdelegado del Gobierno se compromete a pedir el cierre de dos módulos de la prisión de Albolote

Con la reducción del número de internos, según los delegados sindicales, una treintena de funcionarios se repartirían por los demás módulos de respeto

Prisión de Albolote


image_print

El subdelegado del Gobierno en Granada, Santiago Pérez, se ha comprometido a pedir al secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez Vázquez, el cierre de los dos módulos residenciales de la prisión de Albolote (Granada), lo que supondría el traslado de 250 internos y la liberación de 30 funcionarios para reforzar el servicio.

Así se lo ha trasladado Pérez a la plataforma sindical de la prisión en una reunión, según han informado a Europa Press los miembros de ésta, quienes han asegurado que lo hará “antes de que finalice el mes” como solución a la “masificación” de esta prisión, ya que “es imposible aumentar el personal por la imposibilidad de crear una oferta pública de empleo”.

Con la reducción del número de internos, según los delegados sindicales, una treintena de funcionarios se repartirían por los demás módulos de respeto –contacto directo con los reclusos que no son conflictivos– donde ahora la plantilla tiene deficiencias que alcanzan el 80 por ciento y, de este modo, se sumaría uno más a cada servicio pasando a cuatro funcionarios por módulo y turno.

En la actualidad, la cárcel de Albolote es la tercera de España de sus mismas características con más reclusos y, por ello, los representantes sindicales se reunieron con el subdelegado para presentarle sus peticiones y, aunque en un principio criticaron dejadez, finalmente “está cumpliendo sus compromisos”.

Con el cierre de estos dos módulos de respeto, se tendrían que reubicar más de 200 presos ya que, a día de hoy, hay unas 110 personas presas por cada uno y, tal y como ha expuesto la representación del personal, “la vinculación familiar es lo único que impide el traslado de los internos y, en este caso, la mayoría no son de Granada”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *