Lunes, 24 Septiembre, 2018

            

Subdelegado del Gobierno pide a la edil de Derechos Sociales que “no use a los inmigrantes para hacer política”

Fuentes ha calificado este viernes de "intolerables" las "mentiras del Ayuntamiento" de la capital respecto de los subsaharianos llegados hace unos días a la capital

Francisco Fuentes, en una imagen de archivo junto a Francisco Cuenca | Foto: Archivo
E.P.


image_print

El subdelegado del Gobierno en Granada, Francisco Fuentes, ha calificado este viernes de “intolerables” las “mentiras del Ayuntamiento” de la capital respecto de los subsaharianos llegados hace unos días a la capital, y ha pedido a la concejal granadina de Derechos Sociales, Jemi Sánchez (PSOE), “que no use a los inmigrantes para hacer política”.

En una nota de prensa, Francisco Fuentes ha considerado “inaceptables” las declaraciones a los medios realizadas por la edil de Granada, que este pasado jueves acusaba al Gobierno de “trato inhumano” hacia los inmigrantes que llegan en patera a la costa.

“En cuestiones demagógicas y de deslealtad ya hay poco más que nos pueda llamar la atención desde el Ayuntamiento de Granada” y, en cualquier caso, “solo falta averiguar la intencionalidad de esa salida de tono, que sospechamos va en la línea de ocultar su incapacidad para gestionar una situación de este tipo”, ha agregado Fuentes.

La Subdelegación del Gobierno ha desmentido todas las afirmaciones de la edil y ha expuesto que, según la información oficial recabada sobre los hechos a los que alude el Ayuntamiento de Granada, el pasado día 15 de diciembre, las organizaciones no gubernamentales que habitualmente se hacen cargo de los inmigrantes custodiados por la Policía Nacional en las instalaciones de su centro de acogida temporal de Motril “comunicaron a la Policía Nacional que no podían hacerse cargo de 52 subsaharianos”.

Ante esta situación, y dado que el límite de permanencia en el CATE es de 72 horas, la Policía Nacional se puso en contacto con el Ayuntamiento de Motril, en concreto con sus Servicios Sociales, para ver si podían atender a estos inmigrantes que iban a quedar en libertad.

“La Policía Nacional lo hizo de esta forma pensando precisamente en el amparo de personas muy vulnerables que llegan a nuestro país sin nada”, ha señalado el subdelegado, quien ha aprovechado esta circunstancia para agradecer públicamente “la permanente disposición a la colaboración del Ayuntamiento de Motril”, gobernado como el de la capital por el PSOE.

Fue precisamente el Consistorio motrileño el que fletó un autobús hasta las instalaciones del CATE de Motril para recoger a estos inmigrantes, trasladándolos después a la estación de autobuses de esta localidad y facilitándoles el billete para que pudieran viajar. En este caso, eligieron la capital granadina.

“En resumen, el Ayuntamiento de Motril es quien recoge en bus a los inmigrantes y les facilita un billete hacia Granada, algo que debería conocer perfectamente la concejala Jemi Sánchez antes de lanzar esas acusaciones tan mendaces como demagógicas”, ha agregado Francisco Fuentes.

En este sentido, Fuentes ha exigido al alcalde de Granada, Francisco Cuenca, que rectifique esas acusaciones, que “además de ser falsas atentan contra la honorabilidad y profesionalidad de las decenas de profesionales que a diario dedican sus esfuerzos y experiencia, e incluso su integridad, en el rescate y la atención de las personas que se enfrentan al drama de intentar alcanzar nuestras costas en patera”.

Ha resaltado la labor de policías, guardias civiles, personal de Salvamento Marítimo, voluntarios de Cruz Roja y las ONG’s que realizan “una labor silenciosa pero fundamental para garantizar precisamente el trato humanitario a los inmigrantes que llegan totalmente desamparados”.

“Precisamente lo denigrante e inhumano es que un cargo público quiera hacer política con el drama de la inmigración por puro interés demagógico, que lo único que pretende ocultar es la inacción del Ayuntamiento, y en concreto del área de Derechos Sociales”, ha añadido.

“Parece que la concejal buscaba desviar la atención o quizá un minuto de gloria mediática a costa de personas a las que ella también tiene la obligación y las competencias para poder atenderlos de forma digna”, y ello es, en opinión de Francisco Fuentes, “tan triste como reprobable”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.