Jueves, 20 Septiembre, 2018

            

Sólidos en defensa, desaparecidos en ataque

La solvencia atrás demostrada por el Granada CF no fue acompañada por una buena actuación ofensiva | Los rojiblancos solo dispararon seis veces sobre el arco de José Juan

Rodri se fue del partido sin disparar a puerta | Foto: La Liga
Chema Ruiz España | @Chema_Ruiz22


image_print

Siete partidos de pretemporada y un encuentro de Liga han sido suficientes para que el Granada CF de Diego Martínez haya demostrado cuáles son sus puntos fuertes y cuáles son sus debilidades. Además, estas aparecen bien diferenciadas en dos facetas del juego opuestas. Por un lado, el conjunto rojiblanco demuestra ser un equipo sólido en defensa, pero, por otro, encuentra muchas dificultades para generar peligro sobre la portería rival.

El encuentro ante el Elche fue buena muestra de ello. El conjunto dirigido por Diego Martínez consiguió dejar la portería a cero, como lo hizo en otros seis partidos durante la pretemporada, y, aunque el cuadro ilicitano encontró facilidades para llegar al área rival, no consiguió generar ocasiones claras de gol.

Y todo pese a que ‘experimentó’ con la línea de cuatro que puso sobre el césped del Martínez Valero. Víctor Díaz actuó como pareja de Germán en el centro de la zaga, en lo que fue una clara muestra de la apuesta del técnico rojiblanco por la versatilidad de sus jugadores y de la necesidad del club granadino de reforzar esta zona. Su actuación demostró que es una buena alternativa para paliar las carencias defensivas de la plantilla nazarí y, paradójicamente, fue Germán el que cometió algunos errores que pudieron costarle caro al Granada.

Pero la faceta defensiva del conjunto rojiblanco no solo la ejerce la línea más retrasada del equipo. La dupla formada por Montoro y Nico Aguirre en el centro del campo demostró una contundencia inédita hasta ahora y que, aunque quizás con demasiada dureza, puso fin a numerosas jugadas de ataque guiadas, sobre todo, por Josan y Juan Villar.

Además, la seguridad bajo palos de un Rui Silva que ya empieza a coger el ritmo que le faltó en las pocas ocasiones que apareció la pasada temporada fue fundamental para que el cuadro franjiverde no se adelantara en el marcador. La parada que realizó en el minuto 43 a un disparo de Sory Kaba, sin ir más lejos, terminó siendo decisiva.

INACTIVIDAD EN ATAQUE

Sin embargo, la solvencia defensiva no se vio correspondida en la faceta de ataque. Los rojiblancos no fueron capaces de generar peligro real sobre la meta defendida por José Juan, que vivió un encuentro bastante plácido. El conjunto granadino solo fue capaz de disparar en seis ocasiones durante todo el encuentro, cifra que se ve reducida a dos si solo se tienen en cuenta los disparos que fueron entre los tres palos.

Esta estadística es el fiel reflejo de las dificultades que mostró el conjunto nazarí para generar ocasiones de gol, algo que el propio Diego Martínez destacó en rueda de prensa. Solo Vadillo parecía capaz de encontrar la forma de deshacer el entramado defensivo ilicitano, aunque sus intentos fueron estériles.

Además, un dato destacable de estas estadísticas es que ni Adrián Ramos ni Rodri, que fueron los jugadores que actuaron en punta durante el partido, realizaron ningún tiro. Álex Martínez, Antonio Puertas -ambos en dos ocasiones-, José González y el propio Vadillo fueron los que realizaron todos los disparos del equipo, siendo el ‘10’ rojiblanco el que desaprovechó las dos mejores oportunidades para marcar.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.