Lunes, 21 de Enero de 2019

            

Stop Desahucios exige una solución para Mercedes y su hijo, expulsados de un piso de Provivienda | Vídeo

Unas 30 personas se han concentrado para apoyar a la mujer, amonestada por “una falta muy grave”, a la que Servicios Sociales le ha dicho que “alquile una vivienda"

Concentración de Stop Desahucios Granada en la Plaza del Carmen para apoyar a Mercedes Tapia | Foto: Manuel Moreno
María José Ramírez | @mariajsramirez7 | Foto y vídeo: Manuel Moreno


image_print

Mercedes Tapia y su hijo de 20 meses fueron expulsados de un piso compartido de Provivienda, una asociación que trabaja en colaboración con los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Granada, el pasado 14 de noviembre. La mujer se siente “indefensa” porque la han expulsado “sin explicación ninguna” más que alegando que es una persona “que plantea problemas de convivencia en el piso”, como ella misma ha asegurado en una concentración en la Plaza del Carmen, en la que ha estado acompañada por el colectivo Stop Desahucios Granada 15M.

La mujer ha explicado que Servicios Sociales le ha informado de que no puede recurrir la decisión. Recibió una amonestación por escrito del Proyecto ‘Viviendas Temporales para la Inclusión Social Activa’ por una falta considerada “muy grave” por “agredir verbalmente a la compañera de la vivienda compartida”. Mercedes ha asegurado que no se le da la oportunidad de defenderse de estas acusaciones y que se ve “en la calle” con su hijo. Además, ha afirmado que desde Servicios Sociales le han indicado que con los 527 euros que ha comenzado a cobrar de salario social, lo que actualmente se denomina renta mínima de inserción, puede alquilar una vivienda. Ella misma y Stop Desahucios consideran que con esa cantidad no puede hacerlo, pues al alquiler hay que sumar todos los gastos de los suministros básicos.

Una treinta de personas se han concentrado a las puertas del Ayuntamiento para exigir a Servicios Sociales que dé una solución al caso de Mercedes. Carmen Pons, miembro de Stop Desahucios, ha asegurado que la concejal de Servicios Sociales les “juró”, en una reunión que mantuvieron en una cafetería junto a la afectada, que el ayuntamiento “no la dejaría en la estacada” y considera que así ha sido. “Con una renta mínima de inserción, de 527 euros, que es provisional, se tiene que estar pagando una pensión, que es donde está ahora. Las personas necesitan un hogar para vivir y en el que estar tranquilo y Provivienda no se lo ha dado”, ha indicado.

Para los miembros de Stop Desahucios y para la propia afectada, la renta mínima no da para pagar un alquiler en Granada más los suministros básicos, ya que el alquiler medio en los barrios más humildes de la capital está en 400 euros. Además, para alquilar una vivienda solicitan “una nómina o un avalista”, han recordado, por lo que piden a Servicios Sociales que explique “cómo puede vivir con 500 y pico euros una mujer y su hijo”. “No tiene posibilidad de recurrir la decisión, lo único que le dicen es que se busque una vivienda”, ha reiterado Carmen Pons, que ha vuelto a pedir “soluciones” a este caso.

Si no puedes ver bien el vídeo, pincha aquí:


Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. No es justo que no ayuden a Mercedes, que hace la Junta de Andalucía, para solucionar estas situaciones? Nada. Se permite el lujo de tener en Almanjáyar un bloque de viviendas prácticamente vacío. Igual ocurre con otro bloque de viviendas de la Diputación. Es incomprensible, irreal e injusto.