Domingo, 24 Septiembre, 2017

            

Secretaria de Cortes de Baza admite que malversó fondos públicos para ayudar a empresa de su marido

En la causa también está acusado su marido, para el que el fiscal reclama un año y medio de prisión por un posible delito continuado de receptación

Imagen de archivo del Ayuntamiento de Baza | Foto: Archivo GD
E.P.


image_print

La que fuera secretaria-interventora interina del Ayuntamiento de Cortes de Baza (Granada) ha admitido este martes que malversó fondos públicos, engordando su propia nómina y haciendo transferencias de fondos municipales a sus cuentas más de 200.000 euros para ayudar a la empresa de su marido, ‘Viajes Occidente’, que en ese momento estaba atravesando dificultades económicas.

Así se ha pronunciado en el juicio que se ha celebrado en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Granada, donde la Fiscalía ha mantenido su petición de pena para la procesada, Rosa M.R.C., de nueve años y ocho meses de prisión, multa de 10.800 euros, inhabilitación absoluta por ocho años y diez meses e inhabilitación especial por cinco años por un posible delito continuado de malversación de caudales públicos y otro continuado de falsedad en documento oficial cometido por funcionario público.

En la causa también está acusado su marido, Antonio J.P.G., para el que el fiscal reclama un año y medio de prisión por un posible delito continuado de receptación.

“No sé por qué se me ocurrió y empecé a hacer las transferencias, siempre con la idea, que mantengo en la actualidad, de devolver el dinero”, ha dicho la acusada, que ha reconocido que aumentó la nómina que cobraba u que además realizó transferencias a sus cuentas en función de las “necesidades que iban surgiendo a la empresa de su marido”.

Según ha afirmado, así actuó hasta 2012, sin contarle a su esposo de dónde procedía el dinero, y sólo le informaba de que era de la familia. Sí le dio más detalles de una transferencia a sus cuentas de 26.000 euros, que le aseguró que procedían de un acuerdo con el Ayuntamiento, al que le devolvería los fondos cuando vendieran unos terrenos de herencia de su padre.

“Confesé al Ayuntamiento, lo he reconocido desde primera hora y nunca quise enriquecerme”, ha señalado la procesada, que ha explicado que ella no alteraba documentos, sino que sólo introducía órdenes de pago que no le correspondían, algo que se descubrió tras una auditoría realizada por CajaGranada. Fue entonces cuando buscó a un compañero y redactó un documento en el que se reconocían los hechos.

Tras aquello, según ha indicado ante el tribunal, se tuvo que ir de Andalucía, y ahora trabaja en Castilla y León en distintos ayuntamientos, y su intención es ahora devolver lo malversado. “Pido que se nos ayude a devolver lo que debo, no tuve que haberlo hecho y me arrepiento, porque desde entonces vivo una vida surrealista, pero quiero pagar hasta la última peseta al Ayuntamiento”, ha mantenido.

Su esposo, por su parte, también ha reconocido los hechos, y ha explicado que nunca tuvo conocimiento de que el dinero procedía de los fondos del Ayuntamiento, salvo por la transferencia de 26.000 euros que su mujer le indicó.

“Estás tan metido hasta el cuello que no ves cosas evidentes, crees que lo que te dicen es real”, ha señalado el hombre, que ha incidido en que intentaron devolver el dinero sobre la marcha cuando su esposa confesó pero que no lo lograron. No obstante ha dicho que pese a estar “terriblemente mal hecho”, nunca han intentado enriquecerse, ni con viajes, ni con lujos de ningún tipo.

Como testigos, ha comparecido la actual secretaria en el Ayuntamiento, que ha indicado que la situación económica de las arcas públicas que ella se encontró fue “caótica”, con sanciones y recargos de Hacienda a las que no podía hacer frente Cortes de Baza al no disponer de fondos.

También el trabajador contratado para elaborar las nóminas ha indicado que a él le sorprendió la elevada nómina de la secretaria, de cerca de 5.000 euros brutos al mes, además de pagas extras, pero que él sólo recibía instrucciones y nunca hizo ninguna pregunta al respecto.

El juicio ha quedado visto para sentencia después de que la Fiscalía, la acusación particular y la defensa hayan elevado a definitivas sus conclusiones provisionales y hayan leído ante el tribunal sus informes.

ACUSACIÓN DE LA FISCALÍA

Según la acusación del Ministerio Público, entre febrero del año 2009 y marzo del año 2013, la procesada, en su condición de secretaria-interventora interina de la corporación municipal del Ayuntamiento de Cortes de Baza sustrajo, “con ánimo de enriquecimiento injusto y para atender fundamentalmente las necesidades de liquidez de la empresa” en la que es el administrador único su marido, fondos o cantidades del erario de la entidad local.

Lo hizo mediante dos formas: la manipulación de las órdenes de pago de los salarios de los funcionarios municipales o mediante la realización de distintas transferencias de la cuenta del Ayuntamiento a las de los dos procesados.

En cuanto al primer método, la secretaria, antes de presentar las órdenes de pago a la entidad pagadora, cambiaba el primer folio y lo sustituía por otro en el que cada mes o bien se duplicaba la partida que le correspondía o bien añadía a la misma una segunda cantidad incrementando de esta manera el importe del salario que debía cobrar.

También realizó transferencias (al menos seis) de distintas cantidades desde la cuenta que el Ayuntamiento tenía abierta en una entidad financiera a otras de titularidad de los dos acusados, si bien inicialmente se ocultó esa titularidad haciendo constar en su lugar como beneficiario el nombre del Ayuntamiento de Cortes de Baza.

La cantidad sustraída total alcanzó el importe de 212.425,76 euros, aunque los acusados han devuelto 136.027,12 a fecha 26 de junio de 2014, de manera que quedarían 76.398 por devolver.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *