Viernes, 21 Julio, 2017

            

Sol y temperaturas primaverales en Semana Santa y lluvias desde el lunes

Las máximas han sido hasta 10 grados superiores a las habituales para estas fechas

Foto: E.P


image_print

El tiempo seco y soleado se mantendrá esta Semana Santa, al menos hasta el sábado, aunque las temperaturas descenderán ligeramente respecto a los valores de días atrás, cuando las máximas han sido entre 8 y 10 grados centígrados por encima de las habituales para estas fechas. Para el lunes, está previsto que vuelvan las precipitaciones fruto de la llegada de una borrasca a la Península.

Así lo ha explicado a Europa Press el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Antonio Mestre, que ha precisado que las temperaturas máximas de los últimos días han sido “muy elevadas” y que hay observatorios que en los últimos dos o tres días se han superado los 30 grados centígrados en Andalucía, Murcia y Valencia.

“Es probable que en algunos observatorios del suroeste de Andalucía y el bajo Guadalquivir, donde ayer se llegó a 32 grados centígrados, se ratificarán estos valores como máximas históricas, pero aún están por validar, igual que datos de 26 y 27 grados centígrados en la zona centro”, ha indicado.

Frente a estos valores, ha señalado que este miércoles los termómetros han descendido sobre todo en el norte y en el centro peninsular y, en menor medida, también en el sur. Por ello, ha apuntado que aunque el tiempo va a seguir siendo seco y soleado, las temperaturas “no serán tan altas” y el descenso será más acusado en el norte y nordeste peninsular, es decir en Pirineos, Aragón y Cataluña, principalmente y después en toda España, aunque en menor medida cuanto más al sur.

De este modo, ha precisado que el Jueves y el Viernes Santo serán “días de tiempo anticiclónico” con cielos poco nubosos en el conjunto del país con algunas nubes altas que apenas afectarán a la radiación solar.

En concreto, las temperaturas mínimas bajarán en la madrugada del jueves y se pueden producir heladas nocturnas débiles en el sistema Ibérico, Pirineos y este de Castilla y León. Las máximas volverán a recuperarse el jueves y viernes, sobre todo las diurnas, aunque no llegarán a los niveles de los días anteriores. “En general va a hacer buen tiempo esta semana santa”, ha valorado.

De cara al Sábado Santo, Mestre ha comentado que empezará a llegar una entrada de aire frío al norte peninsular que, sin embargo, no producirá cambios importantes, pero sí algunas precipitaciones débiles en zonas del Cantábrico, zona de Alto Ebro, País Vasco y Pirineos, extendiendose al norte de Cataluña, donde podrán producirse algunas precipitaciones débiles.

Ese día, en el resto de España se prevén intervalos de nubes altas sin mayores consecuencias, de modo que se mantendrá en general el tiempo seco y las temperaturas volverán a bajar en las zonas afectadas por las preicpitaciones.

SEMANA DE PASCUA: LLUVIOSA Y PRIMAVERAL

El portavoz ha añadido que el Domingo de Resurrección se inicia una tendencia a una ligera inestabilización que será más importante la próxima semana. Así, ha dicho que ese día ya habrá algunos intervalos nubosos y que se espera nubosidad de evolución diurna que puede provocar chubascos “no muy importantes” en las áreas montañosas del sur y del oeste peninsular.

Una vez pasada la Semana Santa, ha dicho que la tendencia es que el lunes y los primeros días de la Semana de Pascua una borrasca se acerque a la Península por el oeste y se irá extendiendo al resto de la Península pero “hay incertidumbre” sobre el ritmo de avance de esta baja presión.

“Se inicia un riesgo de precipitaciones y es probable que la próxima semana haya una situación típica de la primavera: lluvias, chubascos y descenso térmico hasta temperaturas normales para la época”, ha resumido.

EVOLUCION DE LAS TEMPERATURAS

Mestre ha puesto algunos ejemplos sobre la evolución de los termómetros, como en Sevilla, que este miércoles se esperan máximas de hasta 32 o 33 grados centígrados, frente a los 26 grados centígrados esperados para Viernes Santo o los 21 de la próxima semana.

En Madrid, frente a los 27 grados centígrados de este martes, el viernes tendrán unos 22 grados centígrados y en Alicante, que el lunes llegaron a 32 grados centígrados este miércoles bajarán hasta los 26 grados centígrados.

Mientras, en el norte las temperaturas se han mantenido en torno a los valores normales de principios de la primavera y, por ejemplo, en Valladolid este martes registraron unos 25 grados centígrados y los próximos días estarán en torno a los 20 grados centígrados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *