Domingo, 27 Mayo, 2018

            

Siqueira: “La afición debe olvidar lo que ha pasado porque ahora es el momento de apoyar al Granada CF”

El futbolista brasileño, que hoy cumple 32 años, lleva dos temporadas sin jugar por culpa de una lesión en su tobillo izquierdo, pero confía en regresar a los terrenos de juego la próxima campaña

Siqueira, con su fisioterapeuta esta mañana en Lisboa
Juan Prieto | @JuanPrieto10


image_print

Es uno de los personajes más queridos por la afición del Granada CF y se ha ganado el derecho a opinar, con todo cariño y autoridad, del club que más le ha marcado en su extensa carrera deportiva. “Qué triste ver a mi Granada en esta situación”, escribió en su página de Facebook el día en que el equipo rojiblanco descendió de categoría. Nunca ha regateado elogio a los colores que lo pusieron en el escaparate del fútbol mundial, y a los que sigue en su día a día como un fiel seguidor más.

Ahora, en el día de su trigésimo segundo cumpleaños, Guilherme Siqueira tampoco ha querido olvidarse de ‘su’ club. En conversación con GranadaDigital desde Lisboa, donde ultima su recuperación, el lateral brasileño ha querido mandar un mensaje de ánimo al equipo y a la afición rojiblanca de cara a los decisivos compromisos ligueros que se avecinan. “Que la gente esté con el equipo y se dejen de lado las cosas que ya han pasado. Hay que empezar ahora desde cero porque hay posibilidades de meterse en el playoff“, dice el exjugador nazarí, quien afirma con rotundidad que “hay que confiar en el equipo, animarlo y apoyarlo. Estos jugadores ya han demostrado que saben jugar y son buenos. Hay una plantilla de bastante calidad para la categoría, pero hace falta que anímicamente estén bien, con confianza, y para eso la afición es muy importante”.

Siqueira es contundente en reiterar que “el mensaje ahora es apoyar hasta el final. Si se meten en el playoff todo será diferente y seguramente los jugadores estarán más preparados anímicamente. Ya sabemos que el playoff es una competición aparte y, si llegan bien desde el punto de vista anímico, pueden lograr el ascenso“.
Una larga lesión

Lleva dos temporadas muy duras, alejado de los terrenos de juego, pero Siqueira empieza, por fin, a ver la luz al final del túnel. Atrás quedaron unos años en los que brilló y se ganó el respeto de la hinchada nazarí, no solo por el espectacular fútbol que exhibió en la banda izquierda del Nuevo Los Cármenes, sino por su entrega y honestidad deportiva. Su carácter afable y su calidad humana le convirtieron en un tipo muy querido en la ciudad. Actitud y aptitud que le llevaron a jugar tres campañas en el club nazarí, con el que disputó 108 partidos oficiales, marcó 13 goles y logró el histórico ascenso de Elche más dos permanencias en Primera. Después se fue cedido al Benfica -tras su fallido traspaso al Real Madrid- y el Atlético de Madrid dejó una importante cantidad económica en las arcas del club propiedad, entonces, de Gino Pozzo (10 millones de euros) para adquirir sus derechos deportivos.

En el club colchonero, el jugador de Florianópolis jugó una campaña y media (26 partidos) y en enero de 2016 se marchó cedido al Valencia, donde poco a poco se hizo con el puesto de titular, aunque ya su tobillo izquierdo empezaba a darle problemas. Pero la lesión de larga duración de Gayá hizo que Siqueira se sacrificara y empezara a infiltrarse para jugar, lo que le provocó lo que se llama “lesión crónica de tobillo” que, a la larga, le hizo perderse toda la pasada temporada, pese al intenso trabajo coordinado por el cuadro médico del conjunto ché.

Ya el pasado verano, regresó al Atlético de Madrid, que decidió rescindirle el contrato. Entonces se marchó a Brasil para tratar de recuperarse y poder volver a jugar en Europa, donde tiene un magnífico cartel: equipos como el Nápoles o el Fenerbahce preguntan por él. Mientras tanto, en septiembre, se sometió a una artroscopia con el prestigioso doctor Niek van Dijk, considerado el mayor experto del mundo en lesiones de tobillo, y que ha operado, entre otros, a Cristiano Ronaldo.

En su ‘Floripa’ natal, Siqueira ha trabajado duro en su recuperación y hace unos días tomó la decisión de marcharse dos meses a Lisboa para ponerse en manos de un fisioterapeuta de su confianza, al que conoció de su etapa en el Benfica, y que le está ayudando en su recuperación. Y lo hace con la promesa que le ha hecho a su hijo de que le verá de nuevo en los terrenos de juego.

Ilusionado

Siquiera destila optimismo en sus palabras, como siempre, y por eso cree que esta nueva etapa en Portugal le va a servir para estar en condiciones de jugar la próxima temporada. “Ahora mismo solo estoy trabajando con el fisioterapeuta, no he hecho trabajo en el campo ni con balón. Estoy mejor de la lesión tras la artroscopia. Ahora necesito un trabajo muy intenso con el fisio y en dos meses empezaré con el balón“, dice el brasileño, que explica que “el fisio es muy bueno y ve muy necesario el trabajo de manipulación en el tobillo y su fortalecimiento”.

“Tenemos plena confianza en que la próxima temporada podré volver a los terrenos de juego. Estoy seguro de que esta persona me hará volver a jugar al fútbol, junto a todas las demás personas que me han ayudado en Brasil, que han sido muchas las que me siguen, me acompañan y me ayudan”, asegura con convicción.

El Granada CF

El futbolista de Florianópolis sigue la información diaria del Granada, “aunque ha sido complicado ver los partidos en Brasil, pero los escucho por la radio y voy viendo el partido minuto a minuto. En las últimas semanas el equipo ha bajado un poco a nivel de resultados. Y por lo que veo y leo, también las prestaciones. Es un momento delicado de la temporada, donde la gente tiene que estar con el equipo, aunque haya cabreo o reproches, pero es un momento donde la parte anímica vale muchísimo y creo que estos jugadores tienen que estar con la confianza necesaria para poder ganar los partidos y, consecuentemente, estar entre los seis primeros para jugar el playoff”.

Y, como rojiblanco de corazón, no oculta la ilusión que le haría volver a vestir algún día la camiseta rojiblanca porque, como él mismo afirma, “allí estoy en casa. Claro que es una realidad diferente y entiendo el momento del club, pero si me llamasen seguro que me sentaría a hablar con ellos. No se trata de la categoría en que esté o el tema económico, sino el cariño que la gente de Granada siempre me ha mostrado. Nunca olvidaré esos gestos de aprecio de la gente, incluso, cuando he jugado en Los Cármenes con otro equipo. Es un club con el que siempre estaré dispuesto a hablar porque como en Granada no me he sentido igual en ningún otro sitio. Me siento en casa”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Centro de preferencias de privacidad

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?