Viernes, 20 enero, 2017

Sindicato Profesional de Justicia denuncia la “deplorable situación laboral del Edificio Judicial de La Caleta”

Se ponen de manifiesto graves problemas de ventilación, temperaturas, humedad y contaminación acústica en un edificio que catalogan como "edificio enfermo"

Edificio Judicial Caleta | Archivo
Gabinete


image_print

En el día de hoy, SPJ-USO (Sindicato Profesional de Justicia) ha presentado una denuncia ante la Inspección de Trabajo, poniendo de manifiesto los graves problemas de ventilación, temperaturas, humedad y contaminación acústica del edificio judicial “Telefónica” de La Caleta, que puede ser catalogado técnicamente de edificio enfermo.

Desde largo tiempo atrás se ha puesto de manifiesto ante la Delegación de Gobierno de la Junta de Andalucía la difícil y antihigiénica situación laboral que soportan diariamente los trabajadores allí destinados, en un edificio con un enorme tráfico diario de personas, y donde no cabe una ventilación natural (toda vez que es imposible abrir una ventana), siendo la ventilación artificial absolutamente deficiente e insuficiente, provocando la acumulación de contaminantes de origen variado y la sensación constante de ambiente cargado.

Igualmente, la temperatura que se soporta en dicho edificio está fuera de lo legalmente estipulado, con estancias muy calurosas y otras frías, provocando el conocido como estrés térmico. A lo anterior se une la aglomeración de personas en las dependencias exiguas del Registro Civil y de los Juzgados de Familia, donde se hacinan a la espera de su turno o de su vista en poquísimos metros cuadrados.

Todo lo expresado ha provocado muchos cuadros de problemas en las vías respiratorias, alergias, problemas dérmicos, siendo dichos cuadros clínicos exponencialmente exagerados con respecto a los funcionarios que trabajan en otros edificios judiciales.

La propia Administración Autonómica responsable de que las condiciones laborales en dicho edificio sean las adecuadas, llegó a pedir presupuesto para proceder a la instalación de ventanas que se pudieran abrir al objeto de conseguir una mejor ventilación, habiendo dejado en punto muerto dicha medida ante la tan socorrida solución de la imposibilidad presupuestaria, permitiendo que diariamente funcionarios, profesionales de la justicia y administrados, en definitiva, una gran cantidad de personas, respiren un aire pernicioso y soporten temperaturas insufribles, con los consiguientes efectos negativos para su salud.

Junto a la propia denuncia que presenta SPJ-USO, se ha acompañado un informe médico acreditativo de la gran cantidad de patologías que presentan diversos profesionales que trabajan diariamente en dicho edificio, y viene avalado por la firma de la práctica totalidad de funcionarios de justicia que trabajan en tan inhóspito edificio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *