Jueves, 27 Julio, 2017

            

Sebastián Pérez impulsa la recuperación de la Casa Cuna de la Diputación de Granada

El proyecto cuenta con una inversión prevista de 490.000 euros y recuperará toda la planta baja y el semisótano para poder volver a darles utilidad

Gabinete


image_print

El presidente de la Diputación de Granada, Sebastián Pérez, ha impulsado la recuperación de uno de los edificios más emblemáticos de provincia, la Casa Cuna. Situada en el complejo de los centros sociales de la Institución Provincia, ubicados en la unión de los términos municipales de Armilla y Ogíjares, la Casa Cuna va a ser remodelada en el marco de un proyecto en el que está prevista una inversión de 490.000 euros.

“En esta Casa Cuna miles de niños huérfanos de la provincia de Granada, desde final del siglo XIX, se criaron, se formaron y se educaron”, ha explicado Sebastián Pérez que ha indicado que el edificio simboliza la labor de la Diputación “que ha estado siempre, durante dos siglos, al servicio de los que más lo necesitaban”.

Los técnicos del área de Fomento han trabajado con “celo y esmero” en el proyecto de rehabilitación y arreglo de esta Casa Cuna para “ponerla al servicio de todos los ciudadanos de la provincia de Granada”, ha indicado Sebastián Pérez tras una visita con la diputada delegada de Economía y Fomento, Inmaculada Hernández.

El proyecto de conservación e instalaciones afecta a la planta baja de la Casa Cuna renovándose parte de los revestimientos interiores, las instalaciones y la carpintería exterior.

El edificio está compuesto por dos plantas sobre rasante con tres alas perpendiculares al módulo principal, dos en los laterales con un sótano bajo rasante y uno en la parte central, en la que se ubica una capilla. La planta baja se eleva sobre la rasante accediendo a ésta mediante una escalinata en la parte delantera y rampa en la parte posterior. La comunicación vertical de las dos plantas se realiza mediante una escalera situada en el ala  derecha.

La estructura está formada por muros de carga de ladrillo macizo, sin revestimientos en el exterior, y forjados con vigueta metálica y entrevigado cerámico. Las cubiertas son inclinadas con la formación de pendientes mediante cerchas de madera y tablazón sobre los que se coloca la cobertura mediante teja curva árabe. Se reponen también todos los sistemas eléctricos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *