Martes, 28 Marzo, 2017

Steve Jobs intentó que los portátiles VAIO funcionaran con OS X

La cordialidad entre ambas empresas fue una constante, incluso tras la salida de Jobs de Apple en 1986. A su regreso en 1997, el primer movimiento de Jobs en la empresa de Cupertino fue cancelar todos los acuerdos de ordenadores compatibles con Mac afirmando que el negocio de ordenadores compatibles con Mac dañaría no sólo el negocio de Apple, sino también la marca Mac.

E.P


image_print

La gama de ordenadores portátiles VAIO de Sony podrían haber sido compatibles con el sistema operativo de Apple si una reunión entre Steve Jobs y el ahora ex presidente de Sony Kunitake Ando hubieran llegado en otro momento, según publica la web Nobi.com.

Según el testimonio de Ando, todo empezó con la relación de amistad y admiración que había entre el cofundador de Apple y el cofundador de Sony Akio Morita. Fruto de esa relación, surgieron colaboraciones entre las dos empresas como el formato de sonido ATRAC de Sony, que contó con la colaboración del equipo de Quick-Time de Apple o la dirección de varios proyectos de la cámara de Sony Cyber Shot encargada a un antiguo ingeniero de Apple.

La cordialidad entre ambas empresas fue una constante, incluso tras la salida de Jobs de Apple en 1986. A su regreso en 1997, el primer movimiento de Jobs en la empresa de Cupertino fue cancelar todos los acuerdos de ordenadores compatibles con Mac afirmando que el negocio de ordenadores compatibles con Mac dañaría no sólo el negocio de Apple, sino también la marca Mac.

Pero en 2001, Jobs decidió hacer una exepción. A comienzos de ese año, el cofundador de Apple y un directivo de la empresa viajaron a Hawai, donde la mayoría de los ejecutivos de Sony pasan las vacaciones de invierno jugando al golf.

“Steve Jobs y otro ejecutivo de Apple nos estaban esperando a la salida del campo de golf con un VAIO con el sistema operativo Mac OS X”, recordaba Ando en Nobi. Jobs estaba realmente intersado en que la gama VAIO pudiera ser compatible con Mac debido a la admiración que sentía Jobs por estos portátiles.

Hubo una reunión entre los directivos de Sony y los representantes de Apple en Hawai, pero Jobs llegó tarde. Justo en esa época, los portátiles VAIO habían ganado mucha popularidad y acababan de optimizar tanto el hardware como el software de los portátiles para trabajar específicamente con Windows. La respuesta a la propuesta de Jobs fue negativa.

La anédota ha salido a la luz justo en el momento en que Sony estaría en negociaciones para vender su gama de portátiles, siendo Lenovo quien se perfila como principal comprador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *