Jueves, 21 Septiembre, 2017

            

Simulaciones avalan que hay planetas binarios como la Tierra

Las estrellas binarias, o dos estrellas que orbitan entre sí, son muy comunes en toda la galaxia, la Vía Láctea



image_print

Investigadores creen posible la existencia de planetas como la Tierra orbitando entre sí alrededor de estrellas distantes.

Los planetas de nuestro sistema poseen muchas lunas orbitando alrededor. Algunas son tan grandes como planetas. Por ejemplo, Ganímedes, luna más grande de Júpiter, es más grande que Mercurio, y mide las tres cuartas partes del diámetro de Marte. Además, a veces las lunas son casi tan amplia como sus mundos; La luna más grande de Plutón, Caronte, es aproximadamente la mitad del diámetro del planeta enano. Esto plantea la intrigante posibilidad de planetas del mismo tamaño que Podrían orbitan entre sí.

Las estrellas binarias, o dos estrellas que orbitan entre sí, son muy comunes en toda la galaxia, la Vía Láctea. Algunos de estos sistemas son de dos estrellas, incluso conocidos por albergar exoplanetas. Los asteroides binarios existen incluso en el sistema solar, pero los planetas dobles o binarias del tamaño de la Tierra implican mundos que actualmente son sólo ciencia ficción.

Estos mundos binarios podrían ser reales si orbitan una estrella lo suficientemente cerca como para interactuar gravitacionalmente. Para ver si esta tesis es posible, investigadores simularon dos planetas rocosos como el nuestro interactuando el uno con el otro.

Modelaron cada mundo formado por más de 10.000 partículas y variaron la velocidad de los planetas y los ángulos de sus enfoques y realizaron unas dos docenas de simulaciones. Sin embargo a menudo las condiciones de simulación daban como resultado la colisión, la fusión o la acreción en un planeta más grande y dejando atrás a veces un disco de escombros o una luna. También, en algunas simulaciones, los planetas chocaron a altas velocidades.

UN TERCIO DE SIMULACIONES LO AVALAN

Sin embargo, alrededor de un tercio de las simulaciones resultó en la formación de planetas binarios, incluyendo aquí colisiones lentas o simples roces entre planetas.

“Anteriormente, el único resultado esperabale de un impacto de este tipo era la separación o la acreción – es decir, los dos cuerpos, o bien no se quedan juntos o se fusionan en uno solo, creando a veces un disco de escombros”, explicó el coautor del estudio Keegan Ryan, estudiante de pregrado en el Instituto de Tecnología de California en Pasadena.

“Nuestros resultados sugieren la posibilidad de otro resultado. Los cuerpos planetas binarios permanecen mayormente intactos y amarrados entre sí”, declaro a Space.com.

Es0s planetas binarios estarán extraordinariamente cerca de uno de otro, separados por una distancia de aproximadamente la mitad del diámetro de cada uno de los mundos. Con el tiempo, la velocidad a la de ambos planetas les haría girar al unísono, con cada mundo dando solo una cara hacia su compañero.

Estos binarios pueden persistir durante miles de millones de años, dicen los investigadores, siempre y cuando se formen al menos a media unidad astronómica de distancia de sus estrellas madre: lo suficientemente lejos para que la atracción gravitacional de la estrella no perturbe el sistema planeta binario.

Ryan y sus colegas Miki Nakajima y David Stevenson presentaron sus hallazgos el 11 de noviembre en la reunión de la División de Ciencias Planetarias de la Sociedad Astronómica Americana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *