Lunes, 16 Octubre, 2017

            

“Somos libres y capaces de todo”

Hoy se conmemora el Día Mundial del Síndrome de Down, lo compartimos con María, Ana y Sonia, tres grandes mujeres, que nos han enseñado cómo viven

Rita M. Marín @marinruiz_rita / Fotografía: Fermín R.F.


image_print

Nos esperan en su piso. Las tres son muy amables, y desde el principio, nos hacen sentir como en casa. María, Ana y Sonia son tres chicas jóvenes, estudiantes y trabajadoras que nos han invitado a compartir una tarde con ellas. ¿Algo especial? Creo que sí, que ellas conmemoran este día de forma muy particular, porque ellas tienen Síndrome de Down. ¿Algo especial? Sí, que son tres grandes amigas, que se ayudan las unas a las otras, son competentes y tienen un sentido del humor extraordinario. Ellas, tal y como nos dice Ana son “libres y capaces de todo”. ¡Y vaya que sí lo son!

PISODOWN_05

Entre risas comentan que han organizado una fiesta para este sábado, en casa, a la que han invitado a algunos amigos y amigas. Van a preparar bocadillos y refrescos, y van a hacer una selección musical. Me lo cuentan mientras estamos sentadas en su sofá, con Marta, que también comparte piso con ellas, y es la mediadora de esta iniciativa que surgió hace más de diez años en GranaDown, la Asociación Granadina de Personas con Síndrome de Down.

Se trata de viviendas compartidas que aparecen como demanda de un grupo de chicos que una vez que han llegado a la etapa laboral en la vida, necesitan cambiar su forma de integración en la sociedad. “Es una manera de seguir haciendo realidad un objetivo básico de GranaDown”, nos cuenta la coordinadora Mercedes Cano, que también ha querido estar con nosotros esta tarde, “conseguir una vida lo más normalizada posible para estos jóvenes”.

PISODOWN_04

Pero para María, Ana y Sonia lo de normalizada no es lo importante. Lo importante es que hoy Sonia, que tiene un contrato fijo en una tienda de deportes, ha cocinado unas riquísimas lentejas con chorizo, “y también me gusta planchar”. Lo importante es que Ana es funcionaria del Ayuntamiento de Granada, y “me lo paso en grande con mis compañeros”, asegura, aunque también quiere aclarar que “trabajo muy duro”. Y lo importante es que María, que ha sido la última en incorporarse a este piso, va a seguir formándose para encontrar un buen trabajo.

PISODOWN_07

Van al gimnasio. “Me encanta la zumba”, se ríe Sonia, “y a mí las máquinas” me cuenta María. Hacen la compra, y siguen unos horarios en los que tienen distribuidas sus tareas diarias como a quién le toca limpiar los cuartos de baño, o el salón, o poner la lavadora. Me dicen que les encanta vivir en este piso, porque así son autónomas. Yo les digo que tienen mucho trabajo, y que tal vez en casa de sus padres no tendrían que estar preocupadas por toda la gestión de una casa. “No es un problema, lo hacemos porque podemos hacerlo”, responde Ana muy segura.

PISODOWN_03

Ahora toca el turno de las fotografías. Animan a Marta para que también pose con ellas. Marta es la mediadora, pero sobre todo, es la amiga. Ha sido una tarde diferente, para ellas y para mí. Nos lo hemos pasado muy bien. Me han dicho que cuando quiera puedo volver a visitarlas. Seguramente. Hoy estarán leyendo el periódico, donde compartimos un trocito de sus vidas.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Hola
    Tengo un hijo de 13 años de edad, es un niño educado, va a la escuela, logra entender muchas cosas y el unico problema es que no puede hablar, quisiera pedir un consejo de como puedo guiarlo para que sea una persona autosuficiente