Domingo, 26 Marzo, 2017

Síndrome de los pies calientes, ¿qué es?

Es una de las patologías más sufridas por los ciclistas o aficionados a la bicicleta

Rita M. Marín | @marinruiz_rita


image_print

¿Duele alguna vez la planta del pie mientras se práctica bicicleta? Un dolor sordo en toda la planta, como cuando unos zapatos quedan pequeños. Levantas el pie del pedal, y se apoya de manera diferente y parece que se alivia. ¿Os es conocido? Pues bien, ese dolor es lo que se conoce como el síndrome de los pies calientes.

En la mayoría de las ocasiones, ese dolor sordo en la planta del pie y los dedos se produce porque los nervios que pasan entre los huesos metatarsianos están comprimidos. Puede ocurrir por varios motivos, desde que la presión del pedaleo no se esté concentrando demasiado en una parte del pie a que los zapatos nos queden pequeños. Lo bueno es que, una vez sabemos por qué pasa, tiene una solución bastante sencilla.

Zapatos demasiado estrechos. Es decir, llevas el pie apretado y por tanto los nervios comprimidos. Atención, puede ocurrir que los zapatos sean del tamaño adecuado pero que en días de calor nuestro pie se hinche y el zapato lo apriete. En este caso la solución pasa por o cambiar los zapatos cerrados por otros con más ventilación tipo unas sandalias, o bien ponerse calcetines finos y/o cambiar la plantilla por otra más fina para hacer hueco al pie hinchado.

La cala está mal posicionada. Si llevas calas, los enganches automáticos, y están demasiado adelantadas, harás una fuerza excesiva con la parte delantera del pie, lo cual puede producir dolores. Para distribuir bien la presión de la pedalada por todo el pie lo suyo es que las calas estén colocadas de manera que el centro de la almohadilla de tu dedo gordo coincida con el eje del pedal. Si la tienes así y te sigue molestando puedes incluso retrasarla un poco más. Entre los corredores de ultrafondo hay hasta quien le hace unos agujeros extra a sus zapatillas.

La suela de la zapatilla es demasiado blanda y se puede clavar la cala, el pedal o algún tornillo que haya por ahí suelto. Aunque las zapatillas sean de bici, si tienen suela multiusos, ésta se irá ablandado con el tiempo.

Pies de mala calidad. Hay varios tipos de pies que dan problemas:

Los cavos, con mucho arco. Las molestias son especialmente posibles si se usan zapatillas con mucho tacón. En estos casos lo que recomiendan los expertos es buscar unas zapatillas más planas y/o recurrir a plantillas con una barra metatarso metatarsal, es decir, un apoyo para el arco interno del pie.

Pies varos, es decir, que si te sientas con las piernas colgando, el dedo meñique queda más bajo que el gordo. El 87% de los pies son así, según la Guía Médica Completa para ciclistas, pero no a todo el mundo esto le produce problemas. Al igual que los pies cavos si esta es la causa de tus molestias se soluciona recurriendo a plantillas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *