Lunes, 23 Octubre, 2017

            

Se rompen las negociaciones del convenio de Hosteleria y los sindicatos convocan huelga para agosto

Los sindicatos UGT y CCOO han roto las negociaciones del convenio provincial de Hostelería de Granada y han convocado una huelga en el sector que se hará efectiva a finales de agosto y principios de septiembre.

E.P


image_print

Los responsables provinciales de Hostelería de CCOO, Elvira Martínez, y de UGT Granada, Francisco Jiménez, han explicado en un comunicado que la ruptura de las negociaciones se acordó en una asamblea el pasado 29 de abril, en la que además se refrendó la convocatoria de huelga.

Durante los próximos meses se celebrarán asambleas informativas en los centros de trabajo y aún queda por fijar el acto de conciliación en el Servicio Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales (Sercla) previo a huelga.

Los sindicatos han recordado que se trata de la primera vez en la historia de las negociaciones que los empresarios denuncian el convenio para su negociación, lo que ocurrió el pasado 30 de octubre.

A continuación, el 5 de febrero, se constituyó la comisión negociadora y tras seis reuniones los sindicatos han decidido romper las conversaciones al no haber alcanzado acuerdo ninguno, lo que achacan a las “pretensiones empresariales de adaptar, de forma perversa, la reforma laboral al convenio colectivo”.

Acusan a la patronal de querer eliminar muchos derechos adquiridos por los trabajadores del sector durante más de 30 años, además de proponer una rebaja económica que, entre bajada de las nóminas, eliminación de pluses, aumento de jornada, eliminación de festivos, vacaciones y eliminación de descansos, equivale a un 30 por ciento del salario.

Los sindicatos mantienen que las pretensiones de la patronal al inicio de la negociación eran “inaceptables”, puesto que suponía retrotraer las condiciones laborales y económicas del convenio más de treinta años atrás, cuestión que ha dificultado el proceso de negociación.

Entre ellas se han referido a una bajada salarial del 10 por ciento, la retirada del plus de antigüedad o de días de descanso; la distribución irregular del 10 por ciento de la jornada anual, que la patronal quiere aumentar al doble; además de eliminar los cinco días que se generan por trabajar en festivos, así como rebajar en un 25 por ciento el precio estipulado para festivos en el actual convenio.

Ambos sindicatos advierten de que los convenios “se negocian para mejorarlos”, matizando que las empresas ya cuentan con las herramientas facilitadas por la reforma laboral para adaptarse de forma particular si están en problemas económicos y que están dispuestos a negociar siempre que los trabajadores no pierdan derechos adquiridos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *