Sábado, 21 enero, 2017

Stop Desahucios denuncia no tener mesa de negociación con BBVA

Concentrados hoy ante una de sus sucursales mientras en el interior se dirime el futuro de cinco familias, la plataforma reclama un "interlocutor válido".

Miembros de Stop desahucios entonan cánticos de protesta en la oficina de BBVA de Isabel La Católica | FOTO: Fran Sánchez


image_print

Miembros de distintas asambleas granadinas de la plataforma Stop Desahucios se han concentrado esta mañana en la oficina de BBVA de la Plaza Isabel la Católica. El motivo, no por habitual menos dramático: familias que quieren negociar, ante la entidad bancaria de turno, una salida a la imposibilidad de afrontar las deudas derivadas de la hipoteca cuando han perdido el empleo, los ahorros y todo tipo de prestación.

Hoy la plataforma ha acompañado a cinco familias que reclaman ante el BBVA la reestructuración de la deuda, en virtud de lo establecido en la ‘Ley 1/2013 de 14 de mayo, para reforzar la protección a los deudores hipotecarios, reestructuración de la deuda y alquiler social‘. Según Antonio, uno de los miembros de la plataforma, las familias buscan “un balón de oxígeno durante cinco años y el banco se niega a aceptar la ley a esas familias”. Mientras tanto, “los meses van pasando, los intereses y las cuotas hipotecarias van sumándose y cuanto más se tarde más difícil es reestructurar esos créditos”. Antonio asegura además que “en este nuevo año los bancos se están cerrando todavía más para reestructurar la deuda, me consta que los bancos están aceptando ahora muchas más daciones en pago, quieren quedarse con los pisos”.

MESA DE NEGOCIACIÓN

Las exigencias de la plataforma no alcanzan solo al avance en la solución de estos casos concretos. Stop Desahucios también reclama “un interlocutor válido con BBVA que sea capaz y que tenga potestad para poder darnos soluciones”. Según Antonio, con las demas entidades financieras existe una mesa de negociación a la que se sienta un representante de la entidad bancaria, donde se resuelven todos los casos de la provincia. Sin embargo, con BBVA esa interlocución se produce a nivel de la sucursal bancaria implicada en cada caso. Ante esto, Antonio revela que “nos encontramos que muchos de los directores no saben o no conocen la Ley 1/2013 y nos están poniendo muchas zancadillas para poder acogernos a ella” por lo que piden “alguien más especializado y además con competencias para poder abordar esos problemas” porque “no tenemos mesa de negociación con BBVA”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *