Miércoles, 29 Marzo, 2017

Silencio del PSOE andaluz ante la incorporación de Irene Lozano

Susana Díaz no hizo declaraciones ni antes ni después de la reunión del Comité Federal del partido, algo que no suele ocurrir

Pedro Sánchez, secretario general del PSOE | Foto: PSOE


image_print

El PSOE ha aprobado este sábado por amplísima mayoría sus candidaturas al Congreso y al Senado para las próximas generales, pese al ruido interno que generó la incorporación a última hora de la exdiputada de UPyD Irene Lozano. Lo ha hecho en un Comité Federal en el que algunos ‘barones’ han tratado de rebajar la tensión, destacando el gesto aperturista que supone esta inclusión, pero en el que ha llamado la atención el silencio de la federación andaluza.

El secretario general, Pedro Sánchez, ha evitado la polémica y no ha aludido en ningún momento a la incorporación de Lozano como ‘número cuatro’ en la lista del PSOE por Madrid, aunque en su primera intervención ha expresado su gratitud a todos los candidatos, a los “de dentro y fuera del partido”.

Cuando Sánchez ha pronunciado estas palabras no estaba en la sala la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz. La reunión, convocada para las 10.00 horas, ha comenzado pasadas las 10.30 y la líder de los socialistas ha llegado quince minutos después. Ni al entrar ni al salir ha quedido hacer declaraciones a los periodistas, algo que no suele ocurrir.

Tampoco ha hablado dentro de la reunión, una vez que ha comenzado el debate a puerta cerrada, y ningún socialista andaluz ha pedido la palabra. De hecho, sólo ha habido nueve intervenciones además de la del secretario general y entre ellas sólo han estado la de cuatro ‘barones’: el catalán, Miquel Iceta, la vasca, Idoia Mendia, la madrileña, Sara Hernández, y el castellano-leonés, Luis Tudanca.

Según han indicado fuentes socialistas, nadie dentro ha criticado el fichaje de Lozano y sólo ha habido menciones favorables. Así, tanto la líder de los socialistas madrileños como el alcalde de Fuenlabrada, Manuel Robles, han destacado el aperturismo de su federación.

RECUERDAN QUE ROSA AGUILAR TAMBIÉN CRITICÓ AL PSOE

Además, Robles ha recordado que el PSOE ya ha hecho en otras ocasiones incorporaciones de dirigentes, como la ex alcaldesa de IU y luego exministra Rosa Aguilar, que también habían sido “muy críticos” con el PSOE. La cordobesa ahora es consejera de la Junta de Andalucía.

El secretario general del partido ha agradecido a puerta cerrada la “generosidad” de los socialistas madrileños y, después, ha lanzado un mensaje que muchos han entendido como respuesta, o explicación, de la inclusión de Irene Lozano: “El PSOE no es patrimonio exclusivo de sus militantes, sino de la mayoría de los ciudadanos progresistas que quieren cambiar España”.

De esta manera, ha respondido al malestar interno que provocó su decisión, que se conoció pocas horas antes de reunir a la Comisión Federal de Listas, especialmente en Andalucía, Extremadura y Asturias.

Sin embargo, Andalucía sólo ha hecho patente este sábado un silencio que algunos han calificado como “atronador”. Los socialistas andaluces no han querido hablar ni dentro ni a los micrófonos fuera, un día después de que el secretario general del PSOE andaluz, Juan Cornejo, se ausentara de la votación del dictamen de la Comisión Federal de Listas, para no avalar la inclusión de Lozano, por las duras críticas que ha lanzado a su región en el pasado

“El silencio también es un mensaje”, se comentaba en los corrillos socialistas. A esta postura se ha sumado el diputado vasco Eduardo Madina, que disputó el liderazgo del partido a Pedro Sánchez y que comparte lista con Irene Lozano, como número siete por Madrid.

Tampoco ha habido criticas de socialistas asturianos. Su secretario general y presidente de la comunidad, Javier Fernández, no ha asistido al encuentro, una ausencia que, según fuentes próximas a él, no tiene nada que ver con las listas. De hecho, aseguran que este domingo estará en el mitin en el que se presentará a todos los candidatos.

Dos miembros asturianos de la Comisión Federal de Listas expresaron ayer su “sorpresa” por la incorporación de Irene Lozano y su “malestar” por las críticas que la exdirigente magenta lanzó en el pasado contra el Gobierno socialista de Asturias. Este sábado, la cabeza de lista por el Principado y miembro de la Ejecutiva federal, Adriana Lastra, ha dicho entender esta posición pero ha recalcado que está convencida de que Lozano ha cambiado de opinión.

LUZ RODRÍGUEZ, DESPLAZADA POR LOZANO, NO ACUDE A LA REUNIÓN

Además de Javier Fernández, a la cita de este sábado ha faltado el presidente de Aragón, Javier Lambán, por motivos de agenda. Y tampoco ha estado la secretaria de Empleo del PSOE, Luz Rodríguez, que ayer fue ‘trasladada’ desde la lista de Madrid a la candidatura de Guadalajara, dejando así el hueco del ‘número cuatro’ para Irene Lozano.

Sí ha acudido y ha hablado el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, que este viernes fue el primero en hacer público su malestar con Irene Lozano, al asegurar que “lo primero” que tiene que hacer es “pedir disculpas” a los socialistas que se han sentido “ofendidos” por sus palabras estos años.

Este sábado, ha insistido en su “discrepancia”, pero ha asegurado que está convencido de que Pedro Sánchez ha tomado su decisión pensando en “lo mejor” para el PSOE y para sus “resultados electorales”. Eso sí, ha recalcado su partido tiene 136 años de historia y esto “no lo ha conseguido ni por sus dirigentes ni por sus fichajes”, sino por “la fuerza de sus ideas”.

El resto de dirigentes territoriales ha destacado que la incorporación de Lozano demuestra el “aperturismo” del PSOE. Y han defendido que las “disculpas” que pedía Vara están “implícitas” en el paso que ha dado la exdirigente magenta.

Con todo, fuentes de la dirección socialista han apuntado que Lozano podría tener un gesto en este sentido en los próximos días. En todo caso, insisten en que la exdiputada de Rosa Díez ha dejado clara su confianza en el proyecto socialista y están convencidos de que la decisión va a tener el respaldo de la mayoría.

Los ‘barones’ que han apostado por cerrar filas públicamente han destacado que el PSOE es “un partido con vocación mayoritaría y con capacidad de inclusión”. Así lo ha señalado el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, que ha pedido “un voto de confianza” para el líder de los socialistas.

Por su parte, el presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, considera “algo positivo” que Lozano se sume al proyecto socialista, mientras que la presidenta de Baleares, Francina Armengol, cree que es una “apuesta valiente”, que también han apoyado el secretario general del PSOE gallego, José Ramón Gómez Besteiro, y la líder de los socialistas madrileños, Sara Hernández.

No ha hecho declaraciones Idoia Mendia, que dentro de la reunión ha defendido el Concierto y el cupo vasco. Sánchez ha respondido asegurando que no hay debate en el PSOE sobre este asunto.

Así las cosas, las listas se han aprobado con una amplia mayoría entre los cerca de 250 asistentes al Comité Provincial, con seis abstenciones y tres votos en contra, por parte de miembros de Izquierda Socialista.

El exdirigente de esta corriente interna José Antonio Pérez-Tapias ha explicado a Europa Press que su voto en contra de las listas responde a su rechazo total a los “modos y procedimientos” con los que se han elaborado y a una demanda “de juego limpio”.

Pérez Tapias ha lamentado la “carencia democrática” y de participación con la que, a su juicio, se han hecho las candidaturas para las elecciones generales del PSOE que, “a última hora”, incorporando a última hora a Irene Lozano. “Es una falta de cortesía democrática”, ha subrayado.

Además, se ha mostrado opuesto al fichaje de Lozano porque, en su opinión, tiene “difícil explicación”, y ha recordado que la noticia se conoció antes de que se diese de baja de la formación magenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *