Miércoles, 18 enero, 2017

Spotify afirma que el sistema discográfico “estaba podrido” y se crearon “piratas a la fuerza”

Un estudio recoge que siete de cada diez usuarios han pirateado alguna vez, pero cada vez lo hacen menos

Foto: archivo
E.P.


image_print

El director de Spotify España, Javier Gayoso, ha asegurado este miércoles que en años anteriores se crearon usuarios “piratas a la fuerza” porque el sistema discográfico estaba “podrido y no funcionaba”.

Gayoso ha participado en la jornada digital innovAction celebrada en la sede del CAD (Centro de Aceleración Digital), para presentar un estudio sobre consumo de música y en la que también han intervenido el CEO de ISDI, Nacho Pinedo, y el cantante David Otero.

El directivo de Spotify se ha referido a la piratería como “un mal sueño o un subproducto que demuestra que se acudía a ella por precio o falta de calidad”, una tendencia que a su entender está cambiando. Así lo recoge también el estudio presentado, que indica que la mayoría de los encuestados –casi siete de cada diez– cada vez descargan menos ilegalmente.

En esta misma línea, se ha mostrado Otero (exCanto del Loco), quien ha instado a “olvidarse de la pesadilla” de la piratería porque es “una transición que se pasará”. “Al final, se acabará ajustando la transición con un sistema económico justo para que los artistas puedan vivir: jamás ha habido tantas oportunidades como ahora de llegar al público”, ha aseverado.

El estudio recoge una muestra de entrevistas a 500 personas de entre 16 a 45 años que han escuchado música en el último mes. El resultado es que siete de cada diez reconoce haber pirateado alguna vez, si bien cada vez menos –solo un 7% afirma aumentar sus descargas ilegales–.

En estos casos, el foco de aumento de las descargas ilegales se centra en el grupo de consumidores varones de edades comprendidas entre los 16 y los 24 años, segmento que “aún está picoteando” en diversos formatos y “no tiene claro todavía su manera de consumo”, ha explicado De Pinedo.

¿CONTENIDOS GRATIS O DE PAGO?

El acceso a esos contenidos pagando es uno de los caballos de batalla que tendrá el sector en los próximos años. Según el estudio, a día de hoy un 63% de usuarios consume solamente música de plataformas digitales de forma gratuita, mientras que el 28% restante mezcla pago y gratuidad –solo un 9% accede exclusivamente a contenidos de pago–.

El informe revela que, dentro de ese acceso de pago, la tarta principal todavía la representan las ventas de CD, ya sean en tiendas físicas (un 18%) o en digital (un 12%). En el caso del ‘streaming premium’, una opción “altamente valorada” por los usuarios, solo supone el 9%, debido quizás a que “todavía hay un bajo conocimiento de los servicios que ofrecen”.

En cualquier caso, la forma preferida de escuchar música sigue siendo la radio analógica (68% de los consultados), seguida del MP3 (dos tercios de los encuestados). Además, una cuarta parte de los usuarios declara estar dispuesta a pagar diez euros al mes a cambio de poder escuchar toda la música que desea “como y cuando quiera”.

LA FÓRMULA DE LA COCA-COLA

Gayoso ha incidido en la situación en la que se encontraba la industria discográfica antes de la llegada de Spotify (hace ocho años), con cerca de 500 millones de usuarios escuchando música de manera ilegal y una caída del 52% de los ingresos del sector.

A día de hoy, este servicio streaming –que desembarcó hace siete años en España, octavo país a nivel mundial– reúne más de 30 millones de canciones con 75 millones de usuarios de contenidos gratuitos y 30 millones usuarios ‘premium’.

El directivo ha recordado que, a pesar de algunas críticas, han aportado en este periodo más de 3.000 millones a la industria discográfica. Y sobre las aportaciones económicas a los artistas, ha insistido en el “streaptease” hecho hace poco con una herramiento de estimación de ganancias para ellos en función de las escuchas. “Cada empresa tenemos nuestra fórmula de la Coca-Cola pero, a raíz de esto, las críticas han bajado”, ha concluido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *