Jueves, 27 Julio, 2017

            

Sierra Nevada genera 411 millones por temporada y crea más de 8.500 empleos

Un estudio elaborado por la Universidad de Granada destaca como la Estación de Esquí de Sierra Nevada supone un baluarte económico para la provincia, tanto desde el punto de vista de ingresos, como creación de empleo y destaca como el grupo empresarial de Cetursa tiene una autonomía financiera consolidada

Aspecto de Sierra Nevada esta mañana, tras la primera nevada / Nacho Tinaut


image_print

Las primeras nieves de Sierra Nevada han traído la presentación de un estudio elaborado por la Universidad de Granada que analiza el impacto económico que la Estación de Esquí supone en la provincia. Sierra Nevada genera un movimiento económico por temporada de más de 411 millones de euros, así lo refleja la investigación realizada por un grupo de expertos de la UGR de Economía Pública y Globalización, dirigido por el catedrático Juan de Dios Jiménez.

Mediante la metodología de tablas Input-Output, el informe estima la autonomía financiera de Cetursa y calcula que los 46,8 millones de inversión ejecutados con fondos propios en las últimas cinco temporadas han generado 74 millones en el tejido productivo andaluz. Solo Cetursa sostiene el 19.05% del capítulo de ingreso del presupuesto de Monachil, el principal ayuntamiento afectado por su actividad.

Estas cifras repercuten en la creación de 8.592 empleos durante la temporada, lo que se correspondería a 4.515 anualizados, el 1,6% de los ocupados de la provincia. Al margen de estos impactos positivos que los deportes de invierno y el turismo generan en la provincia, la propia actividad de Cetursa crea riqueza, toda vez que esta empresa emplea a trabajadores residentes en 71 municipios de la provincia. De la misma forma, el informe destaca que Cetursa contrata con proveedores localizados en 36 municipios de la provincia de Granada, lo que genera en ellos actividad y empleo.

PERFIL DE LA DEMANDA

Este estudio también señala que, aún en este complicado contexto económico, el número de visitantes llegados a la Estación de Esquí se ha mantenido en cifras similares a los datos de las últimas temporadas. En la última época, 918.000 visitantes han disfrutado de las instalaciones de la estación.

“Mucho más que una Estación saturada interesa que Sierra Nevada maximice su impacto económico en el entorno y ofrezca una experiencia de calidad que haga repetir al usuario, y según los datos recepcionados, este es el camino que está recorriendo Sierra Nevada y todos los que trabajan por consolidarla, y hacer sentir al visitante, tanto si es esquiador, como simple turista, que está en un lugar único”, ha explicado el director del estudio, Juan de Dios Jiménez.

En este sentido, también se ha explicado que poco a poco se está afianzando el producto de verano, vinculado a diversos eventos deportivos y culturales, que han incrementado la vida en la estación durante los meses estivales, permitiendo la creación de nuevas líneas de negocio por parte de los empresarios.

“Además, este año”, tal y como explica Jiménez, “se genera un excedente que se reinvierte en la propia Estación y que le permite consolidar inversiones, modernizándola e impulsando actividad en las empresas del entorno. Por lo tanto, de forma autónoma y sin coste para el ciudadano, Cetursa Sierra Nevada genera una actividad que representa en torno al 1,48% del Valor Añadido Bruto provincial”.

¿CÓMO SE PRESENTA EL FUTURO?

Aún siendo estos datos tremendamente positivos, Sierra Nevada se enfrenta a importantes retos de futuro. “La necesidad de mantener la competitividad internacional, ofreciendo un producto atractivo capaz de movilizar visitantes desde distancias lejanas”, ha explicado Jiménez.

Además, los autores del estudio han señalado que la Estación de Esquí y Montaña debe ser “capaz de sacar rendimiento a las infraestructuras de transporte de la provincia, tanto las consolidadas como las que en un corto plazo se finalizarán”.

SIERRA NEVADA HOY

Después de la primera nevada de ayer, un total de 60 cañones de producción de nieve artificial funcionan desde la madrugada de este miércoles en Sierra Nevada, aprovechando las bajas temperaturas y la nevada de los últimos días, que ha dejado un manto blanco en la estación de esquí, mejorando sus condiciones con vistas a la inauguración de la nueva temporada invernal, prevista para el día 29.

El sistema comenzó a funcionar justo después de que se registrara una nevada de entre 5 y 10 centímetros de nieve, y cuya cota más baja se situó en torno a los 2.100 metros, por lo que Pradollano acabó cubriéndose de nieve durante la tarde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *