Viernes, 22 Septiembre, 2017

            

Skillerx, maestro de ceremonias en el Sónar 2015

Viernes de grandes actuaciones de Kate Tempest, Kiasmos, Squarepusher o Róisín Murphy.



image_print

Jornada de Viernes de la edición del festival Sónar de Barcelona. Primera jornada con sesiones de día y de noche, si no contamos con el concierto de patrocinadores de ayer de los Chemical Brothers.

Por lo que hay que ir dosificando muy bien las fuerzas, son muchas horas, muchos decibelios y muchos trayectos que hacer, comienza el crossfit de festival, el puerto de primera, las semifinales de Champions, por utilizar símiles deportivos.

Llegados a la Fira de Montjuic, Sónar de Día y tras aceptar un buen café en el Wellcome Bar y por que no decirlo, pasar otro buen rato trasteando el sintetizador Analog Four y Analog Keys de Elektron, nos dirigimos al primer show de la tarde. Seb Gainsbourough, con apenas 25 años se ha convertido en un reputado músico con continuas colaboraciones y creando un universo sonoro alrededor de su imagen muy reconocible. Una inyección de ritmos sobresalientes y melodias que se transforman conforme avanza el tema. Una vuelta de tuerca a la fusión de todos los mundos electrónicos, a veces dubstep, a veces techno, a veces ambient… Vessel no dejó a nadie descontento en el SónarHall.

Posteriormente en el mismo escenario llegaba la hora de descubrir por primera vez en nuestro país a un portento de la poesía, Kate Tempest. Premiada con el Ted Hughes award en 2.013, prestigioso galardón que se otorga en Reino Unido, ahora también quiere incendiar los escenarios con su proyecto sonoro. Con su potente voz y peculiar forma de cantar y recitar, una excelente corista, unos teclados y un más que solvente percusionista, nos hicieron vibrar con la intensidad en escena de Kate. Ritmos raga, reggee, pop, bien actualizados a la electrónica actual. Buen descubrimiento.

spi3073_9333_roisinmurphy_pub_sonar2015_arielmartini-14

También en SónarHall, la próxima actuación, la de Kiasmos. Desde el frío de Islandia e Islas Feroe, Olafür Arnalds el gran pianista y compositor junto a Janus Rasmussen, techno de salón, para el goce y disfrute de los allí presentes. Música bailable con carácter, con mucho estilo y que conecta enormemente bien con el público.

Squarepusher, el esperado hombre de la máscara fue el siguiente en ofrecer su bomba sonora en su nuevo formato de live. Básicamente no ha variado su forma de presentar su música, él con una máscara de esgrima controlando dos ordenadores y diferentes controladores. Si ha cambiado los visuales que le acompañan. Una verdadera obra de la ingeniería un directo de este hombre. Con un sonido demoledor que únicamente hoy día podría igualarle Amon Tobin, descargo sobre el público su acelerada visión de la electrónica futurista. Un concepto difícil de digerir pero a la vez atractivo por lo novedoso y estruendoso del asunto. Además Squarepusher nos deleitó con unos bises ya sin máscara y enfundando su bajo de seis cuerdas para mostrarnos a que velocidad puede tocar. Recordemos que a la pregunta que se le hizo en una entrevista en la revista Future Music; -¿Por qué tu música es tan acelerada? Squarepusher contestó; -Mi música va a la velocidad a la que yo puedo tocar.

Tras la odisea de cambio de escenario de día a noche, ya en la Fira de Barcelona de L´Hospitalet, enorme espacio donde se celebra el Sónar de Noche, nos disponíamos a gozar de las opciones nocturnas ofrecidas por la programación. En primer lugar nos detuvimos con Róisín Murphy.

La ex vocal de Moloko, grupo de trip hop bailable de finales de los noventa y de éxitos incuestionables, está de vuelta con un nuevo trabajo de estudio “Hairless Toys”. Con su peculiar y grandiosa voz, su teatralidad y su glamour o carácter escénico, Murphy atrapó al público del SónarPub convirtiendo su actuación en una fiesta total. Cambios de disfraces varios, sainetes en escena, cachondeo, buen humor y que no se nos olvide, gran banda y excelente concierto musicalmente hablando con un final apoteósico como los de una banda de rock setentero que jamás quiere abandonar el escenario.

Tras reponer fuerzas y sin movernos del SónarPub, comenzaba la actuación, de hecho la segunda dentro de esta edición de Hot Chip. La banda británica liderada por Alexis Taylor y Joe Goddard, presentaban nuevo trabajo discográfico y que mejor lugar para presentarlo que en su casa, el Sónar.

spi3075_2660_roisinmurphy_pub_sonar2015_arielmartini-20

Esta banda de pop electrónico ha sabido ganarse el cariño del público del Sónar, gracias en parte a la calidad de sus trabajos y sobre todo de la calidad en directo que atesoran actuación tras actuación. Una lástima que los dejáramos a medias para trasladarnos al SónarLab, ya que tenámos curiosidad por conocer y ver la presentación en directo de Tiga. Que después de una fulgurante carrera de colaboraciones y trabajos de estudio presenta por fin un directo. Además un directo muy especial diseñado por el prestigioso estudio berlinés Padfinderei y el realizador afincado en París Helmi, responsable del videoclip de “Bugatti”, y contando con la presencia en el escenario del productor finlandés Jori Hulkkonen. La verdad es que viendo este espectáculo era como estar de nuevo en los ochenta, pop electrónico, devoción por la Human League entre otros, una sofisticación traída de aquellos años por la moda y el color con el blanco como base de todo. El contrapunto era ver como la juventud gozaba con todo aquello y bailaba sin parar. Punto positivo para los ochenta.

Fue la hora de cambiar de registro, abrir nuestra mente, porque comenzaba en el gran escenario del SónarClub el show de Skrillex. El afamado productor norteamericano, ídolo de millones de fans en todo el mundo, con más de diez millones de discos vendidos es sin lugar a dudas la estrella mediática más importante del panorama electrónico norteamericano de los últimos años. Esta es su segunda visita a la ciudad Condal y en especial a este festival, por lo que era como la vuelta del hijo pródigo y como tantos artistas también le debe algo de su fama a este certamen.
Skrillex, Sonny Moore, traslada como nadie la actitud punk o la energía del hardcore a la electrónica, siendo un maestro de ceremonias descomunal. Contacto verbal constante con el público, subiendo, bajando de la mesa, atreviéndose a romper el ritmo de la actuación para pinchar “Barcelona” de Freddy Mercuri y Montserrat Caballé, con la bandera catalana en las pantallas o pinchar la “Macarena” de Los del Rio…

El show visual, de lo mejor que se ha visto por el Sónar, con dos grandes pantallas delante y detrás del artista, unos juegos de luces y lasers sobrecogedores y constantes explosiones de humo y confeti. Verdaderamente uno puede o no apreciar la música que Skrillex pinchaba, pero el show no defraudó a las 20.000 personas que allí bailaban sin lugar a dudas. ¿Musicalmente? Esperábamos más bomba dubstep viniendo de uno de los creadores del género sin duda, pero Skrillex se ha convertido en un animador de macro fiestas, pinchando temas idolatrados por la juventud del momento, pasando por todos los estilos, Trance, Techno, Dubstep, Reggee, Pop, etc… Además Skrillex no es un dj al uso, él antepone a la técnica, las subidas y bajadas, las sorpresas y todo lo que tenga que ver con romper el ritmo para provocar incertidumbre en el personal, por lo que muchos profesionales del dj se echarán las manos a la cabeza, pero el hombre lo da todo en directo, actitud no le falta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *