Martes, 23 de Octubre de 2018

            

Somos Voz

Eva Tarancón


image_print

Hoy hablamos de la Voz. Con motivo del Día Internacional de la Voz que se celebra el 16 de abril , quiero compartir con vosotros algunas reflexiones sobre este instrumento musical que nos define a cada uno de nosotros.

¿Realmente nos planteamos qué es nuestra voz? ¿nos planteamos cómo nuestra voz es capaz de transmitir emociones como enfado, alegría, rabia, dolor, cansancio…? ¿Nos hemos planteado alguna vez que esas emociones tienen un vehículo llamado aparato fonador y qué no deja de ser un instrumento de viento que hay que cuidar y afinar de vez en cuando?

Es probable que si no has tenido nunca problemas de voz, no te hayas planteado nunca la necesidad de saber cómo funciona pero…¿qué ocurre con aquellas personas que utilizan la voz como herramienta de trabajo? que pasan 8 horas al día hablando sin parar ,que notan que su voz se va agotando a medida que va pasando el día…Hablamos de locutores, docentes, agentes comerciales, empresarios, abogados, políticos, cantantes, telefonistas, actores, entrenadores deportivos….cuántos de ellos llegan a casa después de una larga jornada laboral sintiendo que no pueden hablar más, que están agotados ,que no les apetece hablar ni con su mujer ni con sus hijos ni con nadie. Que lo único que les “pide el cuerpo” es estar callado, descansar la voz….

Son muchísimas más las profesiones de las que nos pensamos aquellas  que utilizan la voz como herramienta de trabajo, y ,son muchísimas más personas de las que creemos las que sufren trastornos de la voz.

Concretamente, entre un 5% y un 7% de la población española sufre algún trastorno de la voz que requiere de asistencia médica y, nada más y nada menos que un 57% de los docentes sufren de la voz. Todos ellos tienen muchas posibilidades de acabar desarrollando una patología vocal como pueden ser los nódulos kissing. Los nódulos de las cuerdas vocales causados por esfuerzos sostenidos de la  voz por motivos profesionales es la única patología relacionada con la voz que se reconoce como enfermedad profesional.

 

Reflexionando entonces ante estos datos….¿por qué las empresas no dan esta formación a sus empleados? Por qué no tienen profesionales de la voz en sus equipos para hacer que sus trabajadores obtengan el máximo rendimiento a su voz y por lo tanto incrementen su rendimiento de trabajo, las ventas, se eviten bajas laborales, en definitiva, aumenten la productividad.

¿Alguna vez habéis recibido alguna llamada de alguna compañía telefónica o para ofreceros algún producto y el operador estaba ronco ,su voz era tan monótona que – si ya de por sí estás deseando que termine la llamada – acabas durmiéndote o colgándole?.¿ Qué os transmite un/una dependiente/a si su voz es seria, monótona, seca, o no la entiendo porque no tiene una buena articulación?¿le compramos? No, ¿verdad?.

Eso es la voz, saber transmitir, llegar al público, saber modularla , tener una correcta articulación y dicción. Saber utilizar la voz, tener los conocimientos básicos para no hacernos daño al hablar, saber proyectar la voz a una audiencia amplia, que se te entiendan cada uno de fonemas (sonido de las letras al hablar) y transmitirlo con la emoción y modulación necesaria ,eso es la COMUNICACIÓN.

 

El logopeda es el profesional de la salud que se te enseñará a utilizar tu voz sin esfuerzo, a que cumpla con tus exigencias profesionales, te enseñará a que utilices tu tono óptimo y que no  suene ronca, a tener una buena dicción y a transmitir todo aquello que desees con efectividad.

¿Cuándo debo acudir a un profesional entonces? si notas cansancio y debilidad en tu voz, si notas que te ahogas al hablar, que tienes la necesidad de carraspear con mucha frecuencia, que te salen “gallos” cuando vas a comenzar a hablar. Si notas tirantez o rigidez en la garganta conforme va pasando el día, si tu voz se ha agravado o si eres incapaz de hablar en público. Si tu hijo se queda ronco por chillar en un partido de fútbol en el recreo….un logopeda colegiado es el especialista que te ayudará a sacarle el máximo partido a tu voz y a tu comunicación.

No renuncies a una cena en grupo, a dar una charla o a  desempeñar un trabajo a causa de tu voz. Aprender las técnicas no es difícil, sólo es cuestión de entrenamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.