Jueves, 17 Agosto, 2017

            

Soria o el cinismo del PP

El presidente en funciones de España, Mariano Rajoy, junto con el exministro de Industria José Manuel Soria | Autor: Archivo GD

Pedro Vaquero del Pozo | @pvaqdp


image_print

El ex ministro de Industria José Manuel Soria ha sido propuesto por el Estado español al Banco Mundial para que ocupe un cargo como técnico comercial. Total, 226.000 euros al año libres de impuestos. La presión de la ciudadanía, los medios de comunicación y hasta de una parte del PP ha provocado que Soria tuviera que renunciar. Segundo “fiasco Soria”. Pero lo grave de este asunto es la forma de proceder del gobierno en funciones que parece no haber entendido en qué punto de hartazgo está la ciudadanía respecto del amiguismo, la corrupción, las puertas giratorias, etc.

Primero, porque se trataba de un ministro del gobierno de Rajoy que tuvo que dimitir por las mentiras con que quería cubrir su presencia en los papeles de Panamá, donde se consignaban aquellas personas que habían defraudado a sus respectivas Haciendas públicas para ahorrarse la carga impositiva que les correspondía pagar, mediante la ubicación de su dinero y patrimonio en sociedades fantasma sitas en distintos paraísos fiscales. Fueron varias mentiras seguidas ante los micrófonos de los periodistas las que obligaron al ministro a dimitir.

Segundo, porque para “compensar” al ex ministro Soria, el gobierno ha utilizado el método de la mentira a su vez: a) Ya el 7 de junio se le hizo una pregunta al ministro de Economía Luis De Guindos acerca de lo que entonces era un rumor hoy confirmado. Ese día el ministro lo desmintió con todo descaro. b) El gobierno ha afirmado que no ha sido un nombramiento a dedo, sino el resultado de un concurso público al que el ex ministro pudo presentarse como candidato al ser funcionario del cuerpo de técnicos comerciales del Estado; pero eso era simplemente mentira, pues este es uno de los cargos en las instituciones internacionales que se cubren a propuesta de los distintos gobiernos; De Guindos (el competente en la materia) retrasó el nombramiento hasta que fue el plazo conveniente para dárselo a Soria. c) Afirmaba el gobierno que es un puesto administrativo, no político, pero se da la casualidad de que este tipo de puestos del Banco Mundial deben supervisar la aplicación de las políticas y normas comerciales de los estados y las multinacionales, y asesorar respecto de ellas. d) Alguien del gobierno afirmó que no había persona más cualificada que Soria para ese puesto, pero se ha sabido que sacó el penúltimo puesto de su promoción y que tan solo estuvo en activo como técnico comercial del Estado desde el 84 al 89, año en el que entró en política y hasta hoy. e) Algún miembro del gobierno ha llegado a afirmar que si hubieran vetado la candidatura de Soria, habrían cometido una ilegalidad; pero esto es falso, pues no se trataba de vetarlo, sino de adoptar otras opciones legales como la del concurso público real, donde compitieran funcionarios seguro que tan ó más cualificados que el ex ministro. f) Rajoy dijo que la decisión no la adoptó el gobierno y De Guindos que ha sido una decisión técnica; pero la comisión de evaluación encargada de adoptarla estaba compuesta por el equipo de De Guindos (2 secretarios de estado, un secretario general y 2 directores generales del Ministerio de Economía). g) Respecto al momento en que se hizo pública la noticia de la propuesta, levanta sospechas el que el ministro haya esperado a las 20’56 horas del 2 de septiembre para emitir un comunicado, es decir, justo dos minutos después de haberse votado en el Congreso la investidura de Rajoy; h) Incluso el gobierno ha mentido al explicar la renuncia de Soria, achacándola a una decisión personal, cuando el mismo Soria ha dejado escrito que su renuncia es “a petición del gobierno”.

El gobierno en funciones nos ha mentido a todos en nuestras propias narices. Nos trata como a niños chicos. Pero sobre todo miente a quienes han pactado con él un compromiso de “regeneración de la política”. ¿De qué regeneración democrática está hablando el PP? El cinismo de la sarta de mentiras y medias verdades que han ido lanzado los ministros que han hablado del tema Soria manifiesta claramente que el estilo Rajoy de gobernar no es trigo limpio, y que no tiene el PP de Rajoy intención de cambiar.

Explique lo que explique De Guindos en el Congreso, los ciudadanos ya tenemos otro botón de muestra de que un gobierno con Rajoy a la cabeza no es de fiar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *