Miércoles, 26 Julio, 2017

            

Soleá Morente: “Si mi padre no hubiera hecho ‘Omega’ yo no habría publicado este disco”

Publica 'Tendrá que haber un camino', su debut discográfico en el que colaboran artistas como J, Lagartija Nick o Estrella Morente.

Soleá Morente|Foto: E.P.


image_print

“Si mi padre no hubiera hecho ‘Omega’ yo no habría publicado este disco”, ha manifestado la artista Soleá Morente, quien publica esta semana su debut discográfico, bajo el título de ‘Tendrá que haber un camino’, tras haber colaborado con varios artistas.

Su aparición en el terreno musical probablemente hubiese pasado desapercibida si no fuera porque forma parte de uno de los clanes musicales más importantes del país: es hija de Enrique Morente y hermana de Estrella Morente.

El padre de Soleá publicó en 1996 el disco ‘Omega’, en colaboración con la banda de rock Lagartija Nick, que fue reeditado en 2008 y que marcó un antes y un después en los límites de la creación musical en España. Su padre también protagonizó un momento inédito, al fusionar en directo su música con la de Sonic Youth.

Según ha señalado este miércoles durante una entrevista concedida a Europa Press, aquella experiencia ha marcado su interés por la música, ese que ahora imprime en este disco, en el que a pesar de convertirse en su primer disco en solitario aparece muy acompañada: J, de Los Planetas, La Bien Querida, Lagartija Nick, Lori Meyers y Pájaro Jack, así como su hermana mayor Estrella y su hermano pequeño José Enrique.

A Soleá Morente le impone pensar que este es su primer disco. Ahora se encuentra “sola al timón del barco”, algo que al mismo tiempo que la enorgullece y le hace sentir ilusión, también le causa “vértigo y respeto”.

Al margen de la tradición familiar, su incursión en la música se ha producido de forma “natural”. Según ha señalado, su colaboración con Los Evangelistas le llevo a experimentar con nuevos sonidos y mensajes y le llevó a expresarse “sin prejuicios”.

“LA MÚSICA ME CAUSA RESPETO”

Soleá Morente cree que “las prisas no son buenas consejeras” y asegura que si no se atrevió antes a publicar este disco fue porque no se sentía lo suficientemente segura. “La música me impone muchísimo, me causa respeto”, ha dicho.

Entre todos los consejos que le dio Enrique Morente antes de fallecer, en diciembre de 2010, el que más recuerda la artista es la importancia de “estar receptivo y abierto a todo”. Ahora, después de un proceso de búsqueda de una etiqueta que encajara con lo que quería hacer, afirma sentirse “a gusto”.

‘Tendrá que haber un camino’ contiene 13 temas, entre los que se encuentran fandangos, sevillanas y tangos, así como otros sonidos pop y rock e incluso una versión de Leonard Cohen. El disco empieza con referencias a Machado, continúa con una canción dedicada a la libertad de expresión, sigue con la “búsqueda del amor imposible” y termina con un mensaje positivo: “Qué más da la edad, lo importante es tener ilusión e inquietudes”.

Soléa Morente nació en Madrid en 1985 pero se crió en Granada, un lugar que a su juicio tiene “una energía muy especial”, motivo por el que cree que hay tantos grupos.

Preguntada acerca de un futuro proyecto musical, ha dicho que aún no sabe cuándo repetirá. Entre sus futuros planes se encuentra preparar el doctorado y terminar el disco que comenzó con su padre en 2010, el verano en el que terminó la carrera de Filología Hispánica y meses antes de su muerte, en diciembre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *